NOTICIAS

El leer libros con temas de ficción no mejoran la inteligencia social como se creía

PAD
Edición de Contenido por PAD

Un nuevo estudio refuta un informe del 2013, que sugería que leer al día 20 minutos  historias de ficción podría mejorar las habilidades sociales de una persona.

El documento al que se hace referencia fue publicado en Science, y fue ampliamente difundido. Pero una nueva investigación intentó replicar los hallazgos del estudio mencionado- utilizando los materiales originales del estudio y la metodología – sin embargo no logró duplicar los resultados.

El seguimiento de la investigación se llevó a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad de Pennsylvania, la Universidad Pace, el Colegio de Boston  y la Universidad de Oklahoma.

“La lectura de un pedazo corto de ficción literaria no parece aumentar la Teoría de la Mente,” dijo la Dra. Deena Weisberg, miembro del departamento de psicología de la Universidad de Pennsylvania en la Escuela de Artes y Ciencias.

La “Teoría de la Mente” se refiere a la capacidad de una persona para entender los estados mentales de los otros. “La ficción literaria no hizo nada mejor que la no ficción, y no leer nada en absoluto.”

Inicialmente, los investigadores querían repetir el estudio original, para comprender mejor cómo esta intervención mínima de lectura y un tipo de narración específica por sí sola podrían mejorar a la inteligencia social.

“¿Por qué la ficción literaria seria particularmente buena para mejorar las habilidades sociales? ¿Por qué no la literatura romántica, que trata sobre todo acerca de las relaciones entre personas? O por qué no algo más absorbente? “, dijo Weisberg.

Weisberg no descarta la idea de que la exposición a la ficción podría afectar positivamente la inteligencia social de una persona. De hecho, ella y sus colaboradores, además, administraron una prueba de reconocimiento de escritores, que mide la exposición a todos los géneros de ficción.

En esta prueba, se pide a los participantes seleccionar de una lista de 130 nombres a los escritores que conocen. La lista incluye autores reales y ficticios. Los participantes fueron penalizados por adivinar y por las respuestas incorrectas.

En este caso, observaron una fuerte relación: cuantos más autores los participantes conocían, tuvieron mejores resultados en pruebas que miden la inteligencia social.

“Una breve exposición a la ficción no tiene algún efecto en la inteligencia social, pero tal vez un compromiso prolongado con historias de ficción si aumente sus habilidades sociales”, dijo Weisberg.

“También es posible que la causalidad es al revés: Podría ser que las personas que ya tienen una buena inteligencia social leen mucho. A ellos les gusta generalmente leer historias donde aparece gente normal”.

Fuente: Journal of Personality and Social Psychology

Deja un comentario