OTRAS FUENTES

Más longevidad de hombres y mujeres en los países con mayor equidad de género

maacutes-longevidad-de-hombres-y-mujeres-en-los-paiacuteses-con-mayor-equidad-de-geacutenero
Curación de Contenido por Gloria Remírez

Redacción


Viernes, 20 de Marzo de 2020

Salud

Una nueva investigación muestra que en países donde la equidad de género es alta, tanto hombres como mujeres viven más que en países donde la equidad es baja.

Específicamente, en los países donde la equidad educativa de género es más alta, la esperanza de vida tanto para hombres como para mujeres supera en años a la existente en los países con menor equidad de género y además hay significativamente menos muertes maternas por cada 100.000 nacimientos vivos. Una medida separada pero relacionada de la participación de las mujeres en la fuerza laboral sugiere que el aumento de la paridad de género en el lugar de trabajo también se asocia con una tasa nacional de mortalidad materna más baja y prolongaciones significativas de la esperanza de vida femenina.

La investigación es obra del equipo de Jody Heymann y Adva Gadoth, ambas de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), Estados Unidos.

Tal como subraya Heymann, este estudio constituye un paso importante para desacreditar cuantitativamente la noción de que la mejor posición social de las mujeres y su acceso a empleos estables se realizan a expensas de los hombres. Los resultados del nuevo estudio sugieren que tanto hombres como mujeres pueden beneficiarse de tales cambios. Además, la esperanza de vida masculina puede potencialmente alargarse a través de la equidad educativa.

Los parámetros específicos donde se aprecian esas tendencias son la equidad educativa y la equidad laboral.

[Img #59566]

Una mujer y un hombre haciendo ejercicio físico en un gimnasio, uno al lado de otro, en plena igualdad de acceso a las instalaciones, algo cotidiano en bastantes países pero inusual en otros. (Foto: Amanda Mills / CDC)

Un aumento del 10% en el índice de paridad educativa, equivalente a un aumento del 4,9% en la matrícula escolar bruta anual de un país en escuelas primarias y secundarias y educación superior, se asocia con dos años más de esperanza de vida femenina, y casi un año más de esperanza de vida masculina al nacer, incluso después de tener en cuenta el PIB (Producto Interior Bruto), las tasas de desempleo, el nivel de urbanización y los gastos de salud del gobierno nacional de cada país.

El mismo aumento del 10% en la paridad educativa de un país también se asoció con una reducción de casi 60 muertes maternas por cada 100.000 nacidos vivos a nivel nacional.

El índice de paridad educativa se define como el producto promedio de la proporción de matriculación femenina con respecto a la masculina y las proporciones de matriculación femenina en todos los niveles de escolaridad de un país.

Por separado, un aumento del 10%, esta vez en la participación femenina en la fuerza laboral, se asocia con 15 muertes maternas menos por cada 100.000 nacimientos vivos, y una prolongación de la esperanza de vida femenina al nacer de casi un año, sin ningún efecto en la esperanza de vida masculina.

El índice de paridad laboral se define como la proporción promedio de mujeres respecto a hombres en cuanto a trabajadores profesionales, técnicos y gerenciales, y la participación total femenina en la fuerza laboral.

“Mejorar la igualdad de género a través de políticas y otras intervenciones es beneficioso para todos”, enfatiza Gadoth. “Nuestra investigación muestra que aumentar la participación de las mujeres en la sociedad en general puede tener repercusiones amplias y positivas en la salud de la población, además de reducir la pobreza y promover los derechos humanos”. (Fuente: NCYT Amazings)