¿Sabes lo que es el edadismo?

¿Sabes lo que es el edadismo?

En una cultura de cancelación en la que no hay tolerancia a los prejuicios, al menos una forma de discriminación parece estar viva y bien.

El edadismo implica prejuicios basados en la edad avanzada de las personas. Puede ser tan abierto como no contratar a alguien porque es mayor, o tan sutil como darle a un ser querido una tarjeta de cumpleaños divertida de «estás sobre la colina».

Y resulta que casi todos los adultos mayores han experimentado alguna forma de discriminación por edad en su vida cotidiana, según muestra un nuevo estudio.

«El edadismo puede ser la forma más común de discriminación y la forma más tolerada socialmente», dijo la autora del estudio Julie Ober Allen, profesora asistente de promoción de la salud en la Universidad de Oklahoma.

«La conciencia de cuán dañino puede ser el racismo, el sexismo, la homofobia y otros ‘-ismos’ ha aumentado en los últimos 60 años, pero el edadismo todavía se pasa por alto y se ignora», agregó.

Allen dirigió el estudio como becario postdoctoral en el Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan.

Para el estudio, ella y sus colegas examinaron los resultados de las encuestas de más de 2,000 personas entre 50 y 80 años de edad sobre sus experiencias cotidianas. Los participantes recibieron una puntuación basada en sus respuestas a 10 preguntas sobre sus propias experiencias y creencias sobre el envejecimiento.

Cuanto más alto era el puntaje, más probable era que las personas tuvieran mala salud física o mental, tuvieran afecciones de salud crónicas y / o mostraran signos de depresión.

El 65% de los encuestados dijo que regularmente ve, escucha o lee chistes sobre personas mayores, y el 45% dijo que tuvo más experiencias personales, donde otros asumieron que tenían problemas con la tecnología, la visión, la audición o su memoria debido a su edad.

Algunas preguntas se centraron en las formas internalizadas de discriminación por edad. Muchas personas estuvieron de acuerdo en que tener problemas de salud es parte de envejecer y que sentirse solo, deprimido, triste o preocupado también es parte de ello.

«Algunos adultos mayores pueden reírse de ello como si no fuera gran cosa, pero pueden interiorizarlo, y estas creencias y estereotipos internalizados del edadismo pueden ser los más dañinos», dijo Allen. Cuando se internaliza, la discriminación por edad puede afectar la salud mental y física, agregó.

«Al igual que otros ismos, el edadismo es una fuente de estrés, y las personas tienen una respuesta al estrés, por lo que esperamos que las reacciones físicas sean las mismas», comento Allen.

Se sabe que el estrés aumenta la frecuencia cardíaca, la presión arterial, interfiere con el sueño y amortigua la capacidad del sistema inmunológico para combatir los virus, entre otras consecuencias negativas.

Es hora de darle la vuelta al guión, dijo Allen.

«Necesitamos reconocer a los adultos mayores como individuos, no como estereotipos, y debemos pensar en el envejecimiento como otra etapa de la vida en lugar de una marcada por el declive y la desaparición», comento Allen.

Catherine Sarkisian, geriatra y profesora de la Universidad de California, Los Ángeles, revisó los hallazgos. Dijo que el estudio llama la atención sobre un problema persistente.

«La cantidad de edadismo que todavía se tolera es horrible», agrego Sarkisian.

Los adultos mayores son el único grupo del que las personas todavía pueden burlarse, y esto no está bien, dijo Sarkisian. Un adulto mayor puede internalizar este prejuicio y discriminación y eso puede afectar su calidad de vida, dijo.

Pero, agregó Sarkisian, la edad está fuertemente relacionada con más condiciones de salud.

«A pesar de los mejores esfuerzos, las personas van a desarrollar condiciones de salud con la edad avanzada, y no queremos que las personas sientan que fracasaron en el envejecimiento si lo hacen», comento Sarkisian.

Muchas personas mayores llevan una vida plena y activa a pesar de sus condiciones de salud, dijo Sarkisian.

Toda una industria de la belleza se centra en el antienvejecimiento, y esta también es una forma de discriminación por edad, agregó.

«Deberíamos ser capaces de aceptar nuestras arrugas sin tratar de parecer una persona más joven», concluyó Sarkisian.

Los hallazgos fueron publicados el 15 de junio en JAMA Network Open.

Fuente: University of California, Los Angeles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.