Psicología al Día

miedo a envejecer

En el contexto actual, la sugerencia de hacerse amigo de la muerte puede parecer extraña. Pero los académicos que investigan sobre comunidades amigables con las personas mayores, se preguntan qué significaría para una comunidad ser amigable con la muerte, el dolor y el duelo.

Hay mucho que podemos aprender del movimiento de cuidados paliativos: considera la muerte como algo significativo y la muerte como una etapa de la vida que hay que valorar, apoyar y vivir. Dar la bienvenida a la mortalidad en realidad podría ayudarnos a vivir mejor y apoyar a las comunidades, en lugar de depender de los sistemas médicos, para cuidar a las personas al final de sus vidas.

Hasta la década de 1950, la mayoría de los canadienses morían en sus hogares. Más recientemente, la muerte se ha trasladado a hospitales, hospicios, hogares de cuidados a largo plazo u otras instituciones de atención médica.

Las implicaciones sociales de este cambio son profundas: menos personas presencian la muerte. El proceso de la muerte se ha vuelto menos familiar y más aterrador porque no tenemos la oportunidad de ser parte de él hasta que nos enfrentamos a los nuestros.

En las culturas occidentales, la muerte a menudo se asocia con el envejecimiento. Y el miedo a la muerte contribuye al miedo al envejecimiento. Un estudio encontró que los estudiantes de psicología con ansiedad por la muerte estaban menos dispuestos a trabajar con adultos mayores en su práctica. Otro estudio encontró que las preocupaciones sobre la muerte y el envejecimiento conducían al envejecimiento. En otras palabras, los adultos más jóvenes alejan a los adultos mayores porque no quieren pensar en la muerte.

Un claro ejemplo de discriminación por edad que surge del miedo a la muerte se puede ver a través de COVID-19; la enfermedad se ganó el sobrenombre de “eliminador del boom” porque parecía vincular el envejecimiento con la muerte.

El marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para las comunidades amigables con las personas mayores incluye el “respeto y la inclusión social” como uno de sus ocho enfoques. El movimiento lucha contra la discriminación por edad a través de esfuerzos educativos y actividades intergeneracionales.

Mejorar la tolerancia a la muerte ofrece más oportunidades para mejorar la inclusión social. Un enfoque amigable con la muerte podría sentar las bases para que las personas dejen de temer envejecer o alienar a quienes lo han hecho. Una mayor apertura sobre la mortalidad también crea más espacio para el dolor.

Fuente: Medical Xpress

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *