Los niños más felices y sanos están lejos de las pantallas

Los niños más felices y sanos están lejos de las pantallas

Una nueva investigación confirma los peligros de pasar demasiado tiempo frente a la pantalla para los niños y adolescentes: los que practican deportes, toman clases de música o socializan con amigos después de la escuela son más felices y saludables que los niños que están pegados a una pantalla durante estas horas.

«El tiempo de pantalla, donde estás sentado y viendo la televisión o participando en videojuegos o desplazándote por las redes sociales durante horas y horas, es tan perjudicial porque es sedentario y generalmente no es atractivo», dijo la autora del estudio Rosa Virgara, investigadora asociada de la Universidad de Australia del Sur.

Ella y sus colegas observaron cómo casi 62,000 niños de 4 a 9 años pasaban su tiempo después de la escuela. Estos niños también completaron cuestionarios sobre su bienestar. Los niños que participaban en videojuegos, veían televisión y usaban las redes sociales después de la escuela casi siempre tenían niveles más bajos de bienestar que sus compañeros que participaban en actividades después de la escuela, mostró el estudio.

Los niños de entornos socioeconómicos más bajos eran menos propensos a practicar deportes, tomar clases de música o pasar el rato con amigos que los niños que provenían de hogares más ricos, pero el estudio encontró que los que tenían acceso a deportes organizados eran más felices y saludables como resultado.

Específicamente, los niños de entornos socioeconómicos más bajos que practicaban deportes con frecuencia tenían un 15 por ciento más de probabilidades de ser optimistas, un 14 por ciento más de probabilidades de ser felices y satisfechos con su vida, y un 10 por ciento más de probabilidades de poder controlar sus emociones, en comparación con los niños que no practicaban deportes después de la escuela, mostró el estudio.

Los padres y cuidadores deben tratar de limitar el tiempo de pantalla y alentar otras actividades después de la escuela, dijo Virgara.

«Animaría a los padres a tratar de establecer algunos límites en torno al uso de la pantalla y alentar a los niños a estar activos antes o después de usar las pantallas, u ofrecer actividades alternativas como escuchar música, colorear conscientemente, juegos de mesa o rompecabezas si buscan algunas actividades tranquilas», comento Virgara.

Los deportes proporcionan actividad física regular y ofrecen una oportunidad para la camaradería y las conexiones sociales, dijo Virgara.

«La evidencia científica ha encontrado una y otra vez que la participación de los niños en el deporte está relacionada con mejores resultados sociales y psicológicos, como una autoimagen más saludable, una reducción de la ansiedad y los síntomas depresivos, y mayores niveles de rendimiento académico», agrego Virgara.

Lauren Roth, médica asistente en la división de pediatría general académica del Hospital Pediátrico de Montefiore en la ciudad de Nueva York, dijo que los nuevos hallazgos desafortunadamente reflejan lo que ve en su práctica.

«Sabemos lo difícil que es para las familias de nivel socioeconómico más bajo participar en deportes y actividades organizadas debido a los costos financieros asociados, además de la carga del transporte y el acceso general a este tipo de actividades», dijo Roth, quien no tiene vínculos con la nueva investigación.

«Podemos y debemos continuar alentando a todos los jóvenes, independientemente de su estatus socioeconómico, a tratar de limitar el tiempo de pantalla, participar en deportes/actividades organizadas y encontrar tiempo para pasar al aire libre», comento Roth.

Las barreras sistémicas deben abordarse para garantizar el acceso equitativo a estas oportunidades para todos los niños. Esto incluye ofrecer actividades gratuitas o de bajo costo, garantizar patios de recreo y espacios verdes seguros, y aumentar el acceso a equipos e instalaciones para deportes organizados y programas después de la escuela, concluyo Roth.

Fuente: Revista BMC Pediatrics

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.