OTRAS FUENTES

Los psicólogos deben autocuidarse también durante la situación de pandemia por COVID-19, según la APA

los-psicologos-deben-autocuidarse-tambien-durante-la-situacion-de-pandemia-por-covid-19-segun-la-apa
Curación de Contenido por Gloria Remírez
Los psicólogos deben autocuidarse también durante la situación de pandemia por COVID-19, según la APA
Los psicólogos deben autocuidarse también durante la situación de pandemia por COVID-19, según la APA

Infocop | 16/04/2020 5:01:00

Al igual que el resto del mundo, los psicólogos y las psicólogas están lidiando con la nueva realidad provocada por la pandemia de COVID-19: la transición al teletrabajo, el cuidado infantil mientras los centros educativos están cerrados, la preocupación por los miembros mayores de la familia y las dudas sobre qué sucederá después, etc.

Todas estas inquietudes son comunes a todas las personas en el actual contexto en el que nos encontramos, sin embargo, los y las profesionales de la psicología brindan, además, apoyo a las personas que están lidiando con sus mismas inquietudes.

Así lo afirma la Asociación Americana de Psicología (APA) en un artículo publicado en su página Web, a través del cual ofrece una serie de recomendaciones dirigidas a psicólogos y psicólogas para autocuidarse a lo largo de esta situación tan estresante:

Foto: Pixabay Fuente: pexels Fecha descarga: 03/04/2020

  • Priorizar: establezca un plan de acción enumerando sus prioridades laborales y personales y decidiendo qué se puede delegar o posponer. Asegúrese de añadir el cuidado personal a su agenda personal, de cara a preservar su capacidad de enfrentar el desafío al que estamos haciendo frente.

  • Cambiar de estrategia, si es necesario: para los investigadores, el cierre de universidades no tiene por qué suponer que el trabajo se detenga. Así, si no podemos recopilar datos cara a cara, podemos trabajar en otras cosas que a menudo se llevan a un segundo plano, como el análisis de datos y la escritura.

  • Seguir una rutina: seguir haciendo las mismas rutinas de siempre, ofrece una sensación de normalidad ante la situación anómala que estamos viviendo.

  • Crear un espacio de trabajo separado: trabajar desde casa puede difuminar los límites entre el trabajo y su vida personal, llegando a sentir que está trabajando todo el tiempo.  Hay personas que pueden estar trabajando 24/7. En este punto, la APA considera fundamental crear un espacio de trabajo separado si es posible, incluso si eso significa instalar un escritorio en una esquina de la sala de estar, de espaldas al espacio más grande, y mantener otras áreas como espacio personal.

  • Ejercicio: hay muchos ejercicios que se pueden hacer dentro de casa. En estos días, se están publicando entrenamientos y tablas de ejercicios en las redes sociales y por Internet. Incluso bailar con su música favorita puede ser de utilidad.

  • Mantenerse conectado: si bien los psicólogos y las psicólogas suelen mostrar preocupación por el tiempo de pantalla excesivo, las tecnologías como Skype o Google Hangouts pueden ser de utilidad para mantener a las personas conectadas a pesar del aislamiento físico.

  • Limitar el consumo de noticias: verificar las noticias o las redes sociales constantemente o tener las noticias en segundo plano solo causa angustia innecesaria. Decida cuánto tiempo va a dedicar a verificar fuentes fiables y cumpla con ese límite, incluso si tiene que pedirle a un amigo/a o familiar que se encargue de verificar si cumplió con su compromiso.

  • Practicar mindfulness y otras técnicas de relajación: el mindfulness puede ser de utilidad para abordar la ansiedad. La meditación, el yoga e incluso la respiración consciente son también técnicas útiles. Durante esta situación de pandemia, han surgido muchos recursos gratuitos este sentido en diversas páginas como YouTube, como sesiones de entrenamiento autógeno, o aplicaciones como Breathe2Relax y Tactical Breather, o el Mindfulness Coach y otros recursos disponibles en la App Store. Aplicaciones como Headspace y Ten Percent Happier ofrecen acceso gratuito a proveedores de atención médica durante la pandemia.

  • Aprender algo nuevo: es un buen momento para perfeccionar sus habilidades profesionales. Esta es una buena oportunidad para actualizar conocimientos y desarrollar sus habilidades online, a través de cursos virtuales. Aproveche este tiempo para realizar educación continua. Todos a aquellos psicólogos y psicólogas que han tenido que adaptar sus sesiones para realizarlas a través de Internet, cuentan con guías de Buenas Prácticas en Telepsicología. A este respecto, el Consejo General de la Psicología de España cuenta también con una guía de buenas prácticas para la Telepsicología, una herramienta muy útil y necesaria, basada en los Principios Éticos y Deontológicos imprescindibles en el ejercicio de la profesión, la adecuación a la Ley de Protección de datos, así como la revisión de varias guías internacionales, en especial la elaborada por la APA.

    La APA recuerda que los recursos de aprendizaje online son una buena manera de distraerse de las noticias, manteniéndose involucrados en el aprendizaje.

  • Tomarse un descanso: tan importante como ser amable con los demás, es serlo con nosotros mismos. Hay que tener en cuenta que, en tiempos difíciles como estos, no va a ser tan productivo como antes, y no pasa nada.

  • Consultar con colegas de profesión: esté atento a los compañeros y las compañeras que puedan estar lidiando con esta situación, y hágales saber que usted también está luchando, de cara a normalizar sus reacciones. Ayudar a otros también es esencial para nosotros mismos.

Fuente: APA

Deja un comentario