RELACIONES

¿Estas enamorado o estas pasando por una experiencia de infatuación?

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Cuando estas enamorado te sientes eufórico y transportado a un mundo de colores vivos. Todo es nuevo y emocionante. A primera vista, no es muy diferente de la experiencia de la infatuación.

Sin embargo, con el tiempo, una relación de amor se convierte en una profunda intimidad que fortalece a cada pareja, mientras que la infatuación erosiona la autoestima, desencadena la adicción y fomenta la inseguridad.

¿Cómo sabes si lo que tienes es amor o infatuación? Aquí hay algunas maneras en que puedes comenzar a distinguir entre los dos.

El amor engendra paz, la infatuación engendra caos.

En su libro su “30 maneras en que puedes distinguir la diferencia entre el amor y el enamoramiento”, dice Rania Naim, “la infatuación te hace actuar irracionalmente o ‘lococamente’. El amor te calma. La infatuación es imprudente con nuestras emociones. El amor es más considerado”.

El amor trabaja por la cordura y te apoya en una seguridad que fomenta la paz. Se basa en la comprensión mutua y la confianza. Rara vez te obsesionas pensando cuando o si tu amor te llamará, ni pasas horas preguntándote si tu pareja te engañe. La infatuación, por otro lado, te lleva a la locura y al caos. Su emoción no está exenta de un elemento de peligro o riesgo. Si bien puede ser divertido vivir al límite por un tiempo, ese estilo de vida generalmente no es sostenible.

El amor dice la verdad, la infatuación miente.

En su blog, “Cómo distinguir la diferencia entre el amor y la infatuación”, Alison Segel escribe: “La infatuación es un lobo con piel de oveja”. Se cuela en tu relación y te hace pensar que te has encontrado con tu media naranja, solo para que te estallen las cosas en la cara antes de que tu romance haya despegado. Y eso es porque la infatuación es solo una fantasía. El amor es una realidad”.

El amor implica un esfuerzo constante entre dos personas para comunicarse de manera efectiva y mostrar afecto y aprecio de manera significativa. Los sentimientos están respaldados consistentemente con acciones amorosas. La infatuación, por otro lado, puede involucrar cartas de amor, pero las palabras suelen ser huecas. Rara vez se combinan con la acción o con cualquier esfuerzo real hacia una comunicación clara.

El amor construye el yo, la infatuación lo erosiona.

El amor nos hace mejores personas. El amor es la escena entre Melvin (Jack Nicholson) y Carol (Helen Hunt) en la película de 1997 “Mejor… imposible” (As Good As It Gets) , cuando Melvin dice: “Me dan ganas de ser un mejor hombre”.

Andrew Davidson, un terapeuta de relaciones en el Reino Unido, ha ayudado a varios hombres, mujeres y niños a liberarse de los lazos la infatuación. “Como consejero, es ciertamente un tema muy interesante y desafiante, y no siempre sencillo”, dice Davidson. “También es bastante triste que una vez que termine la infatuación, el individuo recuerde lo que ha sido y comience a sentir la pérdida, la vergüenza y el arrepentimiento de sus acciones”. Esto es cuando pueden empezar a ver cómo reconstruir su vida”.

El amor es una sensación de bienestar, la infatuación es como una droga.

Inicialmente, el amor puede tener el mismo tipo de flujo de dopamina que la infatuación; Sin embargo, rara vez es destructivo. En su esencia es una sensación de bienestar. La infatuación, por otro lado, consiste en seguir en un flujo de una gran cantidad de dopamina una y otra vez, lo que puede cambiar el cableado de tu cerebro de la misma manera que la fiebre de la cocaína.

El psiquiatra y autor de libros más vendidos, Gordon Livingston, dice: “La mayoría de nosotros, cuando se nos ofrezca el éxtasis provisto por la cocaína o la heroína, declinaremos porque hemos observado los inconvenientes de la adicción. Pero la adicción al amor tiene una reputación tan buena que parece segura”. Si va tras la euforia, como lo haría con otra sustancia adictiva, tienes infatuación. No estas enamorado

El amor respeta la distancia, la infatuación es pegajoso.

Debido a que la infatuación es tan adictiva, puede uno experimentar abstinencia cuando no estamos con nuestra pareja. Si bien puedes pensar que esto significa que estás mucho más enamorado de él o ella, es probable que sea una indicación de que estás buscando un beneficio fisiológico de la relación algo no muy diferente a los narcóticos. En general, la infatuación también implica una adicción psicológica: hay un elemento de codependencia y de apego poco saludable. El amor, por otro lado, respeta la distancia. No hay retirada dramática. Contrariamente a lo que algunas personas piensan, la independencia no es una señal de que dos personas no estén enamorados. Implica un respeto mutuo, un sello de la verdadera intimidad.

El amor cura las heridas viejas, la infatuación las infecta.

El amor nos inspira a enfrentar la carga de nuestro pasado con conciencia para que podamos amar más profundamente y dar más generosamente. La infatuación, por otro lado, infecta viejas heridas (generalmente de manera inconsciente) en un círculo vicioso de comportamiento destructivo. Por ejemplo, una mujer puede buscar a un hombre que se parezca al padre que la rechazó, pensando que, si ella puede ganarse su amor, ella se sanará.

En su exitoso libro clásico “Cómo obtener el amor que deseas”, el Dr. Harville Hendrix, distingue entre nuestro cerebro viejo o “reptiliano”, que está cargado con el equipaje inconsciente de nuestro pasado y reacciona automáticamente con miedo, y nuestro nuevo cerebro, el “analítico, sondeando, cuestionando parte de tu mente que sabe que eres ‘Tu’ ‘. Harville teoriza que cuando nos absorben las relaciones emocionales intensas y dañinas, nuestro viejo cerebro está sosteniendo el timón. Quiere recrear el dolor de nuestro pasado para curar las heridas.

El amor es orgánico y evoluciona, la infatuación está estancada.

El amor es orgánico y evoluciona. No se adhiere a una forma. Abarca la amistad, el romance, el cuidado, y muchos tipos diferentes de relaciones. Cuando las dos personas cambian, su elasticidad permite la transformación. La infatuación, por otro lado, está estancada. Se atasca en una forma, incapaz de acomodar el cambio en las personas involucradas.

Fuente: PsychCentral

Deja un comentario