NOTICIAS

Estar estresados nos puede llevar a no medir bien los riesgos

PAD
Edición de Contenido por PAD

Una nueva investigación revela que el estrés cambia la forma en que tratamos la información sobre riesgos.

La investigación arroja luz sobre cómo los eventos estresantes, como una crisis global, pueden influir en la forma en que manejamos de manera errónea la información sobre los riesgos para la salud y como esta se propaga en las redes sociales, según investigadores de la Universidad de Konstanz en Alemania.

“La crisis mundial de coronavirus, y la pandemia ha llevado a propagar información errónea que se ha extendido a su paso, subraya la importancia de comprender cómo las personas procesan y comparten información sobre los riesgos para la salud en tiempos estresantes”, dijo el Dr. Wolfgang Gaissmaier, profesor de psicología social en el Universidad de Konstanz y autor principal del estudio.

“Nuestros resultados descubrieron una red compleja en la que se entrelazan varios hilos de estrés endocrino, estrés subjetivo, percepción de riesgo y el intercambio de información”.

La pandemia de COVID-19 ha demostrado cómo la información sobre riesgos, como los peligros para nuestra salud, puede propagarse a través de las redes sociales e influir en la percepción de la amenaza de las personas, con graves repercusiones en los esfuerzos de salud pública, según los investigadores.

Sin embargo, si el estrés influye en esto nunca se había estudiado, anotaron los investigadores.

“Dado que a menudo estamos bajo estrés agudo incluso en tiempos normales y particularmente durante la actual pandemia de salud, parece muy relevante no solo entender cómo las mentes sobrias sino también cómo las mentes estresadas procesan este tipo de información y la comparten en sus redes sociales, “, dijo el Dr. Jens Pruessner, profesor de neuropsicología clínica que trabaja en el Centro de Psiquiatría de Reichenau, que también es un hospital universitario académico de la Universidad de Konstanz.

Los resultados del estudio mostraron que experimentar un evento estresante cambia drásticamente la forma en que procesamos y compartimos la información de riesgo, según los hallazgos del estudio.

“Notablemente, esta amplificación amortiguada del riesgo fue una función directa de los niveles elevados de cortisol indicativos de una respuesta al estrés a nivel endocrino”, informaron los investigadores.

En contraste, los participantes que informaron sentimientos subjetivos de estrés mostraron una mayor preocupación y una comunicación de riesgo más alarmante, descubrió el estudio.

“Por un lado, la reacción de estrés endocrino puede contribuir a subestimar los riesgos cuando se intercambia información de riesgos en contextos sociales, mientras que sentirse estresado puede contribuir a sobreestimar los riesgos, y ambos efectos pueden ser dañinos”, dijo el Dr. Nathalie Popovic, coautor de estudio y un ex estudiante graduado en la Universidad de Konstanz.

“Subestimar los riesgos puede aumentar las acciones cautelosas, como conducir con riesgo o practicar sexo inseguro. Sobreestimar los riesgos puede generar ansiedades innecesarias y comportamientos peligrosos, como no vacunarse ”.

Al revelar los diferentes efectos del estrés en la dinámica social de la percepción del riesgo, el estudio arroja luz sobre la relevancia de dicho trabajo no solo desde un individuo, sino también desde una perspectiva política, según los investigadores.

“Volviendo a la actual pandemia de COVID-19, destaca que no solo necesitamos comprender su virología y epidemiología, sino también los mecanismos psicológicos que determinan cómo nos sentimos y pensamos sobre el virus, y cómo difundimos esos sentimientos y pensamientos en nuestras redes sociales “, concluyó Gaissmaier.

El estudio fue publicado en la revista Scientific Reports.

Fuente: Universidad de Constanza

Deja un comentario