OTRAS FUENTES

Trabajar juntos para prevenir el suicidio-Día Mundial para la prevención del suicidio 2019

trabajar-juntos-para-prevenir-el-suicidio-dia-mundial-para-la-prevencion-del-suicidio-2019
Curación de Contenido por Gloria Remírez

Hoy, 10 de septiembre, se celebra el Día Mundial para la
Prevención del Suicidio
, una jornada patrocinada por la Asociación
Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP-International Association
for Suicide Prevention
) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el
propósito de poner en la agenda pública el tema del suicidio, priorizando en la
necesidad de su prevención.

El lema de este año 2019 es, una vez más, Trabajar juntos para
la prevención del suicidio
, a través del cual pone de relieve la eficacia
de la colaboración en la prevención del suicidio a nivel mundial
, y la
necesidad de abordar colectivamente los desafíos que presenta el comportamiento
suicida en la sociedad actual.

Tal y como señala la IASP, la prevención del suicidio sigue siendo
un desafío universal. Cada año, el suicidio se encuentra entre las 20
principales causas de muerte a nivel mundial para las personas de todas las
edades. Es responsable de más de 800.000 muertes, “lo que equivale a un
suicidio cada 40 segundos”
.

Cada vida perdida representa a la pareja, hijo o hija, padre,
madre, amigo o amiga, y/o colega de alguien. Por cada suicidio, aproximadamente,
135 personas sufren un dolor intenso o se ven afectadas de otra manera. Esto
equivale a 108 millones de personas por año, profundamente afectadas por la
conducta suicida
. La conducta suicida incluye el suicidio, y también abarca
la ideación suicida y los intentos de suicidio. Por cada suicidio, 25 personas
hacen un intento de suicidio y muchas más tienen pensamientos serios en torno al
mismo.

Concretamente, en España, de acuerdo con el INE, el
suicidio continúa manteniéndose como la primera causa de muerte
externa
, con 3.679 fallecimientos en 2017 (un 3,1% más). Este grave problema
de salud pública, definido así por la OMS, sigue siendo la primera causa externa
de muerte en los hombres en nuestro país, -con 2.718 fallecidos-, seguida de las
caídas accidentales (1.603) y los accidentes de tráfico (1.507)-, y la tercera
entre las mujeres (961 fallecidas), por detrás de las caídas accidentales
(1.454) y del ahogamiento, sumersión y sofocación (1.450).

La IASP define la conducta suicida como el resultado de una
convergencia de factores genéticos, psicológicos, sociales y culturales y otros
factores de riesgo, a veces combinados con experiencias de trauma y pérdida.
Según manifiesta, las personas que se quitan la vida representan un grupo
heterogéneo
, con influencias causales únicas, complejas y multifacéticas que
preceden a su acto final. Tal heterogeneidad presenta desafíos para los expertos
en prevención del suicidio.

Estos desafíos pueden superarse adoptando un enfoque multinivel
y cohesivo para la prevención del suicidio
:

¡Con frecuencia, prevenir el suicidio es posible y usted
desempeña un rol clave en su prevención!
Puede marcar la diferencia: como
miembro de la sociedad, como niño o niña, como padre o madre, como amigo o
amiga, como colega o como vecino o vecina. Hay muchas cosas que puede hacer a
diario, y también en el Día Mundial de Prevención del Suicidio (DMPS), para
prevenir la conducta suicida. Puede crear conciencia sobre el tema, formarse
usted mismo y a los demás sobre las causas del suicidio y sus señales de
advertencia, mostrar compasión y atención a aquellas personas de su comunidad
que están angustiadas, cuestionar el estigma asociado con el suicidio, la
conducta suicida y los problemas de salud mental, y compartir sus propias
experiencias.

Prevenir el suicidio requiere trabajo. Los
beneficios positivos de este trabajo son infinitos y sostenibles y pueden tener
un impacto masivo. El trabajo puede afectar no solo a aquellos en peligro, sino
también a sus seres queridos, a los que trabajan en el área, así como a la
sociedad en general. Debemos esforzarnos por desarrollar actividades de
prevención del suicidio basadas en la evidencia, para que lleguen a aquellos que
están luchando contra esta problemática en todo el mundo.

Unirse es fundamental para prevenir el suicidio.
Prevenir el suicidio requiere el esfuerzo de muchos. Se necesitan familiares,
amigos y amigas, compañeros y compañeras de trabajo, miembros de la comunidad,
educadores y educadoras, líderes religiosos, profesionales de la salud,
funcionarios y funcionarias políticos/as y gobiernos.

La prevención del suicidio requiere estrategias integradas que
abarquen el trabajo a nivel individual, de sistemas y a nivel comunitario. La
investigación sugiere que los esfuerzos de prevención del suicidio serán mucho
más eficaces si abarcan múltiples niveles e incorporan diferentes
intervenciones. Esto requiere la implementación de intervenciones en las
comunidades, y que involucran reformas sociales y políticas, así como
intervenciones dirigidas directamente a las personas a título individual. Para
alcanzar nuestro objetivo común de prevenir la conducta suicida, nosotros como
público, como organizaciones, como legisladores y como miembros de la sociedad
debemos trabajar en colaboración, de manera coordinada, utilizando un enfoque
multidisciplinario.

Todos pueden contribuir a prevenir el suicidio.
La conducta suicida es universal, no conoce límites y afecta a todos. Los
millones de personas afectadas cada año por la conducta suicida tienen una
visión exclusiva y voces únicas. Sus experiencias son invaluables para informar
sobre las medidas de prevención del suicidio e influir en la provisión de apoyos
para las personas suicidas y quienes les rodean. La participación de las
personas con experiencias de suicidio en la investigación, evaluación e
intervención, debe ser central para el trabajo de todas las organizaciones que
abordan la conducta suicida.

Fuente: IASP

Deja un comentario