SOCIAL

El asistir a la iglesia está vinculado a un menor riesgo de muerte en mujeres

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Un nuevo estudio encontró una correlación entre la frecuencia de asistencia a los servicios religiosos y un menor riesgo de muerte en mujeres.

Mientras que la práctica religiosa es común en los Estados Unidos, los efectos de la práctica religiosa en la salud no han sido muy estudiados.

Las Dras. Tyler J. Vander Weele,  y Shanshan Li, coautoras del estudio, de la Universidad de Indiana, utilizaron datos del Estudio de Salud de Enfermeras, donde existe un análisis que  examina  la asistencia a servicios religiosos y la posterior muerte en las mujeres. La asistencia a los servicios religiosos se evaluó entre los años 1992 a 2012; y el análisis de estos  datos se llevaron a cabo a entre los años  1996-2012,  con un seguimiento total 16 años.

De las 74,534 mujeres estudiadas 14.158 reportaron asistir más de una vez a la semana, 30.401 asistieron  una vez por semana, 12.103 asistieron menos de una vez por semana y 17.872 reportaron que nunca asistieron a un servicio religioso.

La mayoría de las participantes en el estudio eran católicas o protestantes. Las mujeres que asistieron a servicios religiosos con frecuencia tenían menos síntomas depresivos, eran menos propensos a sofocarse y tenían más probabilidades de estar casadas.

Entre las 74,534 mujeres, hubo 13,537 muertes.  Dentro de este número de fallecimientos, 2.721 fue por enfermedades cardiovasculares y 4.479 por cáncer.

En concreto, las mujeres que asistían a servicios religiosos más de una vez por semana tenían un 33 por ciento de menor riesgo de muerte durante los 16 años de seguimiento en comparación con las mujeres que nunca asistieron a servicios religiosos.

Las mujeres que asistían más de una vez a servicios religiosos semanales tenían un 26 por ciento menor de riesgo y las que asistieron al menos una vez la semana tenían un 13 por ciento de menor riesgo, según los resultados.

El estudio indica que las mujeres que asistían a servicios religiosos más de una vez a la semana tenían un 27 por ciento menor de riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y un 21 por ciento menor de riesgo de muerte por cáncer en comparación con las mujeres que nunca asistieron.

Las autoras señalan, sin embargo, que otros factores tales como los síntomas depresivos, el tabaquismo, el apoyo social y el optimismo pueden desempeñar un papel importante en la explicación de la asociación entre la asistencia a los servicios religiosos y la muerte.

Por otra parte, las autoras señalan que el estudio está limitado en su capacidad para ser extrapolado para todos los grupos de población debido a que el estudio consistió principalmente en mujeres cristianas blancas y las participantes eran enfermeras con un nivel socioeconómico similar y que eran conscientes de la salud.

Sin embargo las investigadoras creen que sus hallazgos son significativos y podrían ser utilizados como punto de partida para mayores estudios que impacten en una mejor salud para la población en general.

“La religión y la espiritualidad pueden ser un recurso poco apreciado que los médicos podrían explorar con sus pacientes, según el caso,” concluyeron las autoras.

Fuente: JAMA Internal Medicine.

Deja un comentario