SOCIAL

Un pueblo en Estados Unidos tiene la respuesta de cómo vivir más años saludablemente

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

En el pueblo de Loma Linda, en California, que está ubicado en una zona urbana dominada por restaurantes de comida rápida y comercios, tiene un asombroso récord de habitantes que viven hasta edades muy avanzadas sin padecer enfermedades crónicas.

Varios estudios han revelado que los ciudadanos de este pueblo viven hasta 10 años más que la mayoría de los estadounidenses y presentan una salud mejor durante la vejez.

Lo que sorprende todavía más es la razón que podría estar detrás de esta envidiable salud y vida es la fe que profesa cerca de la mitad de los 24.000 habitantes del pueblo ya que pertenecen a la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Esta comunidad cristiana evangélica se caracteriza por cumplir una serie de reglas estrictas de alimentación, ejercicio y descanso.

Ellen White, cuyo liderazgo llevó al establecimiento de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, inspiró las enseñanzas de esta iglesia en materia de dieta, ejercicio y estilo de vida, asegurando que sus creencias estaban basadas en experiencias visionarias, sueños y conversaciones con Dios.

Ellen llamaba al tabaco un veneno lento, insidioso y maligno, 100 años antes de que las autoridades sanitarias de Estados Unidos consideraran este tema por primera vez.

Los miembros de esta iglesia piensan que su longevidad se debe al respeto al cuerpo humano como vía para cultivar el espíritu. El modo de vida de los adventistas consiste en realizar una dieta vegetariana, hacer ejercicio físico de forma regular y elegir el sábado como día para descansar.

Un estudio iniciado en 1976 y realizado con 34.000 personas manifestó que las prácticas adventistas aumentan los años de vida con respecto a la media.

Cuando observamos los patrones de mortalidad, parece que los adventistas mueren por las mismas enfermedades pero en una edad mucho más avanzada.

Los investigadores que han participado en estudios sobre los adventistas durante más de 50 años revelan “increíbles” efectos protectores de la dieta vegetariana, pero aseguran que su salud no se debe únicamente a este factor.

Al parecer, se trata de una mezcla de religiosidad, espiritualidad y otros factores del estilo de vida, como el ejercicio o el apoyo social.

A pesar de que el estilo de vida de este peculiar pueblo parece una clave para la mejora del bienestar, no todo el mundo lo acepta. De hecho, muchos adventistas consideran que la iglesia ha marcado diferentes niveles de cumplimiento de estas reglas así como dietas y no todas las personas pueden o quieren adoptar todas.

De lo que no se tiene dudas, es que esta comunidad vive más años que otras, por lo que sería interesante tomar en cuenta este modelo si queremos no solo vivir más años sino que estos sean con una buena calidad de vida.

Fuente: http://www.economiahoy.mx

 

 

 

 

 

Deja un comentario