PSICOTERAPIAS

En una psicoterapia, las mujeres quieren hablar y los hombres una solución rápida

PAD
Edición de Contenido por PAD

Un nuevo estudio encuentra que las mujeres y los hombres tienden a buscar resultados diferentes en la psicoterapia. En general, las mujeres quieren tiempo para hablar sobre sus sentimientos y los hombres quieren una solución rápida.

La investigación, realizada por la Dra. Katie Holloway de la Universidad de Portsmouth y sus colegas, fue presentada en la conferencia anual de la Sociedad Británica de Psicología de la División de Psicología Clínica en Liverpool.

Para el estudio, los investigadores preguntaron a 20 terapeutas experimentados (psicólogos clínicos, psicólogos consejeros y psicoterapeutas) si habían identificado diferencias de género en cualquier aspecto de su trabajo. Cada uno de los terapeutas reportó haber notado diferencias de género en uno o más aspectos de la terapia, y el mensaje general fue que, los hombres están buscando una solución rápida y las mujeres quieren hablar sobre sus sentimientos.

“Uno de los descubrimientos más interesantes fue que el 80 por ciento de los terapeutas mostraron una renuencia a hablar directamente sobre las diferencias de género en las necesidades de sus clientes”, dijo el investigador Dr. John Barry de University College de Londres. “Esto podría deberse a la cultura en la academia, donde las discusiones sobre las similitudes de género son más aceptables que las discusiones sobre las diferencias de género”.

Añadió, sin embargo, que la psicología “podría ser más eficaz en el tratamiento de los hombres si las diferencias de género se tuvieran en cuenta más”.

En un segundo estudio, Louise Liddon, de la Universidad Northumbria, y su equipo pidieron a 347 miembros de un público en general que compartieran qué tipo de terapia les gustaría si necesitaban ayuda psicológica.

El grupo estaba conformado tanto por hombres y mujeres, donde la mitad de los cuales informaron haber recibido alguna forma de terapia, mostraban muchas similitudes en sus preferencias, pero también algunas diferencias clave. Por ejemplo, los hombres eran más propensos a tener una preferencia por la terapia que implicaba dar y recibir asesoramiento entre otros en un grupo informal. Las mujeres eran más propensas a preferir la psicoterapia psicodinámica, donde la discusión se centra en los sentimientos y los acontecimientos pasados.

“A pesar del hecho de que los hombres se suicidan entre tres y cuatro veces más que las mujeres, los hombres no buscan ayuda psicológica”, dijo Barry. “Esto podría deberse a que los tipos de tratamiento que se ofrecen son menos atractivos para los hombres porque muchas intervenciones psicológicas son más sobre hablar que sobre arreglar problemas”.

“Es probable que los hombres se beneficien tanto como las mujeres de hablar de sus sentimientos, pero si hablar de los sentimientos parece ser el objetivo de la terapia, entonces algunos hombres pueden no asistir a terapia. Nuestro estudio encontró que los hombres eran más propensos que las mujeres a decir que hay una falta de terapias amigables”.

Fuente: British Psychological Society

Deja un comentario