SALUD MENTAL

Guía de la APA para una práctica psicológica sensible a la diversidad cultural

Curación de Contenido por Gloria Remírez
 

La Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association) ha publicado una guía para potenciar una práctica psicológica sensible a la diversidad cultural (APA Guidelines on race and ethnicity guidelines in psychology), entendiendo como práctica psicológica cualquier actividad realizada por un psicólogo en el campo de la educación, capacitación, práctica clínica, consulta, investigación, actividad empresarial y liderazgo. De esta manera, el manual ofrece pautas para aumentar la capacidad de respuesta de los psicólogos y psicólogas en su trabajo diario en investigación o con individuos y comunidades culturalmente diversos.

Según establecen los autores de la guía, la capacidad de respuesta a la diversidad cultural o racial requiere el desarrollo continuo de la formación en este ámbito, la toma de conciencia del profesional sobre cómo estos aspectos pueden afectar la intervención, la realización de una práctica reflexiva y el desarrollo de las habilidades necesarias para promover la salud, el bienestar y la igualdad en todas las personas y comunidades, independientemente de su raza o procedencia.

Esta habilidad está vinculada estrechamente con los principios éticos de la profesión de la Psicología, fundamentados en el deber de proporcionar beneficios y evitar daños, establecer confianza, mantener la integridad, garantizar la justicia, y respetar los derechos y la dignidad de todas las personas.

En la medida en que en todas las sociedades conviven grupos y comunidades culturalmente diversos, los psicólogos y psicólogas deben ser conscientes de las implicaciones de sus acciones en todos estos grupos. Para ello, la guía establece las siguientes recomendaciones agrupadas en torno a los diferentes ámbitos de actuación psicológica:

Recomendaciones generales

  • Los psicólogos deben esforzarse por reconocer y comprometer la influencia de la raza y el origen étnico en todos los aspectos de las actividades profesionales como un proceso continuo.
  • Se alienta a los psicólogos a mantener un conocimiento actualizado de su conocimiento relacionado con la raza y el origen étnico, incluidas las perspectivas interdisciplinarias y globales.
  • Los psicólogos deben esforzarse por conocer su propia posición en relación con el origen étnico y la raza.
  • Los psicólogos deben esforzarse por abordar las desigualdades e injusticias organizacionales y sociales relacionadas con la raza y el origen étnico en las estructuras organizacionales dentro y fuera de la psicología.

Formación y educación

  • Los psicólogos deben esforzarse por crear un plan de estudios inclusivo y un entorno educativo que promueva la capacidad de respuesta racial, etnocultural, la equidad y la justicia.
  • Los psicólogos deben promover la autoconciencia, el pensamiento crítico y la práctica reflexiva con respecto a la raza y el origen étnico en sus estudiantes, alumnos y colegas.
  • Los psicólogos deben desarrollar el conocimiento y las habilidades de los estudiantes y alumnos para la participación de la comunidad con poblaciones racial y étnicamente diversas.
  • Los psicólogos deben promover sistemas educativos que aborden los efectos negativos de los prejuicios raciales y etnoculturales y que fomenten la salud, el bienestar y la justicia.

Práctica

  • Los psicólogos deben proporcionar evaluación, intervención y consulta sin los efectos negativos del sesgo racial y etnocultural.
  • Los psicólogos deben participar en la práctica reflexiva explorando cómo sus visiones del mundo y sus posiciones pueden afectar la calidad y la gama de servicios psicológicos que brindan a la sociedad.
  • Los psicólogos deben comprender y animar al uso de las estrategias y fuentes de apoyo y curación presentes dentro de los propios grupos etnoculturales a través de su práctica profesional.
  • Los psicólogos deben dirigirse a promover la salud y el bienestar mediante la lucha contra los prejuicios raciales y étnicos negativos que perpetúan la opresión en los entornos de práctica, sistemas y métodos.
    Investigación.
  • Se alienta a los psicólogos a ser conscientes del papel fundamental de la ciencia en el desarrollo de las prácticas y políticas y, por lo tanto, deben realizar y difundir investigaciones que promuevan el bienestar de las minorías raciales y étnicas.
  • Los psicólogos deben identificar y reducir los efectos negativos del sesgo racial y etnocultural en los métodos de investigación, análisis e interpretación de los resultados.
  • Los psicólogos deben dirigirse a operacionalizar explícitamente variables como la etnicidad, la raza y otros constructos relacionados en la investigación.
  • Los psicólogos deben cumplir unos estándares éticos raciales y etnoculturalmente responsables en la realización de investigaciones.
  • Los psicólogos deben promover prácticas que aseguren la equidad racial y étnica en los sistemas de investigación.

Según se establece en la guía, las pautas proporcionadas en la guía deben servir como la psicología no es inmune al contexto sociopolítico en el que se desarrolla y el conocimiento psicológico debe ser utilizado para la mejora de la comprensión del comportamiento humano en aras de una mejor justicia social.

Tal y como concluye el texto, las recomendaciones, realizadas tras la revisión de la literatura científica, subrayan el papel que tiene la raza y el origen étnico en la experiencia subjetiva de las personas, incluida la de los propios psicólogos y psicólogas. Para garantizar la realización de investigaciones y actuaciones psicológicas competentes se requiere, por tanto, la autorreflexión continua de los propios profesionales de la Psicología sobre su posición y sesgos respecto a estos aspectos.

La guía puede descargarse en el siguiente enlace:

APA Guidelines on race and ethnicity guidelines in psychology

 

Deja un comentario