NOTICIAS

¿Eres un encantador natural de gatos?

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Para la mayoría de las personas, discernir el estado de ánimo de un gato es algo difícil, pero un nuevo estudio canadiense descubrió que algunas personas son “encantadores de gatos” naturales que se destacan por reconocer el estado de ánimo de los gatos en función de cambios sutiles en sus expresiones faciales.

Investigadores de la Universidad de Guelph en Ontario reclutaron a más de 6.300 personas de 85 países para ver 20 videos cortos en línea de gatos de una colección de 40 videos, obtenidos principalmente de YouTube, y luego completar cuestionarios en línea.

Los videos mostraban gatos que experimentaban estados emocionales positivos (situaciones que los gatos habían buscado, como ser acariciados o recibir golosinas) o en estados negativos (como experimentar problemas de salud o estar en situaciones que los hicieron retirarse o huir).

Cada video estaba enfocado en la cara del gato: sus ojos, hocico y boca. Ninguno de los gatos mostró expresiones de miedo, como colmillos descubiertos u orejas aplanadas, ya que estas expresiones faciales ya se conocen ampliamente.

Se les pidió a los participantes que juzgaran si cada gato estaba en un estado positivo, negativo o si no estaban seguros.

La mayoría de los participantes encontraron la prueba desafiante. Su puntaje promedio fue 12 de 20, algo por encima de la posibilidad. Pero el 13 por ciento de los participantes se desempeñó muy bien, con una puntuación correcta de 15 o mejor, un grupo que los investigadores llamaron informalmente “los encantadores de gatos”.

Estas personas tenían más probabilidades de ser mujeres que hombres, y más probabilidades de ser veterinarios o técnicos veterinarios. Los adultos más jóvenes también generalmente obtuvieron mejores puntajes que los adultos mayores.

“El hecho de que las mujeres generalmente obtuvieron mejores puntajes que los hombres es consistente con investigaciones previas que han demostrado que las mujeres parecen ser mejores para decodificar las manifestaciones no verbales de emoción, tanto en humanos como en perros”, dijo la profesora Georgia Mason del Centro Campbell de la Universidad de Georgia.

Sorprendentemente, ser un amante de los gatos no hizo ninguna diferencia, ya que informar un fuerte apego a los gatos no necesariamente resultó en una puntuación más alta.

El hallazgo de que algunas personas son hábiles para leer las caras de los gatos sugiere que otros también podrían ser entrenados para hacerlo.

“La capacidad de leer las expresiones faciales de los animales es crítica para la evaluación del bienestar. Nuestro hallazgo de que algunas personas son sobresalientes en la lectura de estas pistas sutiles sugiere que es una habilidad para que se pueda entrenar a más personas “, dijo el profesor Lee Niel del Centro Campbell para el Estudio del Bienestar Animal de la Universidad de Guelph.

“Es importante poder hacerlo porque podría ayudar a fortalecer el vínculo entre los dueños y los gatos, y así mejorar el cuidado y el bienestar de los gatos”.

El estudio se publica en la revista Animal Welfare.

Fuente: Universidad de Guelph

Deja un comentario