SALUD MENTAL

La soledad es una píldora amarga que puede hacer que la gente se deprima o enferme

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Una investigación reciente halla que, si bien la soledad durante ciertas partes del ciclo de la vida se puede explicar, la soledad durante ciertas décadas de la vida – tales como de los treinta a los cuarenta años –no puede  explicarse por las causas normales.

Para el estudio, los psicólogos Maike Luhmann y Louise C. Hawkley llevaron a cabo una encuesta representativa entre 16.132 participantes del Grupo Europeo Socio-Económico (SOEP por sus siglas en inglés) en 2013.

Su investigación muestra que la soledad en personas de edad avanzada es porque a menudo experimentan una disminución de las interacciones sociales y también por cuestiones relacionadas con bajos ingresos y la salud.

Los investigadores encontraron, sin embargo, que también hay fases en principios y a mediados de la edad adulta en la que las personas tienden a estar solas.

Continuando en la línea de edad, las personas a menudo experimentan mayor soledad en sus cincuenta años y después vuelve a disminuir, alcanzando su punto más bajo aproximadamente  a los setenta años.

En el estudio titulado  “Diferencias de edad en la soledad desde finales de la adolescencia a la edad más avanzada ” Luhmann y Hawkley intentaron discernir los flujos y reflujos de la soledad percibida.

En una parte del estudio los autores controlaron estadísticamente un número de factores de riesgo bien conocidos, tales como los ingresos, el género, la salud y los contactos sociales.

“Si eliminamos estos factores a partir del resultado global, el aumento drástico de la soledad en la vejez desaparece y una trayectoria no lineal compleja es perceptible,” dice Maike Luhmann, quien es profesor en el Departamento de Psicología de la Universidad de Colonia, Alemania.

“Esto significa que podemos explicar con bastante exactitud por qué las personas mayores tienden a sentirse solas, pero todavía no sabemos por qué hay fases en la adultez temprana y media en donde la soledad es más pronunciada.”

El aumento de la soledad en la vejez se atribuye principalmente a la pérdida del cónyuge o problemas de salud. Los dos factores de riesgo son comunes en este grupo de edad.

Los altos ingresos parece ser un factor protector: cuanto mayor sea el ingreso de una persona, menos probable es que él o ella estén solos. Pero se encontró que la influencia del dinero en la soledad tiende a ser más importante a mediados de la edad adulta que en la edad adulta temprana o tardía.

El estatus profesional también es especialmente importante a mediados de la edad adulta. Tener un buen trabajo es un buen protector contra la soledad en esta fase de la vida.

Otros factores que influyen en la soledad están distribuidos en diferentes grados en distintos grupos de edad, pero siempre tienen un impacto en la soledad, sin importar la edad.

Por ejemplo, restricciones en la movilidad  y la falta en la interacción social afectan en sentirse solos a través del espectro de edades.

Los psicólogos ahora quieren explorar por qué el riesgo de la soledad es particularmente alto en ciertas fases en la adultez temprana y media.

Fuente: Journal Developmental Psychology

Deja un comentario