OTRAS FUENTES

La Psicoterapia: qué es y qué beneficios aporta, según la APA

la-psicoterapia-que-es-y-que-beneficios-aporta-segun-la-apa
Curación de Contenido por Gloria Remírez

La Asociación Americana de Psicología (APA-American Psychological Association) ha publicado un artículo en su página Web, a través del cual analiza y explica la realidad de la Psicoterapia, desterrando los mitos y creencias erróneas en torno a la misma, muchos de los cuales, señala, “provienen de la televisión o el cine”.

Tal y como afirma la APA, es fundamental conocer la realidad de la Psicoterapia para poder beneficiarse de todo lo que puede ofrecer:

Cualquiera puede beneficiarse de la Psicoterapia. Las personas buscan la Psicoterapia por una serie de razones que surgen en su vida cotidiana. En algunos casos, para el tratamiento de la depresión, la ansiedad o el abuso de sustancias, y en otros, se busca ayuda para cambiar conductas problemáticas o sobrellevar transiciones importantes en su vida (como por ejemplo, la pérdida de un empleo, el divorcio o la muerte de un ser querido).

Entre los muchos motivos que pueden impulsar la búsqueda de una intervención con Psicoterapia, se encuentra también la necesidad de manejar y equilibrar las demandas de la crianza de los hijos, el trabajo y las responsabilidades familiares, el poder hacer frente a una enfermedad médica, el buscar mejorar las habilidades de relación social o poder lidiar con factores estresantes.

El estigma relacionado con la obtención de ayuda para problemas psicológicos o de comportamiento solía ser un fuerte elemento disuasivo a la hora de buscar este tipo de intervención. Sin embargo, en la actualidad comienza a verse como un signo de iniciativa. Los investigadores continúan encontrando nuevas evidencias que enfatizan el valor de cuidar la salud mental para garantizar una buena salud física. En este sentido, queda claro que, como consecuencia de los problemas emocionales pueden surgir síntomas físicos, y viceversa: a raíz de un malestar físico, podemos desarrollar problemas emocionales.

La Psicoterapia es comprender tus pensamientos y emociones. Ante la existencia de dificultades, es importante contar con el apoyo de familiares y amigos en los que se puede confiar. No obstante, un profesional de la Psicología puede ofrecer mucho más que el mero hecho de hablar con familiares y amigos: los psicólogos cuentan con años de formación especializada, capacitación y experiencia que los hacen expertos en la comprensión y el tratamiento de problemas complejos. Asimismo, la investigación muestra que la Psicoterapia es eficaz y útil. Las técnicas que utiliza un psicólogo durante la Psicoterapia se desarrollan a lo largo de décadas de investigación y son más que “solo hablar y escuchar”.

Los psicólogos pueden reconocer el comportamiento o los patrones de pensamiento de manera objetiva, mucho más que aquellas personas más cercanas, que pueden no darse cuenta de ello. Si bien un psicólogo puede realizar comentarios u observaciones similares a las de amigos y familiares, su ayuda puede ser más eficaz debido al momento oportuno, el enfoque utilizado o su postura neutral.

Por ende, se puede ser completamente honesto con un psicólogo, sin preocuparse de que alguien más tenga conocimiento de lo que se ha revelado. La relación terapéutica se basa en la confidencialidad (hay algunas excepciones en las que un psicólogo tiene el deber de informar a los demás, como en el caso de que existiera amenaza de que la persona pudiera hacerse daño a sí misma o a otros, pero esta cuestión se aclara previamente con el psicólogo). En caso de que las dificultades persistan y no se perciba ninguna mejora significativa, la APA recomienda buscar la ayuda de un psicólogo especialista.

Pedir ayuda es el primer paso para comenzar a sentirse mejor. Inicialmente, antes de comenzar con la Psicoterapia, muchas personas intentan resolver sus problemas por sí mismas durante semanas, meses e incluso años, hasta que descubren que no es suficiente. Decidir comenzar la Psicoterapia no significa haber fallado: en realidad, tener el empuje de admitir que se necesita ayuda es un signo de fortaleza en lugar de debilidad, y el primer paso para sentirse mejor.

La Psicoterapia es interactiva y colaborativa. Con frecuencia, el psicólogo comienza el proceso de la Psicoterapia pidiendo a la persona una descripción del problema que ha impulsado la búsqueda de ayuda. Esto es solo el punto de partida de la Psicoterapia. También se recopila información relevante sobre sus antecedentes, el historial de sus problemas y otras áreas importantes de su vida, así como las diversas formas en que ha tratado de abordar las situaciones. La Psicoterapia suele ser un proceso interactivo y colaborativo basado en el diálogo y la participación activa del paciente/cliente en la resolución conjunta de problemas.

El psicólogo puede animarle a practicar nuevas habilidades entre las sesiones o asignarle tareas relacionadas con la lectura y búsqueda de información, para que pueda aprender más sobre un tema en particular. Juntos, el pacientes/cliente y su psicólogo identifican los problemas, establecen metas y supervisan la progresión.

Estar abierto. Un componente de la Psicoterapia podría implicar el análisis de las experiencias en la infancia y los eventos significativos que han impactado en la vida de la persona. Relacionar la información de sus antecedentes familiares puede ayudar tanto al paciente/cliente como a su psicólogo a comprender las percepciones y sentimientos existentes, las actuales estrategias de afrontamiento, o a ver los patrones que se han desarrollado. Echar una mirada hacia atrás supone comprender mejor el presente, y realizar cambios positivos orientados al futuro.

En ocasiones, el psicólogo puede elegir enfocarse de forma primordial en el problema o crisis actual que ha impulsado la búsqueda de tratamiento, sin profundizar en modo alguno en experiencias pasadas. A este respecto, puede enseñar al paciente/cliente a incorporar técnicas y herramientas que le ayuden a cambiar los pensamientos o conductas que, en la actualidad, están contribuyendo a la aparición del problema.

La Psicoterapia no es para siempre. Durante la Psicoterapia, cada persona progresa de un modo distinto. A modo de ejemplo, la APA, recoge los resultados de un estudio de 1986, sobre la relación entre la duración del tratamiento y los beneficios del mismo, cuyos datos ponen de relieve que, en 8 sesiones de Psicoterapia, aproximadamente el 50% de los pacientes mejoraban considerablemente, un porcentaje de mejoría que se incrementaba a cerca de un 75% a los seis meses (Howard, Kopta, Krause y Orlinsky, 1986).

El tema de la duración es un aspecto de lo que se puede hablar al inicio, durante el establecimiento de un plan de tratamiento. A este respecto, la APA recuerda que el objetivo del psicólogo no es mantener a la persona como cliente para siempre, sino enseñarle técnicas y herramientas que le ayuden a funcionar mejor en su vida diaria.

La Psicoterapia es confidencial. Es esencial recordar que la Psicoterapia está sujeta a unas normas de confidencialidad. Solo el paciente/cliente puede divulgar información sobre su salud a terceros. Los únicos que pueden tener conocimiento de lo abordado en el transcurso de las sesiones de Psicoterapia son el paciente/cliente, su psicólogo y cualquier persona que cuente con una autorización por escrito del primero para que hable con su psicólogo (como un médico o un miembro de la familia).

Fuente: American Psychological Association

Deja un comentario