OTRAS FUENTES

Recomendaciones de la APA para la práctica psicológica con mujeres y niñas

recomendaciones-de-la-apa-para-la-practica-psicologica-con-mujeres-y-ninas
Curación de Contenido por Gloria Remírez
Recomendaciones de la APA para la práctica psicológica con mujeres y niñas
Recomendaciones de la APA para la práctica psicológica con mujeres y niñas

Infocop | 30/01/2020 6:14:00

La Asociación Americana de Psicología (APA) ha publicado una guía para la práctica psicológica con mujeres y niñas. El objetivo de esta herramienta es ofrecer recomendaciones a los terapeutas para promover la resiliencia y el empoderamiento entre las usuarias de los servicios psicológicos, así como concienciar a los terapeutas sobre el papel que juegan la discriminación, la violencia y la opresión en la vida de las mujeres, mejorar la atención que prestan los terapeutas a los posibles grupos de mujeres que puedan haber sido objeto de más prejuicios y victimización y, promover el uso de diagnósticos solo en los casos estrictamente necesarios.

Tal y como se describe en la guía, las mujeres y niñas se enfrentan a diversos desafíos relacionados con la educación, la situación laboral, la asignación de roles sociales y el establecimiento de relaciones personales que requieren ser tenidos en cuenta para una adecuada intervención psicológica. Los psicólogos y psicólogas deben entender las experiencias vitales que pueden formar parte de la vida de las mujeres y niñas que atienden, en la medida en que estas experiencias tienen una influencia directa en el tratamiento y en el enfoque establecido al elaborar y diseñar las investigaciones psicológicas.

De esta manera, las recomendaciones, que suponen una actualización de un documento anterior de la APA publicado en el 2007, tienen en cuenta los aspectos a considerar cuando se trabaja con diferentes tipos de mujeres, incluidas las mujeres transgénero, las mujeres de edad avanzada, las mujeres inmigrantes y refugiadas o las mujeres con discapacidad, entre otras, haciendo especial énfasis en el riesgo elevado que presentan de ser víctimas de abuso sexual o físico.

Las recomendaciones descritas en la guía son las siguientes:

  • Los psicólogos y psicólogas deben reconocer las fortalezas y resiliencia de las mujeres y niñas y trabajar activamente para cultivar dichas fortalezas.
  • Los psicólogos y psicólogas deben esforzarse en ser conscientes que las mujeres y niñas forman su identidad en contexto con mensajes cambiantes, contradictorios y múltiples sobre lo que significa ser mujer.
  • Los psicólogos y psicólogas deben reconocer, comprender y utilizar información sobre la discriminación estructural y la opresión que continúan afectando la vida y el bienestar psicológico de niñas y mujeres.
  • Los psicólogos y psicólogas deben utilizar intervenciones y enfoques con niñas y mujeres que sean afirmativos, apropiados para el desarrollo, relevantes para el género y la cultura, y eficaces.
  • Los psicólogos y psicólogas deben reflexionar sobre sus experiencias con el género y sobre cómo sus actitudes, creencias y conocimientos sobre el género, y la forma en que el género se relaciona con otras identidades, pueden afectar su práctica con niñas y mujeres.
  • Los psicólogos y psicólogas se esfuerzan por fomentar la práctica terapéutica que promueve conciencia crítica y expande las opciones personales de niñas y mujeres.
  • Los psicólogos y psicólogas deben establecer diagnósticos a niñas y mujeres solo si el diagnóstico es necesario, así como deben hacer uso de herramientas de evaluación imparcial y comprender los daños que se pueden derivar de este diagnóstico o la influencia de sus propios sesgos de género en el establecimiento de dicho diagnóstico.
  • Los psicólogos deben esforzarse por comprender a las niñas y las mujeres en sus contextos sociopolíticos y geopolíticos.
  • Los psicólogos y psicólogas deben conocer, usar y fomentar el uso de los recursos de apoyo en salud mental, educativos y comunitarios relevantes, así como los propios de su cultura como formas complementarias a la intervención.
  • Los psicólogos y psicólogas deben comprometerse a trabajar para cambiar los entornos hostiles y la discriminación institucional, sistémica y global que interfieren con la salud y el bienestar de las niñas y las mujeres.

La guía puede descargarse en el siguiente enlace:

Pasos para evitar el ciberbullying – ¿Puedo conseguir que mi hijo no sea víctima del acoso escolar?

Deja un comentario