Las evidencias de los beneficios del tapping

Las evidencias de los beneficios del tapping

Los beneficios del tapping o Técnicas de Liberación Emocional (EFT) han sido probados para la reducción del estrés y ha ido creciendo exponencialmente su aplicación en otros campos. Las investigaciones ahora muestran que hacer tapping es beneficioso para los antojos de alimentos, la depresión, la ansiedad, las fobias y el trastorno de estrés postraumático.

Lo que es aún más interesante es que el tapping afecta la bioquímica del cuerpo, como la inmunidad y la presión arterial. Solo una hora de tapping disminuye la hormona del estrés cortisol en un 43%.

Mejor aún, los estudios de seguimiento muestran que los beneficios de hacer tapping duran en el tiempo, incluso hasta dos años después.

Se sugiere que el  tapping afecta el centro de estrés en el cerebro (la amígdala) y el centro de la memoria (el hipocampo). Ambos juegan un papel en el proceso de toma de decisiones cuando alguien decide si algo es una amenaza.

Las investigaciones ahora han examinado a los niños de la escuela primaria que han utilizado el tapping en las escuelas y han descubierto que les ayuda con su enfoque y concentración. Estaba muy interesado en cualquier cosa que pudiera ayudar a mis hijos en la escuela y también les enseñé a hacer tapping.

El mecanismo subyacente de esta técnica es que el tapping en ciertos puntos de acupuntura envía señales de activación o desactivación a las áreas del cerebro que han sido activadas por las frases. El golpeteo genera estas señales eléctricas a través del principio de «transducción mecanosensorial».

Como intervención breve que se puede autoaplicar, el tapping ahora está respaldado por más de 100 ensayos clínicos aleatorios (la forma de investigación más aceptada). Parece muy eficaz y rápido en comparación con los tratamientos convencionales.

Entonces, si bien puede parecer un poco extraño, el tapping es equivalente o comparable a los enfoques estándar de oro como la Terapia Cognitiva Conductual (TCC). ¡Vale la pena intentarlo la próxima vez que te sientas estresado!

Fuente: The Conversation

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *