Se identifican dos factores psicológicos que ayudan a explicar una desconcertante paradoja de la igualdad de género

Se identifican dos factores psicológicos que ayudan a explicar una desconcertante paradoja de la igualdad de género

En países con mayor igualdad de género, la diferencia en la satisfacción con la vida entre niños y niñas tiende a ser mayor. Pero, ¿qué explica esta brecha de género adolescente? Una nueva investigación proporciona evidencia de que el miedo al fracaso y la competitividad juegan un papel clave. Los hallazgos, publicados en Frontiers in Psychology, destacan las complejas relaciones entre el género, la igualdad de género, las disposiciones psicológicas y la satisfacción con la vida.

Estudios previos han demostrado que la satisfacción con la vida es generalmente menor en la adolescencia y que las niñas tienden a tener una menor satisfacción con la vida en comparación con los niños. Sin embargo, también se observó que esta brecha de género en la satisfacción con la vida es más amplia en países con mayor igualdad de género. Esta paradoja planteó preguntas sobre por qué las niñas están más rezagadas que los niños en satisfacción con la vida en países con mayor igualdad de género.

Para comprender esta paradoja, los investigadores querían explorar el papel de dos rasgos de personalidad, el miedo al fracaso y la competitividad, y cómo pueden mediar los efectos del género y la igualdad de género en la satisfacción con la vida de los adolescentes. Plantearon la hipótesis de que estos rasgos de personalidad podrían influir en la satisfacción con la vida y también mostrar la paradoja de la igualdad de género, proporcionando así una posible explicación de los patrones observados.

“Otros investigadores demostraron recientemente que en países con igualdad de género, las niñas tienen una menor satisfacción con la vida que los niños. Este es un hallazgo contrario a la intuición, por lo que comenzamos a pensar en qué podría estar impulsándolo”, explicó el autor del estudio, Kimmo Eriksson, investigador del Instituto de Estudios del Futuro y profesor de la Universidad de Mälardalen.

Los investigadores analizaron datos de la ola de 2018 del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA), que es una encuesta realizada por la OCDE dirigida a estudiantes de 15 años. La encuesta incluyó medidas de satisfacción con la vida, miedo al fracaso y competitividad. También analizaron datos de 63 países para los que también había datos sobre igualdad de género de la Encuesta Mundial de Valores. La muestra incluyó a 408.254 estudiantes, con una distribución equitativa de niñas y niños.

Los investigadores utilizaron varias medidas para evaluar las variables de interés. La satisfacción con la vida se midió mediante un solo ítem que pedía a los estudiantes que calificaran su satisfacción general con la vida en una escala de 0 a 10. El miedo al fracaso se evaluó mediante tres ítems relacionados con preocuparse por lo que piensan los demás, dudar del talento y dudar de los planes futuros. La competitividad se midió utilizando tres elementos relacionados con disfrutar de la competencia, querer desempeñarse mejor que los demás y esforzarse más en situaciones competitivas.

Para medir la igualdad de género, los investigadores utilizaron dos enfoques diferentes. Utilizaron la Encuesta Mundial de Valores para evaluar la igualdad de género normativa, que captura los valores culturales con respecto a la igualdad de género. También utilizaron el Índice Global de Brecha de Género, que mide la igualdad de género en resultados como la participación económica, el logro educativo, el empoderamiento político y la salud y la supervivencia.

De acuerdo con estudios previos, los investigadores encontraron que los niños generalmente reportaron niveles más altos de satisfacción con la vida, menos miedo al fracaso y una mayor competitividad en comparación con las niñas. Además, en países con mayor igualdad de género, las brechas de género en satisfacción con la vida, miedo al fracaso y competitividad eran más amplias.

Es importante destacar que la correlación entre las brechas de género y la igualdad de género fue más fuerte para el miedo al fracaso y la competitividad en comparación con la satisfacción con la vida. Esto sugiere que la influencia del género y la igualdad de género en la satisfacción con la vida opera a través de estos factores psicológicos. En otras palabras, las diferencias en el miedo al fracaso y la competitividad contribuyen a las diferencias de género en la satisfacción con la vida.

“Nuestra idea es que hay ciertas disposiciones que contribuyen a la satisfacción con la vida y que puede haber una diferencia de género en estas disposiciones”, dijo Eriksson. “En este estudio encontramos que las niñas son, en promedio, menos competitivas que los niños y temen más al fracaso que los niños, especialmente en sociedades con igualdad de género, y esto parece explicar una gran parte de la diferencia de género en la satisfacción con la vida”.

Es importante señalar que el estudio tiene algunas limitaciones. Los datos utilizados fueron de un solo punto en el tiempo, por lo que no es posible establecer una relación de causa y efecto. Además, las medidas de satisfacción con la vida, miedo al fracaso y competitividad se basaron en el autoinforme, que puede estar influenciado por las diferencias individuales en la respuesta.

“Nuestro trabajo solo hace retroceder la paradoja un paso; Todavía me sorprende que más países con igualdad de género tengan mayores diferencias de género en competitividad y miedo al fracaso”, dijo Eriksson. “Tales paradojas de igualdad de género han aparecido en varias áreas de la psicología. Estoy muy interesado en llegar al fondo de este fenómeno más grande”.

Fuente: Frontiers in Psychology

Articulo original: “Gender differences in competitiveness and fear of failure help explain why girls have lower life satisfaction than boys in gender equal countries“, autores: Kimmo Eriksson y Pontus Strimling.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *