SALUD MENTAL

¿Por qué recordamos algunos eventos, lugares o cosas, mientras que otros no?

PAD
Edición de Contenido por PAD

Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California ayuda a dar sentido a la memoria selectiva, ya que descubrieron que nuestro cerebro prioriza recuerdos gratificantes sobre otros y son  reforzados mediante la reproducción de ellos cuando estamos en reposo.

“El recordar momentos gratificantes ayuda, porque queremos recompensas futuras,” dijo el Dr. Charan Ranganath, autor principal del artículo. “El cerebro da prioridad a los recuerdos que van a ser útiles para las decisiones futuras.”

Se estima que sólo conservamos recuerdos detallados en una pequeña proporción de todos los acontecimientos de cada día, dijo Ranganath. Las personas con recuerdos muy detallados se sienten abrumadas con la información.

Así que si el cerebro va a filtrar la información y decidir lo que hay que recordar, esto tiene sentido para guardar esos recuerdos que podrían ser más importantes para la obtención de recompensas en el futuro.

Las personas que presentaron en el estudio una mayor repetición de memorias de alta recompensa mostraron una mejor retención de estos eventos durante las pruebas posteriores a la prueba inicial.

Estos individuos también mostraron un aumento de las interacciones entre el hipocampo – una estructura profunda en el cerebro muy involucrado en la memoria – y una zona conocida como el complejo nigra / área tegmental ventral, que está implicada en el procesamiento de la recompensa. Este patrón de actividad cerebral sugiere que la recompensa jugó un papel en la estimulación del hipocampo después de aprender.

Aunque este estudio no midió esto directamente, estas interacciones fueron relacionadas a la liberación de dopamina, un neurotransmisor que se libera en el cerebro cuando esperamos recompensas, comentaron los investigadores.

Las condiciones tales como la enfermedad de Parkinson o el envejecimiento están vinculados a la reducción de dopamina y, a menudo implican defectos de memoria.

“Los resultados muestran cómo la memoria puede estar sesgada hacia los puntos altos de las experiencias. Se habla de un proceso de memoria que normalmente se oculta de nosotros”, dijo Ranganath.

“¿Estamos recordando lo que realmente necesitamos saber?. Esto puede depender de lo que hace nuestro cerebro mientras está en reposo”.

Fuente: Journal Neuron

Deja un comentario