OTRAS FUENTES

Reino Unido da un mayor impulso a la Salud Mental en su nuevo Plan de Salud a largo Plazo

reino-unido-da-un-mayor-impulso-a-la-salud-mental-en-su-nuevo-plan-de-salud-a-largo-plazo
Curación de Contenido por Gloria Remírez

• Incrementar el apoyo a las condiciones de salud mental perinatal. El SNS considera prioritario este punto, recordando que, aproximadamente, una de cada cuatro mujeres experimenta problemas de salud mental durante el embarazo y durante los 24 meses posteriores al parto. La falta de acceso a la atención de salud mental perinatal se traduce, según el documento, en un coste para el Sistema Sanitario de 1,2 mil millones de libras al año.

A este respecto, el Plan a largo plazo pretende mejorar el acceso y la calidad de la atención a la salud mental perinatal para las madres, sus padres/parejas e hijos/as, ampliando el acceso a terapias psicológicas basadas en la evidencia dentro de los servicios especializados de salud mental perinatal, que brindarán atención desde la preconcepción hasta 24 meses después del nacimiento (actualmente la atención se ofrece hasta los 12 meses).

• Emprender más medidas contra la obesidad infantil.

• Prestar más atención a la salud mental de niños y jóvenes y mejorar los servicios de salud mental infanto-juveniles.

Teniendo en cuenta el inicio temprano de los problemas de salud mental (entre los 5 y los 15 años, según se recoge en el documento), el Sistema de Salud considera que el rápido acceso a un apoyo adecuado permitiría que “niños y jóvenes que experimentan dificultades, maximicen sus perspectivas de llevar una vida saludable y feliz”.

En línea con el compromiso establecido de ampliar los servicios de salud mental infanto-juvenil, el presente Plan de Salud asume el compromiso de invertir para incrementar el acceso a servicios de salud mental basados en la comunidad, de cara a satisfacer las necesidades de niños y jóvenes. El propósito es garantizar que, en la próxima década, el 100% de los niños y jóvenes que necesitan atención especializada puedan acceder a ella.

El SNS pretende integrar también la salud mental infanto-juvenil en los centros educativos, e implementar un nuevo enfoque en los servicios de salud mental dirigidos a adultos jóvenes (entre 18 y 25 años), de cara a apoyar su transición a la edad adulta. En esta misma línea, y en relación con la Salud Mental en Educación Superior, se espera incrementar la capacidad de las universidades para mejorar el bienestar de la población estudiantes, así como su acceso a los servicios de salud mental, facilitando el acceso a terapias psicológicas y centrándose prioritariamente en la reducción del suicidio.

• Reducir los tiempos de espera para las evaluaciones en los casos de autismo, y ofrecer una atención adecuada a niños con una discapacidad de aprendizaje. A este respecto, el documento advierte de las significativas desigualdades de salud que enfrentan más de 1,2 millones de personas en Inglaterra que presentan una discapacidad de aprendizaje, en comparación con el resto de la población, experimentando un peor acceso a la atención sanitaria.

Con el fin de paliar esta situación, el Sistema de Salud se ha propuesto garantizar “que todas las personas con discapacidades de aprendizaje, autismo o ambos puedan vivir vidas más felices, más saludables y más extensas”. Para ello, propone ofrecer el oportuno a niños, jóvenes y sus familias, impulsando la atención comunitaria y asegurando los ajustes necesarios para ampliar los servicios del SNS, en aras de “apoyar, escuchar y ayudar a mejorar la salud y el bienestar de las personas con discapacidades de aprendizaje y autismo, y sus familias”.

Proporcionar atención de calidad mundial para los principales problemas de salud

• Prevenir 150.000 casos de ataques cardíacos, de accidentes cerebrovasculares y de demencia.

• Ofrecer programas de educación y ejercicio a pacientes con problemas cardíacos, previniendo hasta 14.000 muertes prematuras.

• Salvar 55.000 vidas más al año, al realizar diagnósticos tempranos de cáncer.

• Invertir en la detección y tratamiento de afecciones pulmonares de forma temprana, de cara a prevenir 80.000 estancias hospitalarias.

• Brindar atención física y mental basada en la comunidad para 380.000 personas con trastorno mental.

En este punto, el Sistema de Salud subraya el mayor riesgo de mala salud física que tienen las personas con trastorno mental (a saber: más riesgo de obesidad, asma, diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y enfermedad cardiovascular), así como el mayor uso que hacen de las urgencias y las emergencias. El documento marca como uno de los objetivos primordiales el garantizar que, para 2020/21, se satisfagan las necesidades de salud física de al menos 280.000 personas diagnosticadas con problemas graves de salud mental, previendo incrementar esta cifra en unas 100.000 personas al año para 2023/24.

El Plan incluye también la necesidad de mejorar los servicios de crisis y de atención comunitaria para las personas con trastornos mentales graves.

• Incrementar paulatinamente el presupuesto dirigido a la salud mental, destinando al menos 2.300 millones de libras al año en la atención a la salud mental.

• Ayudar a 380.000 personas más a recibir terapia para la depresión y la ansiedad. Tal y como señala el documento, nueve de cada diez adultos con problemas de salud mental reciben apoyo en Atención Primaria. Indicando que el estrés, la ansiedad y la depresión se erigieron como la principal causa de pérdida de días de trabajo entre los años 2017 y 2018, el SNS pone de relieve la importancia de reducir el impacto de los problemas de salud mental comunes, aumentando así el ingreso y productividad nacional.

En esta línea, subraya la trascendencia y eficacia del programa IAPT (Improving Access to Psychological Therapies-Mejora del acceso a terapias psicológicas) para el abordaje de problemas de salud mental comunes, y establece la meta de seguir ampliando el acceso a los servicios de IAPT para adultos y personas mayores con este tipo de problemáticas, centrándose especialmente en aquellos con afecciones crónicas. De este modo, prevé que para 2023/24, otros 380.000 adultos y adultos mayores podrán acceder a estos servicios.

Asimismo, junto con la valoración de la eficacia de implementar estos servicios en Atención Primaria, el SNS pretende reducir los tiempos de lista de espera e impulsar la salud mental comunitaria.

Apoyando a las personas para que tengan un envejecimiento saludable

• Aumentar la financiación para la Atención Primaria y comunitaria.

• Contar con distintos profesionales para coordinar mejor la atención.

• Ayudar a más personas a vivir independientemente en sus hogares.

• Desarrollar equipos de respuesta comunitaria para evitar episodios hospitalarios innecesarios.

• Incrementar el apoyo del personal del SNS a las personas que viven en hogares asistenciales.

• Reconocer la labor de los cuidadores y mejorar el apoyo que reciben.

• Seguir avanzando en el cuidado de las personas con demencia.

• Ofrecer más información a la gente sobre la atención que reciben y dónde la reciben, especialmente hacia el final de sus vidas.

Para garantizar que el SNS pueda lograr las mejoras planteadas, el Plan a largo plazo también establece una serie de acciones orientadas a superar los desafíos que enfrenta el Sistema Sanitario, como la escasez de personal y la creciente demanda de servicios, tales como:

  • Actuar de diferente modo: otorgar más control a las personas sobre su propia salud y la atención que reciben, fomentar una mayor colaboración entre los médicos de familia, sus equipos y los servicios comunitarios, como “redes de Atención Primaria”, de cara a incrementar los servicios que pueden proporcionar conjuntamente.

  • Prevenir enfermedades y luchar contra las desigualdades en la salud: el SNS británico abordará algunas de las causas más importantes de la mala salud, incluyendo nuevas medidas para ayudar a las personas a dejar de fumar, superar los problemas de consumo de alcohol y evitar la diabetes Tipo 2, con un enfoque particular en las comunidades y grupos de personas más afectadas por estas problemáticas.

  • Apoyar al personal laboral: continuar aumentando el personal laboral del SNS y formando a más profesionales. Asimismo, mejorar el ambiente laboral del SNS, fomentando la permanencia del personal laboral y su bienestar.

  • Hacer un mejor uso de los datos y la tecnología digital: mejorar y facilitar el acceso a los servicios y a la información de salud para los pacientes, un mejor acceso a las herramientas digitales y registros de pacientes para el personal del SNS, y mejoras en la planificación y prestación de servicios basados en el análisis de datos de pacientes y población.

  • Aprovechar al máximo la inversión de los contribuyentes en el SNS: trabajar de forma conjunta con los médicos y otros profesionales de la salud para identificar formas de reducir la duplicidad de servicios, valorando las intervenciones más coste-eficaces y reduciendo así el gasto en administración.

En respuesta a la publicación de este nuevo Plan, la Sociedad Británica de Psicología (British Psychological Society) ha expresado su satisfacción con el “compromiso claro con la salud mental” que se plantea en el mismo, y con el papel clave que desempeñan los psicólogos en todo el Plan.

Se puede acceder al Plan desde la página del Sistema de Salud, o bien directamente a través del siguiente enlace:

The NHS Long Term Plan

Deja un comentario