OTRAS FUENTES

COVID-19, escenario perfecto para teorías de conspiración

covid-19-escenario-perfecto-para-teoriacuteas-de-conspiracioacuten
Curación de Contenido por Gloria Remírez

La pandemia de COVID-19 les ha dado a los grupos defensores de teorías de conspiración una plataforma más grande que nunca antes, generando ello lo que la Organización Mundial de la Salud considera una “epidemia” de desinformación sobre la COVID-19.

Axel Bruns, Stephen Harrington y Edward Hurcombe, los tres de la Universidad Tecnológica de Queensland en Australia, han presentado los resultados de un estudio acerca de la difusión a través de Facebook de una de estas teorías de conspiración, concretamente la de que toda o gran parte de la culpa de la COVID-19 la tiene la tecnología 5G (tecnología de telefonía móvil de quinta generación). Según esta absurda y peligrosa creencia, la tecnología 5G puede causar o exacerbar los síntomas de una infección viral severa.

“Grupos previamente existentes de defensores de teorías de conspiración se han subido al carro de COVID-19 y han adaptado sus teorías de conspiración a la pandemia, para argumentar que el brote de coronavirus justifica y demuestra sus afirmaciones”, destaca Bruns. “Si estás en contra del despliegue de la 5G, por ejemplo, entonces la relacionas con la COVID-19. Otras teorías de conspiración relacionadas con la COVID-19 incluyen afirmaciones de que fue desarrollada en un laboratorio en Wuhan, o que es una artimaña de un ‘gobierno mundial’ secreto para suprimir libertades civiles”.

Bruns, Harrington y Hurcombe centraron su investigación en el rumor de la relación entre la COVID-19 y la tecnología 5G debido a que de entre todas las historias de desinformación relacionadas con la COVID-19, las que culpabilizan a la tecnología 5G han generado los impactos más inmediatos y visibles. Por ejemplo, en abril, torres de telefonía móvil en el Reino Unido, los Países Bajos y otros lugares fueron atacadas.

[Img #61343]

La pandemia de COVID-19 se ha convertido en un escenario perfecto para la circulación desenfrenada de teorías de conspiración, incluyendo la de que la tecnología 5G tiene toda o buena parte de la culpa de la pandemia. (Imagen: QUT Marketing and Communication)

Hurcombe explica que al principio mucha de la información errónea y desinformación del tema COVID/5G se propagó exclusivamente por circuitos muy específicos, llegando tan solo a las comunidades ya existentes de creyentes en teorías de conspiración. También se difundió desde el principio en una amplia gama de idiomas, pero el contenido en inglés contribuyó de manera más destacada a su difusión. “Encontramos que los cierres y otras restricciones gubernamentales parecían conducir a un aumento de la desinformación sobre COVID/5G; esto puede deberse a que la gente sospechaba de intereses ocultos tras esas medidas, pero también puede ser simplemente una consecuencia de que la gente tenía más tiempo libre para buscar en los medios sociales contenidos relacionados con el coronavirus”.

Harrington señala que celebridades como la cantante Keri Hilson y el actor Woody Harrelson desempeñaron un papel importante en la amplificación de la desinformación y la propagación de la desinformación más allá de las comunidades ya establecidas de creyentes en teorías de conspiración. También contribuyeron a esto algunos deportistas así como ciertos predicadores y políticos extremistas o marginales. (Fuente: NCYT de Amazings)