SALUD MENTAL

Las intervenciones por adicciones en los hospitales pueden ser una buena opción de tratamiento

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Según un nuevo estudio publicado en el Journal of General Internal Medicine, los pacientes con adicciones que colaboran con un equipo de intervención cuando están hospitalizados tienen el doble de probabilidades de mejorar en el tratamiento del trastorno por uso de sustancias después del alta

“Esto confirma que la hospitalización es un momento accesible”, dijo la autora principal Honora Englander, profesora asociada de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon (OHSU por sus siglas en ingles).

“Pudimos aumentar considerablemente la participación en el tratamiento. Eso es importante porque el tratamiento está asociado con costos de atención médica reducidos, mortalidad reducida y una amplia gama de resultados realmente importantes”.

La mayoría de los hospitales no tratan el trastorno por uso de sustancias durante la hospitalización ni conectan a las personas con el tratamiento después del alta, y las hospitalizaciones relacionadas con la adicción son extremadamente costosas. Los hospitales pueden carecer de personal, recursos financieros o interés en recibir atención para adicciones.

Sin embargo, las personas con trastorno por uso de sustancias a menudo terminan hospitalizadas, a veces como resultado de una enfermedad derivada de su adicción. Los ejemplos incluyen endocarditis causada por el uso de drogas inyectables, enfermedad hepática por el uso excesivo de alcohol o varios tipos de trauma.

Los hospitales están bien equipados para manejar la necesidad médica aguda, pero no la adicción subyacente.

Englander comento que “La gente no piensa en la adicción como algo que los hospitales deberían abordar. Nuestro estudio rechaza eso”.

El estudio se centró en la efectividad de IMPACT, o Equipo para mejorar la atención de las adicciones, un programa de intervención promovido por OHSU en 2015. IMPACT reúne a médicos, trabajadores sociales, mentores de recuperación de pares y proveedores de adicciones de la comunidad para abordar la adicción cuando los pacientes ingresan en el hospital.  Englander es la directora del proyecto.

Los investigadores compararon a 208 pacientes que recibieron consultas sobre medicamentos para la adicción en OHSU con un grupo de control de pacientes de Medicaid con afecciones similares hospitalizados en cualquier hospital de Oregon. El equipo comparó la participación en el tratamiento del uso de sustancias en el mes posterior a su salida del hospital.

Los hallazgos muestran que el 38.9% de los pacientes con IMPACT participaron en el tratamiento del uso de sustancias, en comparación con el 23.3% de los pacientes similares que no trabajaron con IMPACT.

El programa de OHSU es uno de los pocos en la nación, que sigue siendo acosado por una epidemia de opioides y una creciente crisis de metanfetamina que cobró más de 70,000 vidas en 2017. El nuevo estudio indica que el programa marca la diferencia en involucrar a las personas en el tratamiento.

“La atención hospitalaria de medicamentos para la adicción puede mejorar la participación en el tratamiento (trastorno por uso de sustancias), lo que se asocia con un uso reducido de sustancias, mortalidad y otros resultados clínicos importantes”, escriben los autores.

“La expansión nacional de tales modelos representa una oportunidad para abordar una brecha duradera en el continuo de tratamiento del trastorno por uso de sustancias”.

Fuente: Universidad de Salud y Ciencia de Oregon

Deja un comentario