AUTOAYUDA

La actitud positiva hacia el envejecimiento ayuda a los adultos de edad avanzada a manejar mejor el estrés

Gustavo Novelo
Edición de Contenido por Gustavo Novelo

Los adultos mayores que mantienen una actitud positiva sobre el envejecimiento son más resistentes cuando se enfrentan a situaciones de estrés, según un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

“Han habido muchas investigaciones sobre cómo los adultos mayores responden al estrés, pero los resultados han sido mixtos: algunos estudios han encontrado que los adultos mayores son menos resistentes que los adultos jóvenes en la respuesta al estrés; algunos han encontrado que son más resistentes; y algunos no han encontrado alguna diferencia “, dijo la autora principal del estudio, la Dra. Jennifer Bellingtier, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

“Queríamos ver si las actitudes hacia el envejecimiento podrían dar cuenta de esta disparidad en los resultados de la investigación. En otras palabras, ¿son los adultos mayores con una actitud positiva hacia el envejecimiento más resistentes que los adultos mayores con actitudes negativas? “

Los investigadores encontraron que la respuesta es sí, una actitud positiva hace toda la diferencia cuando se trata con el estrés de la vida diaria.

“Encontramos que las personas en el estudio que tenían una actitud más positiva hacia el envejecimiento eran más resistentes en respuesta al estrés, lo que significa que no hubo un aumento significativo de las emociones negativas,” dijo Bellingtier. “Mientras tanto, los participantes del estudio con actitudes más negativas hacia el envejecimiento mostraron un fuerte incremento en el efecto negativo emocional en los días estresantes.”

Para el estudio, los investigadores pidieron a 43 adultos de entre 60 y 96 completar un cuestionario diariamente durante ocho días consecutivos. Al comienzo del estudio, se pidió a los participantes que respondieran sobre sus actitudes hacia el envejecimiento. Por ejemplo, se les preguntó si se sentían útiles ahora como lo habían sido cuando eran más jóvenes, y si eran tan felices ahora que cuando fueron más jóvenes.

El cuestionario diario preguntó también acerca de cualquier tensión que habían experimentado ese día, así como el grado en que ellos experimentaron emociones negativas, como el miedo, irritabilidad o angustia.

Los investigadores también tomaron en cuenta la personalidad de los participantes del estudio, donde evaluaron si eran generalmente más optimistas o más cínicos. Ellos encontraron que aquellos con sensaciones positivas sobre el envejecimiento eran más resistentes al estrés, mientras que aquellos con actitudes pesimistas sobre el envejecimiento eran más emocionalmente reactivos en los días estresantes.

“Esto nos dice que la forma en que pensamos sobre el envejecimiento tiene consecuencias muy reales para nuestra forma de responder a las situaciones difíciles cuando somos mayores,” dijo la coautora del estudio, la Dra. Shevaun Neupert, profesora asociada en la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

“Eso afecta nuestra calidad de vida y también pueden tener ramificaciones en nuestra salud. Por ejemplo, las respuestas emocionales más negativas al estrés se han asociado con un mayor riesgo para la salud cardiovascular”.

Fuente: Universidad de Carolina del Norte Estado

Deja un comentario