PAREJA Y FAMILIA

El estrés provocado por el COVID-19 afecta la salud mental y física de las familias

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Según una nueva encuesta nacional, las acciones diarias destinadas a detener la propagación de COVID-19 están teniendo un “impacto negativo sustancial” en el bienestar físico y mental de los padres y sus hijos en todo el país.

“El impacto de los cambios abruptos y sistémicos en el empleo y la tensión de tener acceso a una red social limitada está interrumpiendo el núcleo de las familias en todo el país”, dijeron investigadores del Hospital de Niños Monroe Carell Jr. de la Universidad de Vanderbilt en Nashville y Ann & Robert H. Hospital de Niños Lurie de Chicago.

Las familias se ven particularmente afectadas por los factores estresantes derivados de los cambios en los horarios de trabajo, escuela y guardería que están afectando las finanzas y el acceso a las redes de apoyo comunitario, según la nueva encuesta nacional publicada en la revista Pediatrics.

La encuesta de padres en los Estados Unidos se realizó del 5 al 10 de junio de 2020. Los resultados incluyen:

  • 27 por ciento de los padres reportaron empeoramiento de la salud mental para ellos mismos;
  • 14 por ciento reportó empeoramiento en el comportamiento de sus hijos;
  • El 24 por ciento de los padres informaron una pérdida de cuidado infantil regular.

El empeoramiento de la salud física y mental fue similar sin importar la raza, el origen étnico, los ingresos, el estado educativo o la ubicación de la persona, según los investigadores de los dos hospitales.

También señalaron que las mujeres y los padres solteros informaron una disminución mayor en el bienestar mental.

“COVID-19 y las medidas para controlar su propagación han tenido un efecto sustancial en los niños de la nación”, dijo Stephen Patrick, director del Centro Vanderbilt para la Política de Salud Infantil y un neonatólogo en el Children’s Hospital en Nashville. “Hoy en día, un número creciente de niños de la nación pasan hambre, pierden el seguro patrocinado por el empleador y su cuidado infantil habitual. La situación es urgente y requiere atención inmediata por parte de los formuladores de políticas federales y estatales”.

Los investigadores encuestaron a los padres con niños menores de 18 años para medir los cambios en su salud, estado de seguro, seguridad alimentaria, uso de recursos públicos de asistencia alimentaria, cuidado infantil y uso de servicios de atención médica desde que comenzó la pandemia COVID-19.

Igualmente la encuesta descubrió que desde marzo de 2020, más familias están reportando inseguridad alimentaria, y más dependencia de los bancos de alimentos, y retrasando las visitas de los niños a los proveedores de atención médica.

Por ejemplo, la proporción de familias con inseguridad alimentaria moderada o grave aumentó del 6% al 8% de marzo a junio.

Los niños cubiertos por la cobertura de seguro patrocinada por el empleador de los padres disminuyeron del 63 por ciento al 60 por ciento.

Sorprendentemente, las familias con niños pequeños reportan una peor salud mental que aquellas con niños mayores, señalando el papel central que desempeñan los arreglos de cuidado infantil en el funcionamiento diario de la familia.

“La pérdida del cuidado infantil regular relacionado con COVID-19 ha sido un gran shock para muchas familias”, dijo Matthew M. Davis, presidente interino del Departamento de Pediatría de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern y vicepresidente senior, presidente y jefe de Transformación de Salud Comunitaria en el Hospital de Niños Ann & Robert H. Lurie de Chicago.

“En casi la mitad de los casos en que los padres dijeron que su propia salud mental había empeorado y que el comportamiento de sus hijos había empeorado durante la pandemia, habían perdido sus arreglos habituales de cuidado infantil”, comento Matthew M. Davis. “Debemos ser conscientes de este tipo de estresores para las familias, que se extienden mucho más allá de COVID-19 como una infección o una enfermedad”.

Fuente: Vanderbilt University Medical Center

Deja un comentario