PSICOTERAPIAS

Los beneficios de la psicoterapia familiar

PAD
Edición de Contenido por PAD

La terapia familiar es un tipo de terapia psicológica (psicoterapia) hecha para ayudar a los miembros de una familia a mejorar su comunicación y resolver sus conflictos. La terapia familiar es generalmente proporcionada por un psicólogo, trabajador social clínico o terapeuta. Estos especialistas tienen títulos universitarios, de postgrado o certificaciones.

La terapia familiar es a menudo a corto plazo. Puede incluir a todos los miembros de la familia o sólo los más deseosos de participar. Su plan de tratamiento específico dependerá de la situación de su familia. Sesiones de terapia familiar que pueden enseñar habilidades para profundizar en las relaciones familiares y pasar momentos de estrés, incluso después o antes de sus sesiones de terapia.

La terapia familiar puede ayudar a mejorar las relaciones problemáticas con el cónyuge, hijos u otros miembros de la familia. Se pueden tratar temas específicos tales como problemas maritales o financieros, los conflictos entre padres e hijos, o los efectos de abuso de sustancias o una enfermedad mental en la familia entera.

La  familia puede continuar la terapia familiar junto con otros tipos de tratamiento de salud mental, especialmente si uno de los miembros tiene una enfermedad mental o adicción que también requiere de terapia individual o de un tratamiento de rehabilitación. Por ejemplo, la terapia familiar puede ayudar a los miembros de la familia hacer frente si un familiar tiene esquizofrenia – pero la persona que tiene esquizofrenia debe continuar con su plan de tratamiento individualizado, lo que puede incluir medicamentos, consejería uno-a-uno u otro tratamiento.

En el caso de adicción, la familia puede asistir a terapia familiar, mientras que la persona que tiene una adicción participa en el tratamiento residencial. A veces la familia puede participar en la terapia familiar, incluso si la persona adicta no ha buscado su propio tratamiento.

La terapia familiar puede ser útil en cualquier situación familiar que causa el estrés, el dolor, la ira o el conflicto. Puede ayudar a la familia a que se entiendan mejor unos a otros y relacionarse mejor.

Fuente: guiapsicologia.com

Deja un comentario