EDUCATIVA

Los niños bilingües demuestran altos niveles de flexibilidad cognitiva

PAD
Edición de Contenido por PAD

Un nuevo estudio canadiense muestra que los niños bilingües francés-inglés usan tantas palabras al contar una historia como los niños que solo hablan inglés.

Los hallazgos, publicados en la revista Language, Cognition and Neuroscience, de igual manera muestran que los niños bilingües también demostraron altos niveles de flexibilidad cognitiva, la capacidad de cambiar entre pensar sobre diferentes conceptos.

Investigaciones anteriores han demostrado que los niños bilingües obtienen calificaciones más bajas que los niños monolingües en las pruebas de vocabulario tradicional. Los nuevos hallazgos pueden cambiar la comprensión de múltiples idiomas y la cognición en los niños.

“La investigación pasada no es sorprendente”, dijo la Dra. Elena Nicoladis, autora principal y profesora del departamento de psicología de la facultad de ciencias de la Universidad de Alberta.

“Aprender una palabra está relacionado con la cantidad de tiempo que pasas en cada idioma. Para los niños bilingües, el tiempo se divide entre idiomas. Entonces, como era de esperar, tienden a tener vocabularios más bajos en cada uno de sus idiomas. Sin embargo, esta investigación muestra que, en función de la narración, los niños bilingües son igualmente fuertes que los niños monolingües “.

“Estos resultados sugieren que los padres de niños bilingües no necesitan preocuparse por el rendimiento escolar a largo plazo”, dijo Nicoladis. “En un contexto de narración de cuentos, los niños bilingües pueden usar esta flexibilidad para transmitir historias de manera creativa”.

Para el estudio, los investigadores examinaron a un grupo de niños bilingües francés-inglés a quienes se les habían enseñado dos idiomas desde su nacimiento, en lugar de aprender un segundo idioma más adelante en la vida.

Utilizaron una nueva medida altamente sensible para examinar la flexibilidad cognitiva, la capacidad de un participante para cambiar entre juegos con diferentes reglas, manteniendo la precisión y el tiempo de reacción. Su estudio se basa en investigaciones anteriores que examinan vocabulario en niños bilingües que han aprendido inglés como segundo idioma.

En general, los niños bilingües usaron tantas palabras para contar una historia en inglés como los niños monolingües. Los niños también usaban tantas palabras en francés como en inglés cuando contaban una historia.

“Descubrimos que la cantidad de palabras que los niños bilingües usan en sus cuentos está altamente correlacionada con su flexibilidad cognitiva: la capacidad de cambiar entre pensar sobre diferentes conceptos”, dijo Nicoladis. “Esto sugiere que los bilingües son expertos en usar el medio de contar historias”.

Fuente: Universidad de Alberta.

Deja un comentario