¿Por qué la música nos trae recuerdos?

¿Por qué la música nos trae recuerdos?

Estás caminando por una calle concurrida de camino al trabajo. Pasas a un músico callejero que toca una canción que no has escuchado en años. Ahora, de repente, en lugar de darte cuenta de todo lo que sucede en la ciudad que te rodea, estás reviviendo mentalmente la primera vez que escuchaste la canción. Escuchar esa pieza musical te lleva directamente a donde estabas, con quién estabas y los sentimientos asociados con ese recuerdo.

Esta experiencia, cuando la música trae recuerdos de eventos, personas y lugares de nuestro pasado, se conoce como memoria autobiográfica evocada por la música. Y es una experiencia común.

A menudo ocurre como un recuerdo involuntario. Es decir, no hacemos ningún esfuerzo por tratar de recordar esos recuerdos, simplemente vienen a la mente espontáneamente.

La investigación ha comenzado recientemente a descubrir por qué la música parece ser una buena señal para invocar recuerdos. En primer lugar, la música tiende a acompañar muchos eventos distintivos de la vida, como bailes de graduación, bodas y funerales, por lo que puede desempeñar un papel importante para volver a conectarnos con estos momentos autodefinitivos.

La música también suele captar nuestra atención, debido a la forma en que afecta nuestra mente, cuerpo y emociones.

Cuando la música atrae nuestra atención, aumenta la probabilidad de que se codifique en la memoria junto con los detalles de un evento de la vida. Y esto significa que puede servir como una pista efectiva para recordar este evento años después.

Cómo y cuándo

La familiaridad de una pieza musical también, quizás como era de esperar, juega un papel. En un estudio reciente, se descubrió que la música más familiar evoca más recuerdos y trae recuerdos a la mente de manera más espontánea.

Entonces, parte de la razón por la cual la música puede ser una pista más efectiva para los recuerdos que, por ejemplo, nuestra película o nuestro libro favoritos, es que normalmente nos volvemos a conectar con las canciones a lo largo de nuestra vida en comparación con las películas, los libros o los programas de televisión.

Las situaciones en las que escuchamos música también pueden influir. Investigaciones anteriores muestran que es más probable que los recuerdos involuntarios regresen durante las actividades en las que nuestra mente está libre para pensar en nuestro pasado. Estas actividades tienden a no ser exigentes en términos de nuestra atención e incluyen cosas como ir al trabajo, viajar, hacer las tareas del hogar y relajarse.

Este tipo de actividades se alinean casi perfectamente con las registradas en otro estudio en el que les pedimos a los participantes que llevaran un diario y anotaran cuándo la música evocaba un recuerdo, junto con lo que estaban haciendo en el momento en que sucedió. Descubrimos que las actividades diarias que a menudo van de la mano con escuchar música, como viajar, hacer las tareas del hogar o salir a correr, tienden a generar más recuerdos involuntarios en primer lugar.

Esto contrasta con otros pasatiempos, como mirar televisión, que pueden requerir que nuestra mente esté más enfocada en la actividad en cuestión y, por lo tanto, es menos probable que deambule por escenarios de nuestro pasado.

Parece entonces que la música no solo es buena para evocar recuerdos, sino que también los momentos en los que es más probable que escuchemos música son los momentos en los que nuestra mente, naturalmente, es más probable que divague de todos modos.

La música también está presente durante muchos eventos de la vida que son distintivos, emocionales o autodefinitivos, y este tipo de recuerdos tienden a recordarse más fácilmente.

De hecho, el poder de la música para conectarnos con nuestro pasado muestra cómo la música, los recuerdos y las emociones están todos vinculados, y parece que ciertas canciones pueden actuar como una línea directa con nuestro yo más joven.

Fuente: The Conversation

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *