¿Qué tanto varían los pensamientos, sensaciones y comportamientos de un individuo a otro?

¿Qué tanto varían los pensamientos, sensaciones y comportamientos de un individuo a  otro?

Por: Daniela Hernández Lozano

Hoy en día y años atrás, ha existido una gran diversidad en la conducta del individuo, en cuanto al aspecto psicológico, cognitivo y emocional, lo cual ha sido estudiado por la psicología diferencial, así mismo vemos que hay gran diferencia en la personalidad de cada individuo, sin importar sexo, edad y/o raza.

Los tres siguientes conceptos o características nos pueden ayudar a entender cómo funciona el individuo: interindividual, se refiere a las diferencias entre individuos, desde que nacen y durante su desarrollo; intraindividual, son los cambios que el individuo va presentando a través de su ciclo de vida y de situaciones que se le van presentando; y por último el concepto intergrupal, que son las diferencias entre grupos de individuos, esto lo podemos ver en las diferentes nacionalidades, en las diferentes edades, o en las clases sociales, por mencionar algunos.

El inventario de tipos psicológicos desarrollado por Myers-Briggs (1962), es un indicador que va a clasificar a las personas en tipos de personalidad con base a sus preferencias psicológicas, y utiliza una herramienta de medición o test estadísticamente válido y confiable, para medir las preferencias de cada individuo, y evaluar sus diferencias en cuanto a personalidad. El objetivo es ayudar al individuo a conocerse, y a entender como percibe al mundo y a las diferencias interpersonales que existen, para que con ello tomen decisiones asertivamente y logren sus objetivos de vida.

La personalidad está conformada en cierta parte por la genética y adicional por las cualidades psíquicas y afectivas, y las sensaciones internas, que condicionan la conducta del individuo y lo distinguen de los demás, dentro de la sociedad.

Los individuos también se diferencian por su inteligencia, la cual está vinculada con las sensaciones externas y proporciona los medios para gobernarnos a nosotros mismos, generando que nuestros pensamientos o procesamiento de la información, y nuestras acciones sean organizadas y coherentes con nuestras necesidades internas y externas, o del ambiente. Es por ello que hay personas más capaces en diferentes ámbitos, como el musical o el matemático, ya que presentan capacidad y habilidad en estos campos, a diferencia de otros individuos, que las presentan en otras áreas.

Existen pruebas en forma de preguntas creadas por psicólogos que nos ayudan a medir nuestras capacidades intelectuales, pero tienen ciertas limitaciones, ya que se ocupan solamente de un campo pequeño del pensamiento.

A continuación voy a hablar del modelo cognitivo conductual, que toma su origen en la psicología cognitiva y el conductismo, como su nombre lo dice. Tiene su base en los pensamientos de las personas y en las formas en que organizan sus experiencias; considerando y observando sus pensamientos, percepciones, evaluaciones y auto-afirmaciones, que junto con los estímulos contribuyen a determinar sus conductas y emociones. La percepción que tiene cada individuo del mundo exterior y de sí mismo, es completamente diferente del otro, debido a que en cuanto al comportamiento, intervienen factores como su entorno social, su familia nuclear, su educación, y sus etapas de desarrollo de vida y, en cuanto a sus pensamientos, intervienen sus emociones, sus sentimientos, sus sensaciones, y su mente.

La terapia cognitivo conductual (TCC), surge del complemento de ambos modelos psicoterapéuticos, el modelo cognitivo y el modelo conductual; los cuales entre otros han dado hoy en día muy buenos resultados. Siempre se debe de avanzar sobre lo ya establecido, con bases científicas, donde también se pueda integrar lo ya descubierto y comprobado científicamente, a nuevas hipótesis y teorías.

La terapia ayuda al paciente a aumentar su conciencia emocional, impulsándolo a aceptar sus pensamientos y sentimientos negativos como el dolor, culpa, angustia, y a trabajar en lograr una flexibilidad psicológica, y poder elegir conductas más adaptativas a sus valores personales. (Terapia de Aceptación y Compromiso – ACT)

En el campo de la Psicología, siempre se debe de realizar una continua investigación para generar y actualizar las guías de tratamientos eficaces, es decir las psicoterapias, justificando su desarrollo y su aplicación. En la actualidad se debe de seguir dando gran importancia a la salud mental de todos los individuos, sin importar el grupo al que pertenezcan, o su personalidad, para con esto contribuir a su mejora y estabilidad emocional y mental, con herramientas y métodos útiles de intervención, para contrarrestar los efectos no favorables de algún acontecimiento que esté afectando al paciente o individuo.

Mis referencias bibliográficas son lecturas y presentaciones de la Maestría en Psicología, de la UNITEC (Universidad Tecnológica de México), que actualmente estoy cursando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.