Los gerentes tienden a explotar a los trabajadores leales

Los gerentes tienden a explotar a los trabajadores leales

Una serie de estudios en línea descubrieron que los gerentes de tiempo completo a menudo explotan a los trabajadores leales en lugar de protegerlos y recompensarlos. Esta explotación incluye la asignación de trabajo adicional no remunerado o tareas incómodas fuera del horario laboral, bajo el supuesto de que los empleados leales están dispuestos a hacer sacrificios personales por su empresa. Esta investigación fue publicada en el Journal of Experimental Social Psychology.

La lealtad es una virtud que implica un fuerte sentido de compromiso, lealtad o fidelidad a una persona, grupo o causa. Es importante porque fomenta la confianza y la estabilidad en las relaciones, ya sean personales, profesionales o sociales. La lealtad genera confianza y confiabilidad, ya que las personas saben que pueden depender unas de otras en momentos de necesidad o adversidad.

En el lugar de trabajo, la lealtad contribuye a un ambiente de trabajo positivo y cohesivo, lo que conduce a una mayor productividad y satisfacción laboral. En las relaciones personales, la lealtad fortalece los vínculos y crea una sensación de seguridad y respeto mutuo. Múltiples teorías ven la lealtad como uno de los fundamentos clave de la moralidad, que une a los grupos, los hace más cohesivos y coordinados de maneras que generalmente hacen que los grupos tengan más éxito.

¿Pero la lealtad es siempre beneficiosa para la persona leal? El autor del estudio, Matthew L. Stanley, y sus colegas querían explorar esto investigando las relaciones entre gerentes y empleados. Estaban particularmente interesados ​​en las relaciones entre la lealtad percibida y las prácticas organizacionales explotadoras, que a menudo implican la asignación de tareas excesivas o no relacionadas sin compensación adicional, beneficiando a los gerentes a expensas de los empleados.

Los investigadores plantearon la hipótesis de que los gerentes podrían considerar a los empleados leales como más explotables y apuntar a ellos para explotarlos. Alternativamente, consideraron si los gerentes podrían proteger a los trabajadores leales para conservar su lealtad. Se realizaron cuatro estudios con participantes de entre 211 y 510 gerentes de tiempo completo, reclutados a través de Prolific.

En el primer estudio, los gerentes se dividieron en tres grupos, y el primer grupo leyó sobre un empleado leal llamado John. Luego, la encuesta describió escenarios que requerían que alguien trabajara horas extras o realizara tareas incómodas sin compensación, cuestionando la probabilidad de asignar a John estas tareas. El segundo y tercer grupo se sometieron a procedimientos similares, pero se describió a John como desleal o sin ninguna caracterización. Todos los participantes evaluaron la voluntad de John de hacer sacrificios personales.

El segundo estudio tuvo como objetivo determinar si los efectos observados eran exclusivos de la lealtad o aplicables a otras virtudes. El procedimiento del estudio replicó el del estudio 1, con la diferencia de que, en lugar de leal o desleal, se describió a John como justo, leal, honesto.

El tercer estudio describió a John enfrentando solicitudes de trabajo no remunerado, incluidas horas extras y tareas no relacionadas con su trabajo. Los participantes leyeron sobre John aceptando o rechazando estas solicitudes y luego evaluaron su lealtad, honestidad y justicia.

El cuarto estudio replicó el procedimiento del estudio 3, pero además pidió a los participantes que juzgaran la explotación de las tareas y la lealtad de John si aceptaba el trabajo no remunerado.

Los resultados revelaron que los gerentes estaban más inclinados a asignarle tareas adicionales no remuneradas a John cuando se lo presentaba como leal, particularmente por el trabajo de horas extras. Un modelo estadístico sugirió que los gerentes ven a los empleados leales como más dispuestos a sacrificarse por la empresa, lo que lleva a su explotación.

El segundo estudio confirmó que los gerentes preferían explotar al “leal” John sobre los demás, sin diferenciar si John era descrito como honesto o justo.

Los estudios tercero y cuarto indicaron que los gerentes percibían a John como más leal si aceptaba tareas no remuneradas, sin afectar las percepciones de su justicia u honestidad. El cuarto estudio también encontró que cuanto más los gerentes veían las tareas como explotadoras, más leales consideraban a John si las aceptaba.

«La sociedad ha logrado algunos avances positivos al prohibir formalmente tipos atroces de explotación, pero tipos de explotación más sutiles siguen siendo muy comunes», concluyeron los autores del estudio. “En la medida en que persistan las prácticas gerenciales explotadoras, ciertos trabajadores serán objeto de explotación. Aunque la lealtad suele promocionarse como una virtud moral que vale la pena ejemplificar, nuestra investigación indica que se percibe que los trabajadores leales son más explotables que otros empleados, debido a la suposición común de que los individuos leales están dispuestos a hacer sacrificios personales por los objetos de su lealtad. «

“Dado que los trabajadores que aceptan participar en su propia explotación también adquieren una reputación más fuerte por su lealtad, los vínculos causales bidireccionales entre lealtad y explotación tienen el potencial de crear un círculo vicioso de sufrimiento para ciertos trabajadores”.

El estudio arroja luz sobre la relación entre la lealtad de los trabajadores y el comportamiento de los directivos. Sin embargo, cabe señalar que el estudio se realizó sobre escenarios hipotéticos únicos y breves. Los resultados podrían tener más matices o no ser iguales en absoluto si se estudiaran las relaciones del mundo real.

Fuente: Psicología Social Experimental

Articulo original: Titulo: “Loyal workers are selectively and ironically targeted for exploitation,”. Autores: Matthew L. Stanley, Christopher B. Neck y Christopher P. Neck.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *