OTRAS FUENTES

¿Es posible llegar rápido al amor?

iquestes-posible-llegar-raacutepido-al-amor
Curación de Contenido por Gloria Remírez

El amor es, posiblemente, el sentimiento más profundo y más intenso que puede existir. Hay quien dice que del amor al odio hay un paso, porque de algún modo son como las dos caras de la moneda, el Yin y el Yang de los sentimientos.

También dicen que el amor, como la fe, mueve montañas, y que hace sentir mariposas en el estómago. Pero el amor no es un sentimiento absoluto y que se muestra de igual modo en cualquier persona. No todo vale en el amor ni todos somos iguales. Cada persona puede tener sus aspiraciones, sus necesidades, su atracción, su forma de expresar cariño y afecto, y en definitiva, su forma de amar.

Sirva esta introducción para confirmar que no existe un manual universal del amor y del enamoramiento, ni siquiera de la conquista. Sí hay, en cambio, algunas reglas generalizadas que suelen funcionar con efectividad en las relaciones sociales, y con ellas os dejamos, intentando resolver la eterna duda de si es posible llegar rápido al amor y cuáles son las claves para enamorar a la persona amada.

Mantenerse seguro de uno mismo y no tratar de ser otra persona

El amor no es marketing, pero tiene cierta similitud. En ambas facetas, uno de los secretos del éxito es mostrarse sinceros, no dejarse determinar por los demás y ofrecer a la persona amada lo que realmente hay en el interior, la personalidad única y auténtica, libre de convencionalismos y apriorismos.

En el amor hay que ser valiente, atreverse a dar el primer paso y avanzar en esa carrera siendo fiel a lo que se siente.

Dejar atrás los roles

En el enamoramiento, la tradición dictaba que debían ser ellos quienes se lanzaran a conquistar a la chica. Los hombres son los que inician el arte de la seducción y la conquista al tiempo que las mujeres asumen un papel más pasivo.

Esto, además de generar estereotipos de género difíciles de derribar, implica dejar mucha gente atrás, porque no todo el mundo es heterosexual. Por fortuna, esta práctica ha cambiado en las últimas décadas, algo que se ha visto potenciado no solo por los avances sociales, sino también por los avances tecnológicos. Ahora existen las redes sociales, las aplicaciones para encontrar pareja, los chats y los foros.

Sea como fuere, una de las fórmulas que se sigue manteniendo es que es fundamental hacer sentir bien a esa persona a la que amamos. Siendo genuinos y evitando la manipulación se está más cerca de conseguir ese objetivo.

Sentir atracción física y conseguir una conexión personal

En el arte del amor existen tres grandes áreas muy relacionadas entre sí: la conexión emocional, la atracción física y el sentimiento de sentirse mejor junto a la persona amada.

No se trata de buscar la media naranja, sino que la persona amada sirva para convertirse en una persona más completa y hacer a esa otra persona mejor. Hay que demostrar a diario que eres justo lo que necesita esa persona. Esto se consigue a través de la empatía, el respeto, la buena comunicación y los gestos continuos de cariño.

Dejamos para el final la atracción física porque, aunque suele ser lo primero que entra por los ojos, queda en un segundo plano una vez pasa la primera fase del enamoramiento. Cuando la relación ya se estabiliza, aspectos como el cariño, el respeto, la compenetración y la sinergia como pareja son más relevantes que el atractivo físico, si bien este nunca dejar de ser importante.

Muestras constantes de cariño

Ojo, cuidado con este punto, porque un exceso de ademanes, regalos y muestras de cariño pueden acabar en distanciamiento si el resto de comportamientos en la relación no igualan a estos actos superficiales.

No obstante, aunque existen frases para enamorar muy sencillas y muy cargadas de simbolismo, y con carácter universal, estos gestos deben ir más allá de las simples palabras. No basta con abrirse en canal y mostrar todos los sentimientos a través de palabras muy sentidas y sinceras, sino que hay que compaginar ese sentimiento con actitudes que hagan ver a la otra persona que el amor que se siente es realmente sincero.

El amor se cuece poco a poco, sin presión

Cuando el amor es verdadero, la sensación de sentirse totalmente saciado y completo es enorme. Esto se consigue únicamente con mucho trabajo, comprensión, empatía, fases de desentendimiento, capacidad para perdonar y tolerar,  respeto y nada de imposiciones.

La persona amada se tiene que sentir libre de formar parte de la relación de manera consensuada. En este sentido, el amor es como una estrategia para sumar más objetivos en esa unión que de manera individual, un contrato sentimental.

Hay muchas formas de alimentar ese amor día a día, estamos repasando algunas de ellas, como las muestras de cariño, las imágenes bonitas, los pequeños detalles o la capacidad para ponerse en su piel y comprender cuáles son sus problemas.

Enamorar a otra persona no es tarea fácil, ni mucho menos rápida. Claro que existen los amores a primera vista, los flechazos, de modo que se puede llegar pronto al amor, a descubrirlo, pero comprender que ese es realmente el amor verdadero lleva su tiempo y hay que macerarlo con mucho mimo.