¿Quién tiene el deseo sexual más fuerte, hombres o mujeres?

¿Quién tiene el deseo sexual más fuerte, hombres o mujeres?

Una nueva investigación ha determinado que los hombres tienen un deseo sexual mucho más fuerte que las mujeres.

Tras revisar más de 200 estudios, los investigadores «hallaron que los hombres reportan consistentemente un deseo sexual más alto», señaló el autor del estudio, Julius Frankenbach, estudiante de doctorado de psicología de la Universidad de Saarland en Saarbrücken, Alemania.

En masa, la investigación mostró que los hombres dicen que pasan mucho más tiempo pensando en el sexo, fantaseando con el sexo, sintiendo deseo sexual y masturbándose, en comparación con las mujeres.

«Lo que sí nos sorprendió», dijo Frankenbach, «fue que el hallazgo fue consistente en todos los países, grupos de edad, etnias u orientaciones sexuales. Los hombres que tienen un deseo sexual más alto que las mujeres parecen ser un patrón psicológico bastante universal».

Pero hay un problema. Cuando se habla de las propias inclinaciones sexuales, ¿las personas son siempre honestas?

«La sexualidad es un tema delicado», reconoció Frankenbach. «Así que también consideramos la posibilidad de que los autoinformes de las personas no sean completamente precisos. Hubo alguna evidencia de respuestas tan inexactas en nuestros datos».

«Por ejemplo», anotó, «los hombres reportaron haber tenido más parejas sexuales que las mujeres, lo cual, por simple lógica, es casi imposible. Sin embargo, se concluyó que este sesgo de respuesta fue relativamente pequeño y no pudo explicar toda la diferencia de género en el deseo sexual que observamos. En otras palabras, creemos que la diferencia de género es real».

Los 211 estudios revisados se publicaron después de 1996, y los participantes tenían al menos 14 años de edad. En total, más de 621.000 personas estuvieron involucradas.

Frankenbach y el coautor del estudio Malte Friese, profesor del departamento de psicología de la Universidad de Saarland, analizaron la forma en que se realizó cada estudio. Después de tener en cuenta algunas diferencias, los investigadores concluyeron que el deseo sexual masculino es más fuerte que el deseo sexual femenino, con un «efecto mediano a grande».

Frankenbach dijo que el grado general en que el deseo sexual difiere según el género podría compararse con las diferencias estándar en los cuerpos masculinos frente a los femeninos, con «la diferencia de género en el deseo sexual aproximadamente igual a la diferencia de género en el peso corporal».

Carole Hooven, profesora del departamento de biología evolutiva humana de la Universidad de Harvard, dio la bienvenida al estudio.

«No me sorprende que los investigadores hayan confirmado lo que la mayoría de nosotros sabemos que es cierto en virtud de ser un humano sexualmente maduro», dijo Hooven, que no participó en el análisis.

«Pero lo bueno de este estudio», dijo, «es que compila, examina y resume los resultados de muchos otros estudios que han evaluado esta cuestión de las diferencias sexuales en el deseo sexual, y los autores intentaron corregir la influencia del sesgo en las respuestas de las personas».

Aún así, los investigadores señalaron excepciones a la regla.

Frankenbach agrego que entre el 24% y el 29% de las mujeres parecen tener un deseo sexual más alto que el hombre «promedio».

Entonces, aunque en promedio los hombres pueden tener un deseo sexual más fuerte que las mujeres, «hay muchas mujeres que están más interesadas en el sexo que muchos hombres», agregó.

¿Qué explica exactamente el deseo sexual?

Frankenbach sugirió que probablemente se reduce a una interacción compleja entre las normas sociales, los roles y el aprendizaje, por un lado, y la genética, la fisiología y la biología, por el otro.

Hooven dijo que «la cultura ciertamente juega un papel importante en la configuración no solo de cómo los hombres y las mujeres expresan su sexualidad. También da forma a cómo se sienten los sexos sobre qué tipo de comportamientos son apropiados».

Más allá de eso, «tenemos tanta investigación ahora, a través del tiempo y el lugar, que converge en la misma observación: los hombres están más motivados por el sexo que las mujeres», con niveles más altos de la hormona masculina testosterona probablemente desempeñando un papel motivador clave a lo largo de la vida de un hombre, agregó.

Sin embargo, aparte de todo eso, Hooven comento que vale la pena tener en cuenta que «algunas mujeres claramente lo disfrutan, y ninguna de estas cosas científicas tiene relación con qué tipo de comportamientos son correctos o incorrectos».

Fuente: Psychological Bulletin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *