OTRAS FUENTES

Existen problemas de salud crónicos y agudos asociados al consumo de drogas ilegales -nuevo Informe europeo sobre drogas 2019

existen-problemas-de-salud-cronicos-y-agudos-asociados-al-consumo-de-drogas-ilegales-nuevo-informe-europeo-sobre-drogas-2019
Curación de Contenido por Gloria Remírez

En los últimos años, se ha registrado un aumento de nuevas sustancias psicoactivas, pertenecientes a la clase de las benzodiazepinas, algunas de las cuales se venden como falsificaciones de medicamentos habitualmente prescritos para el tratamiento de la ansiedad, como alprazolam (Xanax) y diazepam, y utilizando para ello las redes de distribución existentes en el mercado de drogas ilegales. Sin embargo, otras se venden online, en ocasiones con su propio nombre, como versiones “legales” de medicamentos autorizados.

Esta es una de las preocupantes conclusiones del nuevo Informe Europeo sobre Drogas del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA), un documento a través del cual se ofrece una visión panorámica de la situación de las drogas en Europa, basada en los últimos datos disponibles, así como las respuestas que se están dando en esta materia en los diferentes países.

El objetivo del Informe es contribuir a una Europa más sana y segura. Para tal fin, ofrece las mejores pruebas disponibles para apoyar el desarrollo de políticas y acciones fundamentadas y concretas, de lucha contra la droga.

A continuación, resumimos algunas de las principales conclusiones de este nuevo informe:

  • Se estima que alrededor de 96 millones o un 29% de los adultos (de 15 a 64 años) residentes en la Unión Europea han probado drogas ilegales en algún momento de su vida. Con respecto al consumo de drogas en el último año, esta cifra constituye una buena indicación del consumo reciente y se concentra principalmente en los adultos jóvenes: se estima que 19,1 millones de adultos jóvenes (de 15 a 34 años) han consumido drogas en el último año (16%) y que el número de hombres (20%) duplica aproximadamente al de mujeres (11%).

  • El consumo de drogas en Europa engloba ahora un abanico de sustancias más amplio que en el pasado. El policonsumo es habitual entre los consumidores de drogas y las pautas individuales van desde el consumo experimental hasta el consumo regular y dependiente.

  • La droga más consumida es el cannabis (55,4 millones de hombres y 36,1 millones de mujeres), seguida muy de lejos por la cocaína (12,4 millones de hombres y 5,7 millones de mujeres), la sustancia sintética MDMA (abreviación de su nombre semisistemático 3,4-metilendioximetanfetamina) (9,3 millones de hombres y 4,6 millones de mujeres) y la anfetamina (8,3 millones de hombres y 4,1 millones de mujeres). Los niveles de consumo de cannabis a lo largo de la vida difieren considerablemente según los países, desde el 4% de los adultos en Malta hasta el 45% en Francia.

  • El cannabis sigue siendo la droga ilegal de mayor consumo en Europa, como demuestran los datos sobre la prevalencia (cinco veces superior a la de otras sustancias), las incautaciones y las nuevas demandas de tratamientos. Se calcula que en torno a 17,5 millones de europeos jóvenes (de 15 a 34 años) consumieron cannabis en el último año (EU-28) (estimación de 2017). En España se observa cierta estabilización, si bien un 18,3% de población menor de 35 años sigue siendo consumidora.

  • La cocaína es la droga estimulante ilegal más utilizada en la UE, ya que unos 2,6 millones de adultos jóvenes (de 15 a 34 años) la consumieron en el último año (estimación de 2017). Los datos actuales revelan que tanto el número de incautaciones como las cantidades incautadas de esta droga, registran máximos históricos.

    En relación con las tendencias a largo plazo de consumo de cocaína en el último año entre adultos jóvenes, España ha vuelto a registrar un descenso de su prevalencia, bajando hasta el 2,8%.

    Igualmente, la aparición de las nuevas tecnologías está cambiando el modus operandi en la distribución de esta droga, alertando el informe de una “uberización” del comercio de cocaína, “facilitada por el uso habitual de los teléfonos inteligentes, en un mercado competitivo en el que los vendedores compiten por ofrecer servicios adicionales, como opciones de entrega rápida y flexible”. La EMCDDA bautiza así este fenómeno, comparando el acceso a la cocaína con la rapidez y facilidad con la que se consigue un vehículo Uber.

    Hay indicios de que el incremento de la oferta de cocaína se relaciona con el mayor número de problemas de salud notificados: las últimas estimaciones indican que alrededor de 73.000 pacientes iniciaron un tratamiento especializado para problemas relacionados con la cocaína. El número notificado de pacientes “nuevos” en tratamiento por primera vez por un problema de cocaína aumentó un 37% entre 2014 y 2017, lo que indica que las necesidades de tratamiento están aumentando.

    Los datos indican que la creciente disponibilidad de cocaína está generando mayores costes sanitarios. Así, desde 2014, el número de consumidores que inician tratamiento por problemas con la cocaína, pese a que continúa siendo relativamente bajo, se ha elevado más de un 35%, con incrementos en dos tercios de los países. España, Italia y el Reino Unido concentran casi tres cuartas partes (73%) de los pacientes que inician tratamiento especializado relacionado con la cocaína en Europa.

    En algunos países, la cocaína se asocia al aumento reciente de las muertes relacionadas con las drogas. Esta droga se detecta a menudo, junto a los opioides, en las muertes por sobredosis ocurridas en aquellas partes de Europa donde es el estimulante predominante.

    Asimismo, el informe advierte que podría estar pasándose por alto la influencia de la cocaína en las muertes vinculadas a enfermedades cardiovasculares.

  • El problema de los opioides ha seguido creciendo en el resto del mundo y ha provocado una escalada de los costes para la salud pública tanto en Norteamérica como en algunos países limítrofes con la Unión Europea. Sin embargo, si bien se han observado mejoras en Europa, el consumo de opioides sigue siendo un factor importante de los costes sanitarios y sociales imputables al consumo de drogas en este continente, e incluso la amenaza que supone esta clase de drogas podría estar creciendo.

    La epidemia de opioides que actualmente sufren Estados Unidos y Canadá se explica por el consumo de opioides sintéticos, en particular los derivados del fentanilo. Esto no ocurre en Europa, pero es motivo de preocupación.

  • La heroína sigue siendo el opioide ilegal más frecuente en el mercado de las drogas europeo y es uno de los productos que contribuyen en mayor medida a los costes sanitarios y sociales relacionados con las drogas. En los últimos años se han descubierto laboratorios en los que se produce heroína a partir de morfina, utilizando este precursor en países de la UE, entre ellos España.

    Aunque el consumo de heroína y otros opioides sigue siendo relativamente escaso, estas siguen siendo las drogas más asociadas a la mayoría de las formas más nocivas de consumo, incluido el consumo de droga por vía parenteral. Resulta especialmente alarmante que España junto con Alemania, Francia, Italia y Reino Unido, sea uno de los países donde se concentra el mayor porcentaje estimado de consumidores de opioides de alto riesgo.

  • El documento alerta también de un aumento en los últimos años, del número, tipo y disponibilidad de nuevas sustancias psicoactivas, pertenecientes a la clase de las benzodiazepinas, “que no están controladas por las leyes internacionales de control de drogas”. Lo inquietante de este dato es que algunas se venden como falsificaciones de medicamentos habitualmente prescritos para el tratamiento de la ansiedad, como alprazolam (Xanax) y diazepam, utilizando para ello las redes de distribución existentes en el mercado de drogas ilegales. Otras se venden online, en ocasiones con su propio nombre, como versiones “legales” de medicamentos autorizados.

  • La producción de drogas sintéticas en Europa, aunque difícil de controlar, parece estar creciendo, diversificándose y volviéndose más innovadora. Esta producción de drogas sintéticas parece estar impulsando la propagación del consumo de metanfetamina a otros países de la Unión Europea, siendo esta la droga sintética que presenta el desafío más importante.

  • El consumo de drogas ilegales está reconocido como un factor que contribuye a la carga de morbimortalidad global. Existen problemas de salud crónicos y agudos asociados al consumo de drogas ilegales.

  • El tratamiento sigue siendo la principal intervención utilizada con personas que experimentan problemas con su consumo de drogas, incluida la dependencia. Por tanto, para los autores del informe, uno de los principales objetivos de cualquier política “debe ser garantizar un buen acceso a servicios de tratamiento adecuados”.

  • Entre las recomendaciones establecidas por la EMCDDA a nivel de intervención en materia de drogas, el documento pone de relieve el uso de la digitalización en beneficio de la salud. A este respecto, los jóvenes son un importante grupo destinatario de numerosas intervenciones en este ámbito, siendo posiblemente el segmento poblacional que mejor conoce y que más dispuesto está a utilizar las tecnologías de la información y la comunicación en muchas áreas de su vida. También es probable que sea el grupo más dispuesto a aceptar intervenciones de prevención de las drogas, tratamiento y reducción de daños por medio de esta tecnología.

    El Informe Europeo sobre Drogas de este año repasa algunas de las novedades en el ámbito de la salud asistida por dispositivos móviles o M-Health, que se aplica a una gran variedad de cuestiones, desde el acceso a los servicios hasta la formación de quienes trabajan en el ámbito de las drogas. Los avances en este campo utilizan recursos en línea y aplicaciones móviles, y algunos procedimientos innovadores recientes exploran cómo puede utilizarse la realidad virtual, por ejemplo, para el tratamiento de las drogodependencias y ayudar a los pacientes a resistir las invitaciones a consumir drogas o reducir la ansiedad.

    La prevención del consumo de drogas y de los problemas relacionados entre los jóvenes es un objetivo fundamental de las estrategias nacionales de Europa en materia de drogas y engloba un amplio abanico de enfoques. La prevención ambiental y universal se dirige a toda la población, la prevención selectiva a grupos vulnerables que pueden estar en mayor riesgo de padecer problemas de consumo de drogas, y la prevención indicada se centra en las personas en situación de riesgo.

    Como ejemplo de buenas prácticas de prevención, el informe alude al “modelo de prevención islandés”, basado en un concepto de prevención ambiental que plantea que es posible cambiar comportamientos no deseados modificando los aspectos físicos, económicos y normativos del entorno, que ofrecen o reducen las oportunidades para que dicho comportamiento se produzca. Esto, a su vez, puede hacer que se reduzca su aceptabilidad, normalidad y visibilidad.

    Según explica la EMCDDA, este enfoque incluye un tiempo de ocio supervisado después del horario escolar, con acceso universal a actividades deportivas y culturales para la juventud, junto con un seguimiento parental y un horario límite de regreso a casa para los menores de 18 años. De hecho, en Europa, el modelo islandés se ha implantado en algunos municipios de España, Países Bajos y Rumanía.

Se puede acceder al informe desde la página Web del Plan Nacional sobre Drogas, o bien directamente a través del siguiente enlace:

Informe Europeo sobre Drogas 2019: Tendencias y Desarrollos

Deja un comentario