OTRAS FUENTES

«La maternidad está muy idealizada»

la-maternidad-esta-muy-idealizada
Curación de Contenido por Gustavo Novelo

La depresión posparto es un trastorno del estado de ánimo que puede afectar a las mujeres después de dar a luz. ¿Qué causa esta alteración?

No hay una evidencia de un factor único casual, sino que es la interacción de diversos factores de índole hormonal y psicosocial. El embarazo y el posparto son periodos sujetos a importantes cambios físicos, psíquicos, relacionales, contextuales que pueden afectar de manera más intensa a algunas mujeres, dando lugar a un cuadro afectivo.

¿Qué cuadro médico presentan las personas que padecen este tipo de depresión?

El cuadro clínico es similar al que se presenta en otros momentos depresivos de la vida. Están los más típicos, como el desánimo, la tristeza o el desinterés por actividades que antes resultaban atractivas; y pueden aparecer además la fatiga, la falta de energía, el sentimiento de culpa o de minusvalía, desesperanza y alteraciones del sueño y del apetito. En los casos más graves, puede darse ideación autolítica.

No obstante, es un cuadro médico similar al que se puede dar en otras etapas depresivas de la vida, con la influencia del concepto de maternidad. Por ejemplo, las ideas de culpa y de minusvalía que se encuentran en la depresión en este momento se traducen en sentimientos de incapacidad para asumir el rol de madre y una reticencia para hacerse cargo del cuidado del bebé. Pueden aparecer autorreproches relacionados con su competencia como madre y creencias negativas sobre sus capacidades para ocuparse del bebé.

Entonces, ¿no se descartan pensamientos suicidas?

-En efecto, no se descartan. No es lo más común, pero en los casos más graves se pueden dar.

Maternidad y culpabilidad, una relación causa-efecto. ¿A qué se debe?

El sentimiento de culpabilidad es muy frecuente en la depresión posparto, debido a que la maternidad se tiene muy idealizada. Las expectativas sociales y culturales que se tienen de este periodo se centran en que la mujer debe estar feliz y, si no se siente así, se verá culpable por no sentirse como «debería de sentirse» o «cómo está establecido que debe de sentirse». A todo esto, hay que añadir el significado que cada mujer le dé a este estado anímico en relación con su hijo. Muchas mujeres piensan: «Si no me siento así, será que no soy una buena madre o será que no lo quiero».

Hay que desmontar falsos mitos sobre la maternidad. La maternidad no siempre corresponde a las expectativas que una mujer se crea. No tiene por qué ser el momento más feliz; a veces no se elige cuándo ser madre o incluso, eligiéndolo, se tiene unas perspectivas que no se corresponden con la realidad. La mujer tiene derecho a tener momentos de dudas y a sentirse ambivalente.

Depresión en el embarazo

¿Cuándo empieza la depresión posparto?

El 50% de las depresiones posparto se inician en el embarazo.

¿Y existe algún perfil más sensible a sufrir este tipo de trastorno?

Entre los factores que se han asociado a la depresión posparto, están los antecedentes psicopatológicos previos, como la depresión posparto en embarazos anteriores o en el actual. Además, antecedentes familiares de depresión, eventos estresantes especialmente en el año que precede al embarazo, como por ejemplo duelo, ruptura sentimental o mala calidad de la relación de pareja. También ausencia de apoyo (que es un sentimiento subjetivo más que real), complicaciones obstétricas, condiciones particulares en torno al embarazo, prematuridad o complicaciones del neonato o separación de la madre del bebé en el momento del posparto inmediato. Asimismo, es importante la calidad de la relación que la madre mantiene con su propia madre y el ideal de maternidad que tenga cada mujer.

Las mujeres embarazadas en edad avanzada, ¿tienen más probabilidades de sufrir depresión posparto?

No. La edad maternal no es factor de depresión posparto, pero algunos estudios señalan que ser madre adolescente predispone a sufrir depresión posparto.

¿Se puede confundir la depresión posparto con la tristeza posparto?

Sí, se puede confundir. La tristeza posparto no es un trastorno, sino una respuesta dentro de las variaciones anímicas normales a todos los cambios físicos y psíquicos que conlleva esta etapa. Aparece en los primeros días del posparto y los síntomas se resuelven espontáneamente en dos o tres semanas. No precisa intervención clínica y, generalmente, consiste en irritabilidad, tristeza, llanto fácil, ansiedad… Si los síntomas se agravan o no desaparecen, sí es aconsejable consultar con un profesional. En cambio, sí se puede confundir porque en la depresión hablamos de un continuo, de tal manera que lo que se entiende por depresión clínica tiene que ver con un conjunto de síntomas, con una intensidad, una duración,…

La depresión posparto también afecta a los hombres. Para ellos también es un gran cambio y se pueden sentir desplazados

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión posparto afecta al 15% de las mujeres que son madres. Pero es un asunto del que apenas se habla. ¿Es un tema tabú?

Es cierto que ha pasado desapercibido durante mucho tiempo, pero ahora esta mentalidad está cambiando. Generalmente, eso se debe a varios aspectos, como, por ejemplo, la dificultad que tenga cada mujer y el entorno, incluso sanitario, para reconocer la psicopatología; la idealización de la maternidad o el estigma que se tiene de la enfermedad mental. Además, en el posparto la reciente madre tiene volcada toda la atención en el bebé y se dedica menos tiempo a ella misma. También, a veces, hay mucho miedo de que se les prescriba un tratamiento farmacológico. Todo esto influye.

Dicen que hablar del parto es sanador…

Hablar de lo que uno siente siempre ayuda. El poder compartir cómo uno se encuentra siempre ayuda.

¿Puede el hombre, igualmente, sufrir depresión posparto?

También se diagnostica en los hombres, pero más raramente. Para él también es un gran cambio y se pueda sentir desplazado al estar la madre volcada en el cuidado del bebé.

Han puesto en marcha en su hospital un programa de intervención psicológica en salud metal para tratar de forma precoz este trastorno. ¿En qué consiste este programa?

Se trata de una consulta especializada de psicología clínica dirigida a la psicopatologia materna en el embarazo y posparto hasta el primer año de vida del bebé. Comprende la evaluación, diagnóstico, orientación o intervención psicológica en mujeres con psicopatología de inicio en esta etapa o pacientes con tratamientos psiquiátrico que se quedan embarazadas. La finalidad es la detección y la intervención precoz de la psicopatología en el periodo perinatal.

Fuente: ToledoActualizado: