OTRAS FUENTES

Redes sociales de internet y bulos sobre la COVID-19

redes-sociales-de-internet-y-bulos-sobre-la-covid-19
Curación de Contenido por Gloria Remírez

Por internet circula bastante información falsa. En algunos casos se trata de meros errores. En otros, todo apunta a que se trata de distorsiones o desinformación deliberadas para servir a algún fin. ¿Cuán engañadas están las personas dependiendo de qué clase de fuentes de información consultan habitualmente? Una investigación reciente ha encontrado la respuesta a esta pregunta.

El nuevo estudio, realizado por el equipo de Aengus Bridgman, de la Universidad McGill en Canadá, indica que las personas que obtienen sus noticias de las redes sociales son más propensas a tener percepciones erróneas sobre la COVID-19. Los que consumen medios de comunicación tradicionales tienen menos percepciones erróneas y es más probable que sigan las recomendaciones de salud pública, como el distanciamiento social.

Los autores del estudio examinaron los efectos conductuales de la exposición a la información falsa combinando el análisis de las redes sociales, el análisis de las noticias y la investigación de encuestas. Cribaron millones de tweets, miles de artículos de noticias y los resultados de una encuesta representativa a nivel nacional a ciudadanos canadienses.

“Plataformas como Twitter y Facebook se están convirtiendo cada vez más en las principales fuentes de noticias y desinformación para los canadienses y los habitantes de todo el mundo. Sin embargo, en el contexto de una crisis como la de la COVID-19, hay buenas razones para preocuparse por el papel que el uso de redes sociales está desempeñando en el fomento de las percepciones erróneas”, argumenta Bridgman.

[Img #61275]

El microorganismo culpable de la COVID-19 es un virus, no una bacteria como algunos han publicado. Este es un ejemplo más de información falsa divulgada sobre la COVID-19. (Imagen: Amazings / NCYT)

Los resultados del estudio indican que, en comparación con los medios de comunicación tradicionales, la información falsa o inexacta sobre la COVID-19 circula más en las plataformas de redes sociales como Twitter. Los investigadores señalan una gran diferencia en los comportamientos y actitudes de las personas que obtienen sus noticias de los medios sociales frente a los medios de comunicación, incluso después de tener en cuenta la demografía y factores como la alfabetización científica y las diferencias socioeconómicas. Los canadienses que habitualmente se informan de noticias en medios sociales tienen menos probabilidades de acatar el distanciamiento social y de percibir la COVID-19 como una amenaza, mientras que lo contrario ocurre con las personas que obtienen su información de los medios de comunicación.

“Cada vez hay más pruebas de que la información errónea que circula en los medios sociales plantea riesgos para la salud pública”, sentencia Taylor Owen, de la Universidad McGill y miembro del equipo de investigación. (Fuente: NCYT de Amazings)