SALUD MENTAL

El entrenamiento de neurofeedback reequilibra los circuitos cerebrales en personas con depresión

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Un nuevo estudio encontró que los pacientes con trastorno depresivo mayor (MDD) que se habían recuperado de los síntomas pudieron fortalecer algunas de sus conexiones cerebrales, aumentando su autoestima.

La investigación demostró que la conectividad entre ciertas regiones del cerebro, que anteriormente se encontraba disminuida cuando las personas con antecedentes de depresión sienten culpa, podría fortalecerse en una sola sesión de entrenamiento de neurofeedback. Los investigadores utilizaron imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI), capturadas antes y después del procedimiento, para medir la diferencia.

Usando fMRI, los investigadores encontraron que las personas con depresión, incluso cuando se recuperaron de los síntomas, mostraron menos conectividad entre dos áreas específicas del cerebro mientras experimentaban sentimientos de culpa: el temporal anterior superior derecho (ATL) y el cingulado subgenual anterior (SCC).

Basado en esta “firma neuronal” en el cerebro de los pacientes, el estudio probó la posibilidad de fortalecer estas conexiones a través de neurofeedback, un programa que permite a los participantes observar y modificar sus actividades cerebrales en tiempo real.

El resultado fue bastante notable, según los investigadores: en solo una sesión de entrenamiento, los participantes ya demostraron una conexión más fuerte entre el ATL y el SCC e informaron un aumento en la autoestima.

¿Por qué los investigadores eligieron a las personas que se habían recuperado de sus síntomas para su estudio?

“La firma cerebral de autoculparse en exceso se descubrió en pacientes con trastorno depresivo mayor cuyos síntomas habían remitido, lo que sugiere que podría preceder a los síntomas de depresión, haciendo que las personas sean más vulnerables al trastorno”, explicó el primer autor del estudio, el Dr. Roland Zahn en el King’s College de Londres. “En segundo lugar, por razones de seguridad, queríamos asegurarnos de que la depresión de las personas no empeorara después del tratamiento, y las personas con MDD remitido tienen menos riesgo de empeorar significativamente que las personas con síntomas actuales”.

Para el estudio, 28 participantes con síntomas depresivos remitidos se dividieron aleatoriamente en dos grupos. Un grupo fue expuesto a un ejercicio de neurofeedback de control donde tuvieron que mantener el mismo nivel de sus conexiones cerebrales, mientras que al otro grupo se le indicó que aumentara estas conexiones durante el entrenamiento.

Esto se logró mediante la retroalimentación visual en una pantalla que indicaba si las personas estaban haciendo el ejercicio cerebral de la manera instruida.

“Los participantes tuvieron que imaginar un recuerdo específico de su pasado que los hizo sentir culpa o indignación hacia los demás”, dijo Zahn. “En la pantalla, tuvieron que cambiar la forma en que se sentían al respecto para que la pantalla en color que reflejaba sus conexiones cerebrales también cambiara. El marcador era un termómetro que, cuando se llena hasta la parte superior, sería una señal de que a los participantes les estaba yendo bien en la capacitación”.

En los resultados de fMRI, los participantes que recibieron instrucciones de aumentar la actividad en sus cableados cerebrales mostraron un fortalecimiento en la conectividad entre las áreas ejercitadas.

Al mismo tiempo, los investigadores observaron un aumento en su autoestima que no se encontró en el grupo que mantuvo sus conexiones en el mismo nivel inicial. Esto demostró la efectividad de la capacitación, según los investigadores.

El estudio también requirió el desarrollo de un nuevo software de neurofeedback, “Neuromodulación y decodificación endógena interactiva funcional en tiempo real” (FRIEND).

El Dr. Jorge Moll, neurocientífico del Instituto D’Or de Investigación y Educación (IDOR) en Brasil, y autor correspondiente del estudio, dirigió el grupo que creó el programa.

“FRIEND es una caja de herramientas desarrollada para cualquier tipo de estudio de neurofeedback usando fMRI”, dijo Moll. “La implementación actual está orientada a este aspecto de la fisiopatología del MDD, pero otros diseños, estados cognitivos, emociones y poblaciones de pacientes también pueden ser objeto de investigaciones futuras”.

Moll agrega que el software FRIEND está disponible en línea de forma gratuita, accesible para cualquier otro investigador interesado.

Los investigadores agregan que el nuevo estudio es el primer paso en el desarrollo de un tratamiento novedoso para la depresión recurrente, pero no pretendía probar la eficacia de este enfoque, que deberá investigarse en futuros estudios más grandes con observaciones de seguimiento más largas.

El estudio fue publicado en la revista Neuroimage: Clinical.

Fuente: Instituto D’Or de Investigación y Educación.

Deja un comentario