OTRAS FUENTES

Los hipnosedantes son la cuarta sustancia más consumida y en la que se advierte mayor percepción de riesgo-Nueva encuesta ESTUDES 2018/19

los-hipnosedantes-son-la-cuarta-sustancia-mas-consumida-y-en-la-que-se-advierte-mayor-percepcion-de-riesgo-nueva-encuesta-estudes-201819
Curación de Contenido por Gloria Remírez

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha dado a conocer los resultados de la Encuesta sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) para los años 2018/2019.

Este estudio se enmarca dentro de una serie de encuestas bienales que, desde 1994, se dirigen a los estudiantes de Enseñanza Secundaria de entre 14 y 18 años (3º y 4º de la ESO, bachillerato y ciclos formativos de grado medio) de toda España, con el propósito de conocer la situación, las tendencias y patrones de consumo de drogas y otras adicciones, los factores asociados y las opiniones y actitudes ante las drogas de los estudiantes españoles, así como orientar el desarrollo y evaluación de intervenciones destinadas a reducir el consumo y los problemas asociados.

Para su realización, se ha contado con una muestra de 38.010 estudiantes pertenecientes a 917 centros educativos públicos y privados y 1.769 aulas.

A continuación, presentamos algunas de las principales conclusiones del informe ESTUDES 2018-2019:

  • El alcohol es la sustancia psicoactiva más consumida entre los estudiantes de enseñanzas secundarias de 14 a 18 años, seguido del tabaco y del cannabis (que constituye la tercera droga más extendida entre los estudiantes y la sustancia ilegal con mayor prevalencia).

    Los hipnosedantes (tranquilizantes/somníferos) con o sin receta aparecen como la cuarta sustancia de mayor prevalencia entre las analizadas, observándose que el 18,4% de los adolescentes ha tomado sustancias de este tipo alguna vez en su vida (un dato ligeramente superior al valor obtenido en 2016).

  • La edad media de inicio en el consumo de las diferentes drogas se retrasa ligeramente con respecto a ediciones anteriores. El tabaco, el alcohol y los hipnosedantes con o sin receta son las drogas de inicio más temprano (14 años).

  • El consumo de todas las drogas ilegales está más extendido entre los hombres que entre las mujeres. Se registra una mayor prevalencia entre las mujeres en el consumo de drogas legales como tabaco, alcohol o hipnosedantes.

    Con respecto al consumo alguna vez en la vida, la mayor diferencia entre chicos y chicas se contempla en el caso de los hipnosedantes con o sin receta, donde aproximadamente 2 de cada 10 chicas tomaron alguna vez sustancias de este tipo. Sin embargo, a medida que aumenta la edad, se observa una tendencia ascendente en el consumo de hipnosedantes en ambos sexos.

  • El consumo de alcohol entre los estudiantes de 14 a 18 años se realiza principalmente en bares o pubs (el 54,8% reconoce haber tomado alcohol en este tipo de lugares en los últimos 30 días), en calles, plazas, parques, playas o espacios públicos abiertos (50,9%) o discotecas (47,8%).

    En cuanto a la forma de conseguir bebidas alcohólicas, lo más frecuente es que los estudiantes accedan directamente al alcohol por ellos mismos. Algo más del 30% de los alumnos de 14 a 18 años consiguió alcohol directamente en los últimos 30 días, mientras que el 26,4% de ellos lo adquirió gracias a otras personas de 18 años o mayores.

    El 50,4% revela que sus padres les permiten beber y que su hora de llegada cuando salen son las 3 a.m./+ tarde (52,9%).

  • En relación con el consumo de tabaco y su visibilidad, algo menos de la mitad de los estudiantes (43,5%) afirman haber visto fumar tabaco a profesores/as dentro del recinto del centro educativo en los últimos 30 días, y prácticamente 2 de cada 3 estudiantes (64,7%) confirman haber visto fumar a otros alumnos y otras alumnas del centro dentro del recinto. No obstante, desde el año 2014 se ha reducido ligeramente el porcentaje de alumnos que refiere presencia de fumadores en su entorno escolar.

    Por otro lado, los hábitos de consumo de tabaco del entorno familiar de los y las estudiantes, un 41,4% afirma convivir con personas que fuman a diario, proporción bastante inferior a la registrada en 2016 y que confirma la tendencia descendente desde el inicio de la serie.

  • En términos evolutivos, la prevalencia de los hipnosedantes con o sin receta ha sufrido un incremento con respecto al año 2016. El 8,6% de los estudiantes de entre 14 y 18 años admite haber tomado en alguna ocasión hipnosedantes sin que se los haya recetado un médico. El consumo de esta sustancia sin prescripción médica, está más extendido entre las chicas.

  • Una de las novedades de esta edición, es la inclusión de preguntas para conocer el consumo de los analgésicos opioides “para colocarse” entre los estudiantes. A este respecto, el 2,2% reconoce haber consumido analgésicos opioides con esta finalidad alguna vez en sus vidas. Mientras el 1,5% de las chicas declaran este consumo, esta cifra se duplica en los chicos (3,0%). El consumo aumenta con la edad y es en los alumnos de 18 años en los que se registran las mayores prevalencias.

  • El cannabis es la sustancia psicoactiva ilegal con mayor prevalencia entre los y las estudiantes, siendo un 33,0% el porcentaje de alumnos que han consumido esta sustancia alguna vez en la vida. Evolutivamente, la prevalencia del cannabis sigue con la tendencia creciente iniciada en 2016. Su forma de consumo más extendida es la marihuana (43,8%), especialmente entre las chicas y los más jóvenes.

  • La prevalencia de la cocaína (polvo y/o base) ha descendido en todos los tramos temporales analizados, alcanzando así de nuevo el mínimo histórico.

  • Resulta remarcable que el 7,0% de los estudiantes de 14 y 18 años, afirme haber consumido alguna vez en la vida sustancias estimulantes para mejorar el rendimiento en el estudio, un porcentaje ligeramente más común entre los chicos (7,1%) que entre las chicas (6,8%). Este consumo se eleva de manera directamente proporcional con la edad. Las sustancias más comunes en estos casos son la cocaína (23,7%), metilfenidato (19,4%) y anfetaminas o speed (17,9%). Con respecto a 2016, destaca una ligera reducción en el consumo de cocaína como estimulante, frente al incremento en el de metilfenidato y de anfetaminas.

    Prácticamente la mitad de los estudiantes que han consumido este tipo de sustancias las obtienen a través de un familiar o amigo, siendo esta la forma más habitual de conseguir este tipo de productos, seguido de la obtención en farmacias sin receta médica (32,3%) y a través de internet (7,8%).

  • Las percepciones de riesgo más elevadas se asocian con el consumo habitual así como esporádico de sustancias ilegales como la heroína, la cocaína en polvo o el éxtasis, para las cuales, prácticamente la totalidad considera que consumir dichas drogas tanto de forma habitual como ocasional, puede tener graves consecuencias para la salud.

    También se observa una mayor percepción de riesgo en el consumo habitual de alcohol durante el fin de semana (76,8%) y se considera peligroso el consumo diario (57,6%).

    En cuanto al cannabis, el 87,5% estudiantes opinan que su consumo habitual puede conllevar bastantes o muchos problemas; sin embargo, dicha percepción ha descendido ligeramente, coincidiendo con el ligero aumento que se ha registrado en su consumo. Un 88,7% opina que el consumo diario de tabaco puede ocasionar muchos o bastantes problemas para la salud. Aún persiste la consideración de que el tabaco es más peligroso que el cannabis.

    Los hipnosedantes se erigen como la sustancia legal con una mayor percepción de riesgo (advertido por el 93,8% de los y las estudiantes, cuando se alude al consumo habitual). Es esencial subrayar que este año se ha registrado el máximo histórico de la serie, superando en más de 6 puntos el dato obtenido en 2016 (87,7%).

Se puede acceder al estudio desde la página Web del Plan Nacional sobre Drogas, o bien directamente a través del siguiente enlace:

Informe ESTUDES 2018-2019

Deja un comentario