OTRAS FUENTES

Los problemas personales, de salud y psicológicos, habituales entre los consumidores de Cannabis-Nuevo informe

los-problemas-personales-de-salud-y-psicologicos-habituales-entre-los-consumidores-de-cannabis-nuevo-informe
Avatar
Edición de Contenido por Gloria Remírez
Los problemas personales, de salud y psicológicos, habituales entre los consumidores de Cannabis-Nuevo informe
Los problemas personales, de salud y psicológicos, habituales entre los consumidores de Cannabis-Nuevo informe

Infocop | 16/12/2019 5:00:00

Como cada año, el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones ha publicado una nueva edición de su informe sobre Alcohol, tabaco y drogas ilegales en España.

Este documento ofrece una visión global de la evolución y características del consumo de sustancias psicoactivas (incluyendo alcohol, tabaco, hipnosedantes, drogas ilegales y nuevas sustancias), y los problemas asociados en nuestro país. Para tal fin, emplea información procedente de diversas fuentes, tales como los datos de la última Encuesta sobre Uso de Drogas en las Enseñanzas Secundarias en España (ESTUDES 2016) o la Encuesta sobre alcohol y drogas en España (EDADES, 2017), junto con otros indicadores clave, entre ellos, las admisiones a tratamiento por consumo de sustancias psicoactivas, las urgencias hospitalarias en consumidores de estas sustancias, o los casos de mortalidad por reacción aguda a las mismas.

A continuación, presentamos los principales resultados recogidos en el estudio:

Uso de drogas en Enseñanzas Secundarias en España (ESTUDES)

  • La edad media de inicio en el consumo de drogas se sitúa entre los 13 y los 16 años y las prevalencias de consumo aumentan con la edad.

  • Las drogas más consumidas por los y las jóvenes (14-18 años) son las legales (alcohol y tabaco), seguidas del cannabis y de los hipnosedantes con o sin receta médica.

  • El consumo de drogas legales está más extendido entre las mujeres y el consumo de todas las drogas ilegales, entre los hombres (excepto para los hipnosedantes sin receta médica).

  • Aunque el consumo de alcohol sigue estando en niveles elevados, se observa un descenso en las prevalencias de consumo, que proviene principalmente de los y las estudiantes de menor edad (14, 15 y 16 años) y coincide con un incremento en el porcentaje de alumnos/as que advierte un mayor riesgo ante el consumo de alcohol.

  • Pese a que se ha detectado un descenso en la tendencia global de consumo intensivo, borracheras y binge drinking, este continúa presentando prevalencias elevadas, asociándose a un mayor uso de drogas ilegales (policonsumo). En este patrón de consumo aumenta la presencia de las mujeres a las edades más tempranas (14, 15 y 16 años). Se observa también una relación directamente proporcional entre el binge drinking y la edad.

  • Desde 2016, se registra una tendencia estable del consumo de tabaco. La percepción de riesgo ante el consumo diario de tabaco se ha estabilizado y el 91,8% de los y las jóvenes considera que puede producir muchos problemas de salud. El aumento de la percepción de riesgo coincide con un descenso de las prevalencias de consumo.

  • El cannabis es la droga ilegal más consumida por los y las jóvenes, unida a una baja percepción del riesgo asociado a su consumo, siendo tras el alcohol y el tabaco, la sustancia psicoactiva más disponible para esta población.

  • Los hipnosedantes son la sustancia que mayor proporción de estudiantes consumen después del alcohol, el tabaco y el cannabis. El consumo es más prevalente entre las jóvenes.

  • Las nuevas sustancias psicoactivas son, en términos generales, sustancias con prevalencias de consumo más bajas que las drogas clásicas.

  • Con respecto al nivel de información, el 31,3% de los y las jóvenes de 14 a 18 años afirman estar perfectamente informados/as sobre el tema de las drogas. Las principales vías por las que reciben esta información son el centro educativo (84,9%) y la familia (68,4%). El 71,1% ha recibido información sobre los efectos y problemas asociados a drogas legales (tabaco, alcohol, hipnosedantes) y el 65,7% sobre los efectos y problemas asociados a drogas ilegales (hachís/marihuana, cocaína, drogas de síntesis…).

Alcohol y drogas en población general en España (EDADES)

  • Las drogas con mayor prevalencia de consumo en la población española de 15-64 años, son el alcohol, el tabaco y los hipnosedantes, seguidos del cannabis y la cocaína. La edad de inicio en el consumo se mantiene estable. Las sustancias que se empiezan a consumir a una edad más temprana son el tabaco y el alcohol, seguidas del cannabis. La sustancia que se suele empezar a consumir a edades más tardías son los hipnosedantes.

  • Las prevalencias de consumo son mayores en el grupo de 15 a 34 años, salvo en el caso de los hipnosedantes y la cocaína base, donde las mayores prevalencias se dan en los grupos de edad más avanzada. Los datos confirman un mayor consumo entre los hombres (excepto para los hipnosedantes). Estas diferencias se acentúan en el caso del alcohol, el tabaco y el cannabis.

  • El alcohol continúa siendo la sustancia legal más consumida. Su prevalencia de consumo mantiene una tendencia estable y en niveles altos desde la década de los noventa. No obstante, destaca la tendencia descendente de los bebedores diarios desde 2001 y que alcanza en 2017 el valor mínimo de toda la serie histórica.

    El consumo en atracón de alcohol (binge drinking) mantiene en general una tendencia ascendente desde 2009. Tanto las borracheras como los atracones de alcohol se encuentran más extendidos en el grupo masculino y se concentran entre los 15 y los 34 años.

    El consumo de alcohol se encuentra muy extendido entre los consumidores de todas las sustancias psicoactivas analizadas, registrándose una prevalencia superior al 90% entre los que consumieron cannabis, cocaína, éxtasis, anfetaminas y alucinógenos. Esta prevalencia ronda el 84% entre los fumadores y los consumidores de hipnosedantes sin receta.

  • Por detrás del alcohol, el tabaco es la sustancia psicoactiva más consumida en España entre la población de 15 a 64 años, con una prevalencia de consumo alguna vez en la vida del 69,7%.

  • Los hipnosedantes con o sin receta son las sustancias psicoactivas que empiezan a consumirse con mayor edad. Según datos de 2017, el 20,8% de la población de 15 a 64 años los ha consumido alguna vez, superando la barrera del 20% por segunda vez en toda la serie histórica. El 11,1% los ha consumido en el último año, el 7,5% en el último mes y el 5,9% diariamente en el último mes.

    Por sexo, el consumo está mucho más extendido entre las mujeres: más de un cuarta parte de las mujeres de 15 a 64 años han consumido hipnosedantes con o sin receta alguna vez en su vida (25,6%). Por edad, registra mayor peso entre las personas mayores de 35 años: el 25% de la población general de 35 a 64 años ha consumido hipnosedantes con o sin receta alguna vez en la vida (31,1% entre las mujeres de este tramo de edad). Se detecta que su consumo va incrementando de forma directamente proporcional con la edad de la población, siendo este aumento más llamativo entre las mujeres.

    Los hipnosedantes con o sin receta, registran los niveles más altos de consumo entre los que consumieron anfetaminas, cocaína y alucinógenos (29,4%, 28,9% y 28,6%, respectivamente).

  • Concretamente, los hipnosedantes sin receta también son consumidos por una mayor proporción de mujeres que de hombres. Esta diferencia es muy visible, por ejemplo, en el grupo de edad de 55 a 64 años; sin embargo, entre los 25 y los 44 años, son los hombres los que registran mayores prevalencias de consumo de esta sustancia sin receta.

    La práctica totalidad (92,3%) de los que admiten haberlos consumido sin prescripción médica, han consumido también otras sustancias psicoactivas durante ese mismo periodo, mientras que la proporción de policonsumidores entre aquéllos que no han consumido hipnosedantes sin receta no supera el 40%.

    Con respecto a las posibles razones esgrimidas para el consumo de hipnosedantes sin receta, las dos razones más mencionadas son “sobrellevar las situaciones habituales del día a día” y “afrontar algunos problemas vitales, como pueden ser un divorcio, un despido, la muerte de un familiar, etc.”.

    Con independencia de la edad, el modo de obtener hipnosedantes sin receta es a través de un amigo o familiar (53,6% entre los hombres frente al 44,3% entre las mujeres) o mediante una receta médica que les fue recetada con anterioridad (42,9% entre las mujeres frente al 28,1% entre los hombres). Además, aproximadamente uno de cada diez consumidores (8,3%) reconoce haberlo conseguido en la farmacia, pero sin receta.

  • Aumenta el consumo de cocaína, que se mantiene como la droga ilegal responsable de un mayor número de primeras admisiones a tratamiento, seguida del cannabis y los opioides.

  • Se confirma la tendencia ascendente de personas que empiezan a consumir cannabis, que se posiciona como la sustancia ilegal más accesible (el 96,4% de los consumidores problemáticos y el 88,8% de los consumidores no problemáticos declaran que es fácil o muy fácil para ellos conseguir esta sustancia en un plazo de 24 horas) y la que mayor prevalencia de consumo tiene en España, entre la población de 15 a 64 años.

    Los datos destacan cómo la presencia de problemas personales, de salud y/o psicológicos se hace más habitual a medida que se intensifica el consumo de cannabis.

  • Los problemas de índole personal (peleas o problemas con familiares, amigos, compañeros o vecinos) son los más habituales tanto entre la población general como entre los consumidores de cada una de las diferentes sustancias. El 3,4% de la población de 15 a 34 años ha sufrido este tipo de problemas alguna vez en su vida. Este porcentaje se incrementa según el tipo de sustancia que consumen hasta alcanzar casi un 38% entre los que han consumido alucinógenos en el último año. Cabe destacar también que el 14,5% de los consumidores habituales de hipnosedantes y el 11,3% de los consumidores habituales de cannabis, ha sufrido alguna vez en su vida problemas de este tipo.

  • Por otro lado, cabe señalar que, en los últimos años, el consumo de opiáceos se está convirtiendo en un problema de salud a escala mundial, que encuentra su mayor exponente en Estados Unidos. Por ello, el cuestionario utilizado en EDADES 2017 ha incluido por primera vez un módulo específico para conocer la prevalencia y las características del consumo de analgésicos opioides en España.

    De acuerdo con los datos, el 14,5% de la población de España de 15 a 64 años reconoce haber consumido analgésicos opioides en alguna ocasión. Su consumo está más extendido entre las mujeres que entre los hombres, incrementando en ambos colectivos su prevalencia de forma directamente proporcional con la edad. En el caso de las mujeres destaca el aumento que se produce en su consumo a partir de los 35 años.

    La codeína y el tramadol son los analgésicos que presentan una mayor prevalencia de consumo, seguido de la morfina, si bien esta se consume escasamente.

    El medio para adquirir este tipo de analgésicos opioides, es principalmente, a través de una receta médica que le hicieron al consumidor en cuestión (95,7% de los que han consumido analgésicos opioides alguna vez en la vida). El 3,7% de los consumidores reconoce haberlos comprado en una farmacia sin receta y el 3,4% declara conseguirlos por medio de un amigo o familia.

    Entre las razones por las que se inicia en el consumo de los analgésicos opioides, destaca el intento de mitigar un dolor agudo (en el 65% de los casos).

  • Con respecto a las atenciones en urgencias, se observa que aquellos que acuden por consumo de opioides e hipnosedantes tienen una edad más avanzada, mientras que los que acuden por consumo de éxtasis, alucinógenos, anfetaminas y cannabis son más jóvenes.

Se puede acceder al informe desde la página Web del Ministerio, o bien directamente a través del siguiente enlace:

Alcohol, tabaco y drogas ilegales en España 2019

lunes, 16 de diciembre de 2019 @ Infocop Online • 

Política de privacidad

 • Consejo General de la Psicología de España

Deja un comentario