OTRAS FUENTES

Psicología continúa siendo la profesión con más ratio de solicitantes por plaza en las pruebas selectivas de Formación Sanitaria Especializada

psicologia-continua-siendo-la-profesion-con-mas-ratio-de-solicitantes-por-plaza-en-las-pruebas-selectivas-de-formacion-sanitaria-especializada
Avatar
Edición de Contenido por Gloria Remírez

Tal y como figura en la nota de prensa del Ministerio de Sanidad, ha habido un aumento en el porcentaje global de plazas del 5% con respecto a la convocatoria anterior “afectando este incremento a todas las titulaciones”. Asimismo, se consolida la reserva de un 7% de las plazas para personas con discapacidad igual o superior al 33% (establecida por primera vez en la Convocatoria 2011-2012, de acuerdo con la normativa de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad), es decir, hay 588 plazas, lo que supone un aumento del 4,4% en relación con el pasado año.

Con respecto al número total de aspirantes, el Ministerio indica un aumento de un 6,36% (2.101 personas más que en la convocatoria previa). Igualmente, se detecta un incremento en el número de aspirantes por el turno de personas con discapacidad, de 3,61%, presentándose este año 16 personas más que el año anterior.

Al centrarnos en la especialidad en Psicología, observamos una disminución en el número de solicitantes (a diferencia del total), rompiendo así con la tendencia creciente que se ha venido registrando desde el año 2016. En concreto, han asistido al examen 4.072 psicólogos, es decir, 135 aspirantes menos que en la convocatoria anterior, lo que equivale a un 3,21%.

Atendiendo al conjunto de candidatos y plazas ofertadas en la convocatoria, vemos como el cálculo de la ratio por número de vacantes en Psicología resulta en 28,9 psicólogos por cada una de ellas, siendo, como es habitual en todas las convocatorias, la más elevada en comparación con el resto de especialidades, e incluso con la relación global, que es de 4,2. En el extremo inferior, se sitúa la especialidad de medicina, con tan sólo 2,3 médicos compitiendo por cada plaza convocada (ver Tabla 1).

Tabla 1: Candidatos y plazas ofertadas en la convocatoria de formación sanitaria especializada 2018-2019

Nº de Solicitudes

Plazas ofertadas

Ratio Solicitantes /Plazas

Psicología

4.072

141

28,9

Medicina

15.477

6.797

2,3

Enfermería

12.937

1.092

11,8

Farmacia

1.334

267

4,9

Biología

789

49

16,1

Química

298

22

13,5

Radiofísica

207

34

6,1

Total

35.114

8.402

4,2

Al observar la progresión cronológica de la relación entre los candidatos y las plazas en Psicología, se observa que, si bien este año ha habido un aumento en el número de plazas, se ha reducido la cifra de solicitantes con respecto a los últimos 3 años, por lo que el ratio de psicólogos que optan a plaza ha disminuido a 28,9; sin embargo, esta reducción dista de ser significativa, y se mantiene en torno a la ratio que se ha venido registrando desde el año 2003 (esto es, en torno a 30) (ver Tabla 2).

Tabla 2: Ratio de candidatos por plaza por años en Psicología

 Año

Plazas

Solicitantes

Solicitantes por plaza

1994

52

3.500

67,3

1995

56

1.630

29,1

1996

56

1.650

29,5

1997

64

1.300

20,3

1998

61

1.250

20,5

1999

60

1.800

30,0

2000

67

1.600

23,9

2001

71

1.500

21,1

2002

70

1.327

19,0

2003

74

1.654

22,4

2004

74

1.663

22,5

2005

81

2.098

25,9

2006

89

2.040

22,9

2007

98

2.077

21,2

2008

107

1.953

18,3

2009

126

2.313

18,4

2010

131

2.659

20,3

2011

136

3.113

22,9

2012

141

3.693

26,1

2013

128

3.853

30,1

2014

130

3.974

30,5

2015

127

4.098

32,3

2016

129

4.025

31,2

2017

128

4.103

32,1

2018

135

4.207

31,2

2019

141

4.072

28,9

En la Tabla 3, puede observarse el contraste entre la distribución del número de plazas ofertadas para Psicología Clínica y para Psiquiatría por Comunidad Autónoma.

Tabla 3: Candidatos y plazas ofertadas en la convocatoria de formación sanitaria especializada 2018-2019

 Comunidad Autónoma

 Plazas Ofertadas Psicología Clínica

 Plazas Ofertadas Psiquiatría

Andalucía

22

42

Aragón

5

9

Canarias

4

8

Cantabria

1

3

Castilla la Mancha

7

8

Cataluña

26

49

Extremadura

3

4

Galicia

7

11

Murcia

3

5

La Rioja

1

Islas Baleares

3

5

País Vasco

5

12

Asturias

5

4

Castilla y León

6

11

Madrid

26

46

Navarra

3

5

Comunidad Valenciana

15

23

Ceuta

2

Melilla

2

Total

141

248

Si se comparan estas cifras con las del año pasado (a saber: 135 plazas para la especialidad de Psicología Clínica y 243 para Psiquiatría), se observa un aumento en ambas titulaciones, de un 4,44% en Psicología y un 2,06% en Psiquiatría.

Todo el análisis anterior muestra que, pese al tenue aumento en las plazas PIR y el leve descenso en el número de aspirantes que tratan de optar a una de ellas, la oferta de plazas en Psicología continúa siendo escasa, por lo que la ratio de solicitantes por cada una de ellas continúa manteniéndose elevada, siendo la más alta en comparación con el resto de especialidades.

Esta situación, se traduce, a la larga, en un insuficiente número de profesionales en el SNS, específicamente de psicólogos clínicos, y que contrasta a todas luces con las necesidades actuales que presenta nuestro Sistema Sanitario público, donde las consultas relacionadas con motivos de malestar psicológico –principalmente, problemas de ansiedad y depresión- se han disparado de forma alarmante en la última década.

Esta coyuntura, así como la necesidad de solventarla, ha sido puesta de relieve en reiteradas ocasiones por el Consejo General de la Psicología, insistiendo para ello, en la importancia de acometer un cambio de perspectiva que implique, no sólo frenar la reducción anual en el número de plazas, sino llevar a cabo las acciones necesarias dirigidas a incrementarlo (un objetivo que, a la vista de los datos correspondientes a esta convocatoria parece estar materializándose), aumentando, a su vez, el número de Psicólogos clínicos e incorporando a estos profesionales en los centros de Atención Primaria, de cara a cubrir la creciente demanda; una medida que, sin duda, redundaría en una notable mejora en la calidad de las prestaciones asistenciales, y supondría un considerable ahorro económico a medio y largo plazo en el coste global de la atención sanitaria pública, así como una mayor satisfacción de los usuarios con los servicios que se les prestan.

Esta argumentación, en línea con la literatura científica, está siendo avalada en nuestro país gracias a la implementación del ensayo clínico PsiCAP (Psicología en Atención Primaria), un estudio cuyo objetivo es el de comparar la eficacia del tratamiento psicológico frente al habitual en Atención Primaria, para el abordaje de los problemas de salud mental comunes o alteraciones emocionales (como la ansiedad, estrés, depresión y somatizaciones), que presentan aproximadamente la mitad de los pacientes que acuden a este primer nivel asistencial.

Los datos obtenidos hasta la fecha, demuestran claramente la eficacia del tratamiento psicológico sobre el tratamiento habitual, siendo la intervención psicológica tres veces y hasta cuatro veces más eficaz para los trastornos de ansiedad y la depresión, respectivamente. Asimismo, los resultados de este ensayo clínico han revelado una recuperación en torno a un 70% de los pacientes (67% en casos de ansiedad y 72% en caso de depresión), 3 veces mayor que con el tratamiento habitual de Atención Primaria (27,4% y 24,2%, respectivamente), registrándose una disminución en el consumo de psicofármacos y en la hiperfrecuentación a estas consultas.

Cada vez son más las Comunidades Autónomas en las que se ha implementado este ensayo, y se espera que estos resultados contribuyan a concienciar sobre el papel fundamental de la Psicología, así como la urgente necesidad de incrementar el número de psicólogos clínicos e incorporar a estos profesionales en los Centros de Atención Primaria, convirtiéndose en un motor para instaurar un cambio positivo en este sentido en España, tal y como ya ha sucedido en otros países como Reino Unido, Noruega, Estados Unidos o Australia.

Fuente:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales Social e Igualdad

Deja un comentario