SALUD MENTAL

El asistir con regularidad a servicios religiosos esta vinculado a menos suicidios

PAD
Edición de Contenido por PAD

Un nuevo estudio revela que las personas que asisten a servicios religiosos al menos una vez a la semana son significativamente menos propensas a fallecer por lo que se denomina “muertes de desesperación”, incluidas las relacionadas con suicidio, sobredosis de drogas y envenenamiento por alcohol.

El equipo de investigación dirigido por la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvad también mostró que el vínculo entre la asistencia al servicio religioso y el menor riesgo de muerte por desesperación fue algo más fuerte para las mujeres en el estudio que para los hombres.

“La desesperación es algo que puede confrontar a cualquiera que tenga dificultades o pérdidas graves”, dijo el Dr. Tyler VanderWeele, profesor de Epidemiología en la escuela Chan.

“Si bien el término ‘muerte por desesperación’ se acuñó originalmente en el contexto de los estadounidenses de clase trabajadora que luchan con el desempleo, es un fenómeno que es relevante en términos más generales, como para los profesionales de la salud que pueden estar luchando con un exceso de demandas y agotamiento, o para cualquier persona que enfrenta una pérdida. Como tal, debemos buscar recursos comunitarios importantes que puedan protegerlo”.

VanderWeele también es director del Programa de Florecimiento Humano y codirector de la Iniciativa de Salud, Religión y Espiritualidad en la Universidad de Harvard.

La religión se ha considerado un determinante social de la salud, y las investigaciones anteriores han demostrado que asistir a los servicios religiosos puede estar relacionado con un menor riesgo de varios factores asociados con la desesperación, incluido el consumo excesivo de alcohol, el abuso de sustancias y el suicidio.

Para el estudio, el equipo de investigación analizó los datos del Estudio de Salud de Enfermeras II, en el que participaron 66.492 mujeres, así como los datos del Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud sobre 43.141 hombres.

Entre las mujeres, hubo 75 muertes por desesperación: 43 suicidios, 20 muertes por envenenamiento y 12 muertes por enfermedad hepática y cirrosis. Entre los hombres hubo 306 muertes por desesperación: 197 suicidios, 6 muertes por envenenamiento y 103 muertes por enfermedades hepáticas y cirrosis.

Después de ajustar por una serie de variables, los investigadores encontraron que las mujeres que asistieron a los servicios religiosos al menos una vez por semana tenían un riesgo 68% menor de muerte por desesperación en comparación con las que nunca asistieron a los servicios. Los hombres que asistieron a los servicios al menos una vez por semana tenían un riesgo 33% menor de muerte por desesperación.

Los autores del estudio señalaron que la participación religiosa puede servir como un antídoto importante para la desesperación y una práctica positiva para mantener un sentido de esperanza y significado. También dicen que la religión puede estar vinculada a una mayor capacidad de recuperación psicosocial al fomentar una sensación de paz y una perspectiva positiva, y promover la conexión social.

“Estos resultados son quizás especialmente sorprendentes en medio de la actual pandemia de COVID-19”, dijo el Dr. Ying Chen, investigador asociado y científico en el Programa de Desarrollo Humano en el Instituto de Ciencias Sociales Cuantitativas de Harvard, y primer autor del artículo.

“Los médicos se enfrentan a demandas laborales tan extremas y condiciones difíciles, y a la vez muchos servicios religiosos han sido suspendidos. Necesitamos pensar qué se podría hacer para extender la ayuda a aquellos en riesgo de desesperación”.

Los hallazgos se publican en línea en la revista JAMA Psychiatry.

Fuente: Harvard TH Chan School of Public Health

Deja un comentario