AUTOAYUDA

La percepción que tengamos de nuestro peso puede estar influenciada por nuestros genes

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Los investigadores ahora creen que la forma de vernos a través del tiempo es probablemente similar a la forma en que nuestros padres se sentían sobre sí mismos.

“Nuestro estudio es el primero en demostrar que los genes pueden influir en cómo las personas se sienten acerca de su peso”, dijo Robbee Wedow estudiante de doctorado de la la Universidad de Colorado en Boulder y autor principal del estudio.

“Y encontramos que el efecto es mucho más fuerte en las mujeres que los hombres.”

La investigación midió la heredabilidad de la condición de peso subjetivo, lo que indica qué proporción de la variación en un rasgo dado se debe a los genes en comparación con el medio ambiente.

Las estimaciones de heredabilidad oscilan entre 0 y 1, donde 0 indica que la genética no es un factor que contribuye en absoluto, y 1 que indica que la genética es el único factor que contribuye.

“Nuestro estudio mostró que el estado del peso percibido fue de 0,47 hereditario”, dijo Wedow.

“Las estimaciones de heredabilidad nos proporcionó la primera evidencia de que la identidad de peso puede tener bases genéticas”, dijo Wedow.

El equipo de investigación utilizó datos del Estudio Nacional Longitudinal de Salud  de Adolescentes. Este conjunto de datos incluye las respuestas de más de 20.000 adolescentes en la edad adulta, incluyendo cientos de gemelos que fueron interrogados acerca de su salud en primer lugar a partir de 1994.

Todos los participantes en el estudio nacional participaron en cuatro entrevistas posteriores en el en el 2008.

Los investigadores calcularon el índice de masa corporal (IMC), o la relación entre altura y peso, de cada persona durante cada una de las cuatro entrevistas.

A continuación, se pidió a los participantes que indicaran cómo se sentían acerca de su propio peso. Las opciones de respuesta incluían “muy bajo peso”, “poco peso inferior al normal”, “con el peso correcto”, “un poco de sobrepeso” y “muy gordo”.

Los investigadores prestaron especial atención a los datos de los gemelos como una manera de llegar a la parte genética de la condición de peso percibido, analizando la información de más de 700 pares de gemelos en la base de datos.

Los datos  incluyen gemelos idénticos así como mellizos, y estos últimos tanto del mismo sexo y hermanos de distinto sexo. Los gemelos idénticos comparten el 100 por ciento de sus genes, mientras que los mellizos comparten aproximadamente el 50 por ciento de sus genes.

Boardman dijo que su nuevo estudio y otros como el de él son importantes ya que los investigadores han demostrado repetidamente que las evaluaciones de salud son fuertes predictores de mortalidad de adultos.

“De hecho, algunos estudios han demostrado que las auto evaluaciones  de salud son al menos tan precisas como las evaluaciones hechas por médicos”, dijo Boardman.

“La propia percepción acerca de nuestra salud es una medida estándar de oro – que predice la mortalidad mejor que cualquier otra herramienta”, dijo Boardman.

“Pero los que son menos flexibles en la evaluación de su salud a través del tiempo pueden ser menos propensos que otros a que hagan esfuerzos significativos para mejorar y mantener su salud.”

Aun así, la genética es sólo una parte de la ecuación.

Los investigadores hicieron hincapié en que incluso cuando hay una conexión genética a determinados comportamientos, rasgos humanos o entornos sociales, las opciones personales siempre desempeñan un papel importante en la conformación de los resultados.

Fuente: Journal Social Science & Medicine

Deja un comentario