AUTOAYUDA

El sueño puede impactar la satisfacción de las relaciones de pareja

Gustavo Novelo
Edición de Contenido por Gustavo Novelo

Una nueva investigación descubre que cuando los cónyuges duerman más de una noche en forma normal, están más satisfechos con su matrimonio – al menos al día siguiente.

En el estudio, el profesor de psicología de la Universidad Estatal de Florida el Dr. Jim McNulty y la estudiante graduada Heather Maranges plantearon la hipótesis de que el sueño está vinculado a la autorregulación o autocontrol, lo que influye en cómo las parejas casadas sienten y piensan acerca de su pareja.

“La universalidad de nuestros hallazgos es importante”, dijo Maranges. “Es decir, sabemos que todas las personas necesitan dormir. Independientemente de la etapa en la que una pareja está en su relación o el contexto cultural en el que están incrustadas, cada miembro de la pareja puede verse afectado negativamente por no dormir lo suficiente”.

Los investigadores creen que el sueño afecta el autocontrol. El autocontrol requiere energía que puede ser reconstituida cuando nuestros cuerpos están en el período de reposo conocidos como el sueño. En otras palabras, el sueño ofrece beneficios de autorregulación a las relaciones.

“Hasta un tercio de los adultos casados o en unión libre documentaron que los problemas del sueño afecta su relación”, escribieron los investigadores en su artículo.

Otros estudios del sueño han indicado que incluso la privación parcial de sueño puede tener efectos nocivos sobre los procesos que requieren la autorregulación, como la evaluación de cómo se siente una persona con su pareja.

Maranges y McNulty llevaron a cabo su investigación con 68 parejas de recién casados. Durante un período de siete días, donde las parejas registraron el número de horas que dormían y luego respondieron a dos grupos de preguntas en una escala de uno (nada satisfecho) a siete (muy satisfecho).

El primer conjunto de preguntas  midió la satisfacción general de relación, pidiendo a los cónyuges responder a preguntas tales como, “¿Qué tan satisfecho está usted con su matrimonio hoy?” El otro conjunto se centró en experiencias de relaciones en nueve áreas, incluyendo las tareas, la cantidad de tiempo que pasan juntos y la resolución de conflictos.

Los investigadores descubrieron que especialmente los maridos se vieron menos afectados negativamente en las nueve áreas cuando dormían más. Es decir, el sueño amortiguó los efectos de eventos negativos específicos y evaluaciones con una más amplia satisfacción en sus matrimonios.

Aunque el estudio parece tener varios mensajes importantes, una réplica del estudio entre una variedad más amplia de las parejas es necesaria para la aceptación universal de los hallazgos.

Por ejemplo, las parejas examinadas fueron principalmente blancas, tenían menos de seis meses de  casados y en promedio tenían 24 años de edad. También los investigadores dijeron que las mediciones de la calidad del sueño proporcionarían pruebas más rigurosas de la asociación entre el sueño y la satisfacción marital.

Fuente: Journal of Family Psychology

Deja un comentario