DINERO

¿Las ofertas del 3×2 benefician nuestra economía?

PAD
Edición de Contenido por PAD

Por FRAM

En los meses de julio y noviembre se pueden encontrar diferentes establecimientos que atraen una cantidad considerable de consumidores debido al lanzamiento de promociones, casi todas ellas recaen en el 3×2.

Las ofertas del 3×2 consisten en que el cliente compre dos productos y reciba gratis el tercero cuando sea de igual o menor precio, esto supondría un ahorro del 33.34% por cada uno, pero la condición para obtener este beneficio es adquiriendo tres productos similares. Lo que muchos se han percatado es que los establecimientos inflan los precios antes de publicar la oferta por lo que muy posiblemente el ahorro descendería a un 25%.

Pero, ¿en realidad existe un ahorro significativo? La respuesta es no; la principal razón es porque generalmente los individuos realizamos nuestras compras del hogar o de uso personal en un solo lugar, al vernos atraídos por la idea de recibir productos “de regalo” visitamos el establecimiento y terminamos comprando más cosas de las que necesitamos o planeamos consumir y gastamos más dinero del habitual.

Ahora bien, entre los verdaderos objetivos de este tipo de promociones no se encuentra beneficiar la economía de los consumidores sino atraer nuevos usuarios y alterar sus hábitos de consumo, esto es, a mayor producto disponible en nuestros hogares, mayor será el consumo por lo que se tendrá la necesidad de adquirirlos en el futuro aunque no se encuentren rebajados. Esto evidentemente beneficia a los supermercados o tiendas al incrementarse sus ventas tanto a corto como mediano plazo.

Partiendo de lo anterior, ¿de qué manera podríamos tomar ventaja de este tipo de ofertas? Verificando los precios de la competencia y planificando nuestras compras, es decir, si nos atrae una oferta en específico, podríamos visitar el establecimiento y comprar únicamente el producto deseado, asimismo podríamos seguir algunas de estas recomendaciones:

  • No comprar antojos casuales ya que el antojo puede desaparecer tras el consumo del primer artículo.
  • No es conveniente adquirir alimentos perecederos o semi perecederos.
  • Pensar en el espacio con el que contamos para almacenamiento en nuestros hogares, si compramos de más probablemente este punto podría causarnos un problema.
  • Comprar productos con los que estemos familiarizados, si probamos algo nuevo y no nos gusta simplemente ya no lo volvemos a comprar, pero teniendo un par del mismo producto de reserva lo más probable es que desperdicie.
  •  

Para algunos es difícil resistirse a las ofertas, sin embargo es necesario que nuestras decisiones de compra sean conscientes y razonadas para que nuestra economía no se vea afectada y podamos sacar provecho de estas ofertas.

 

Deja un comentario