Un nuevo modelo de tres factores para la comprensión de trastornos psiquiátricos

Un nuevo modelo de tres factores para la comprensión de trastornos psiquiátricos

Las causas de los trastornos psiquiátricos no se conocen bien. Ahora, en un trabajo dirigido por investigadores de la Universidad McGill, hay evidencia de que una amplia gama de problemas psiquiátricos de aparición temprana (desde depresión, ansiedad y adicciones hasta dislexia, bulimia y TDAH) pueden deberse en gran medida a la combinación de solo tres factores. El primero es biológico, en forma de variabilidad individual en la vía de recompensa de la dopamina del cerebro. El segundo es social, y apunta al importante papel del abandono o abuso en la primera infancia. Y el tercero es psicológico y se relaciona con el temperamento y, en particular, con las tendencias hacia la impulsividad y la dificultad para controlar las emociones. Estos hallazgos tienen implicaciones para comprender tanto las causas de una amplia gama de trastornos psiquiátricos como las características que vale la pena abordar en los esfuerzos de intervención temprana.

«Hasta hace poco, se pensaba que los trastornos psiquiátricos reflejaban entidades patológicas discretas, cada una con sus propias causas únicas», dice Marco Leyton, autor principal de un estudio reciente publicado en Neuropsychopharmacology y profesor en el Departamento de Psiquiatría de McGill y científico principal de la Instituto de Investigación del Centro de Salud de la Universidad McGill. «La presente investigación da un vuelco a esta idea, sugiriendo en cambio que la mayoría de los trastornos de aparición temprana reflejan en gran medida expresiones diferenciales de un pequeño número de factores biológicos, psicológicos y sociales».

Investigaciones anteriores han sugerido que cada uno de los tres factores, de forma aislada, tiene efectos al menos modestos en el desarrollo de trastornos psiquiátricos. En comparación, los autores de este nuevo estudio tuvieron la primera oportunidad de examinar los tres factores juntos. Cincuenta y dos jóvenes, que viven en las áreas de Montreal o la ciudad de Quebec (30 mujeres y 22 hombres), que han sido seguidos desde su nacimiento por Jean Séguin (Université de Montréal) y Michel Boivin (Université Laval), se sometieron a escáneres de imágenes cerebrales (PET y MRI) que midieron características de su vía de recompensa de dopamina. Estas características cerebrales se combinaron luego con información sobre sus rasgos temperamentales e historias de adversidad en la vida temprana.

Sorprendentemente, esta combinación de solo tres factores predijo, con más del 90% de precisión, qué participantes tenían problemas de salud mental en el pasado o durante el período de seguimiento de tres años del estudio. De hecho, dado que los resultados son tan novedosos y potencialmente tan importantes, CIHR (Institutos Canadienses de Investigación en Salud) ha proporcionado dos millones de dólares adicionales para duplicar el tamaño de la muestra y seguir a los participantes hasta la mitad de los 20. «Y los resultados deben ser replicados, tanto en grupos más grandes como étnicamente más diversos», enfatiza la primera autora del artículo, Maisha Iqbal, estudiante de posgrado en el Programa Integrado de Neurociencia de McGill. «Si se replica, nuestra investigación podría transformar la forma en que pensamos sobre las enfermedades mentales».

Fuente: Universidad McGill

Publicación original:

Maisha Iqbal, Sylvia Maria Leonarda Cox, Natalia Jaworska, Maria Tippler, Natalie Castellanos-Ryan, Sophie Parent, Alain Dagher, Frank Vitaro, Mara R. Brendgen, Michel Boivin, Robert O. Pihl, Sylvana M. Côté, Richard E. Tremblay, Jean R. Séguin, Marco Leyton. A three-factor model of common early onset psychiatric disorders: temperament, adversity, and dopamine. Neuropsychopharmacology, 2021; DOI: 10.1038/s41386-021-01187-z

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *