OTRAS FUENTES

Las mujeres excombatientes necesitan más ayuda para reintegrarse en la sociedad

las-mujeres-excombatientes-necesitan-maacutes-ayuda-para-reintegrarse-en-la-sociedad
Curación de Contenido por Gloria Remírez

Redacción


Martes, 28 de Mayo de 2019

Psicología

Según una investigación llevada a cabo en Guatemala, las mujeres excombatientes necesitan más ayuda para reintegrarse en la sociedad una vez terminan los conflictos. Si no, continúan enfrentando barreras importantes en su vida una vez vuelve la ‘normalidad’.

El conflicto armado entre las organizaciones guerrilleras y el ejército guatemalteco causó la muerte de más de 200.000 personas entre 1960 y 1996. En estas organizaciones, las mujeres representaron el 15 por ciento de los combatientes y tenían diversos roles en la guerrilla como sanitarias, comunicadoras de radio o representantes políticos.

Después muchos conflictos, los programas de Desarme, Desmovilización y Reintegración ayudan a reinsertar a los excombatientes en la vida civil. Sin embargo, este apoyo se centra más en la reintegración económica y política, dejando a los excombatientes y a las comunidades reconstruir la confianza social por sus propios medios. Este fue también el caso de Guatemala, que resultó especialmente difícil para las mujeres, que se vieron obligadas a regresar a roles de género tradicionales.

El apoyo posterior al conflicto en Guatemala incluyó medidas legales, de vivienda, educación e incluso la puesta en marcha de pequeños proyectos productivos. Pero este programa de Desarme, Desmovilización y Reintegración tan temprano carecía de perspectiva de género.

Las excombatientes tenían diversos roles en los grupos guerrilleros y realizaban tareas similares a las de los hombres. Muchas mujeres habían mantenido relaciones emocionales mientras estaban en la guerrilla, y algunas incluso tenían hijos. Sin embargo, que estas relaciones funcionaran en la vida civil resultó difícil, ya que una vez que la participación de las mujeres ya no tenía objetivos revolucionarios, los hombres ya no estaban tan interesados en tener esposas activas y asertivas, mientras que su entorno social alentaba a los hombres y mujeres a asumir los roles tradicionales de género.

[Img #55647]

Conflicto armado en Guatemala. (Foto: JoséContreras12)

Ahora, investigadores de la Universidad de Birmingham han producido un documento que reclama una serie de acciones para ayudar a las mujeres ex combatientes a reintegrarse en la vida civil de forma efectiva.

Estas incluyen medidas dirigidas a gobiernos, donantes internacionales y ONGs como ampliar el enfoque de los programas hasta la esfera privada, incluyendo el hogar y la familia; promover servicios de guardería para que las mujeres puedan seguir estudiando y encontrar un empleo, o proporcionar asesoramiento y apoyo para ayudar a hombres y mujeres a adaptarse a los nuevos roles.

También recomiendan que los ex grupos armados hagan campaña para comprender las experiencias y motivaciones de los excombatientes, para aumentar la confianza social entre los grupos. En este sentido, crear organizaciones de mujeres ex combatientes podría ayudarlas a construir solidaridad y reclamar sus derechos colectivamente, y convertirse en agentes para la promoción de la igualdad de género.

Sanne Weber, de la Universidad de Birmingham, explica que muchos hombres “regresaron a sus hogares sin ingresos y con traumas” y que, como resultado, algunos empezaron a tener problemas con el alcoholismo y esto fomentó casos de violencia contra las mujeres. “Las mujeres a menudo terminaban siendo las principales o únicas cuidadoras de sus hijos. Cuando no tenían hijos, muchas vieron la oportunidad de estudiar o encontrar un trabajo bien remunerado pero casi siempre terminaban con trabajos inestables y mal pagados”.

“La reintegración social en Guatemala no tuvo éxito y las mujeres se vieron particularmente desfavorecidas. Para muchos, un retorno forzado a tareas de cuidado y hogar las ha excluido de la participación política y económica. Creemos que estos hallazgos en Guatemala pueden proporcionar información útil para otros programas de reintegración en todo el mundo”, agrega la investigadora. El estudio se fundamentó en entrevistas en profundidad con mujeres ex combatientes para comprender mejor sus experiencias. (Fuente: DICYT)