DEPORTIVA

El ejercicio puede mejorar la memoria si se realiza en el momento adecuado

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Una nueva investigación sugiere que la memoria se puede mejorar si uno realiza algun ejercicio  cuatro horas después de que uno aprenda algo. El estudio estuvo liderado por Guillén Fernández del Instituto Donders en el Centro Médico de la Universidad Radboud en los Países Bajos.

A setenta y dos participantes en el estudio se les mostró 90 imagen durante un período de aproximadamente 40 minutos antes de ser asignados aleatoriamente a uno de tres grupos.

Un grupo realizó ejercicios inmediatamente después de ver las imágenes, el segundo realizó un ejercicio cuatro horas más tarde, y el tercero no llevó a cabo ningún tipo de ejercicio.

El ejercicio consistió en 35 minutos de entrenamiento a intervalos en una bicicleta fija a una intensidad de hasta el 80 por ciento de la frecuencia cardíaca máxima de los participantes. Cuarenta y ocho horas más tarde, los participantes regresaron para una prueba para demostrar lo mucho que recordaban las imágenes mientras sus cerebros fueron escaneados a través de resonancia magnética.

Los investigadores encontraron que los que hicieron ejercicio cuatro horas después de su sesión de aprendizaje conservaron mejor la información dos días más tarde que los que hicieron ejercicio, inmediatamente o los que no lo hicieron en absoluto.

Las imágenes cerebrales mostraron también que cuando el ejercicio se realizó después  4 horas se asoció con representaciones más precisas en el hipocampo, un área importante para el aprendizaje y la memoria.

“Nuestros resultados sugieren que el ejercicio físico debidamente programado puede mejorar la memoria a largo plazo y pone de relieve el potencial del ejercicio como una intervención eficaz en los centros educativos y clínicos”, comentó Fernández

Los investigadores no están seguros de cómo o por qué el ejercicio retardado tiene este efecto sobre la memoria. Sin embargo, los estudios anteriores llevados a cabo en animales de laboratorio sugieren que ciertos compuestos químicos en el cuerpo pueden mejorar la consolidación de la memoria. Los compuestos se conocen como las catecolaminas e incluyen la dopamina y la norepinefrina.

Fernández dice que ahora van a utilizar una configuración experimental similar para estudiar con mayor detalle el timing y las bases moleculares del ejercicio y su influencia en el aprendizaje así como en la memoria.

Fuente: Cell Press Journal Current Biology

Deja un comentario