El miedo a los lugares públicos es común en adultos con epilepsia

El miedo a los lugares públicos es común en adultos con epilepsia

Alrededor de 5.1 millones de personas en los Estados Unidos tienen antecedentes de epilepsia, que causa convulsiones repetidas. Según la Fundación para la Epilepsia, la epilepsia es el cuarto trastorno neurológico más común.

Si bien la investigación actual ha demostrado un aumento de la ansiedad y la depresión entre las personas con epilepsia, se sabe poco sobre esta población y la agorafobia, un trastorno de ansiedad que implica el miedo a estar en un lugar público o en una situación que podría causar pánico o vergüenza.

Sin embargo, un estudio reciente de Heidi Munger Clary, profesora asociada de neurología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Wake Forest, muestra que los síntomas fóbicos y agorafóbicos son comunes y se asocian con una mala calidad de vida en personas con epilepsia.

El estudio aparece en línea en Epilepsy Research.

«Sabemos que la agorafobia puede llevar a retrasos en la atención del paciente debido a la renuencia a salir en público, lo que incluye citas con los proveedores de atención médica», dijo Munger Clary, investigador principal del estudio. «Por lo tanto, esta es un área que necesita más atención en la práctica clínica».

En el estudio, los investigadores realizaron un análisis transversal de los datos clínicos de referencia de un estudio de cohorte de registro de neuropsicología. Los investigadores analizaron una muestra diversa de 420 adultos, de 18 a 75 años, con epilepsia que se sometieron a una evaluación neuropsicológica durante un período de 14 años en el Centro Médico de la Universidad de Columbia en Nueva York.

«Más de un tercio de los participantes reportaron síntomas fóbicos/agorafóbicos significativos», comento Munger Clary. «También encontramos que los síntomas fóbicos/agorafóbicos, junto con los síntomas de depresión, se asociaron de forma independiente con una mala calidad de vida, pero los síntomas de ansiedad generalizada no lo fueron».

Según Munger Clary, debido a que los síntomas fóbicos/agorafóbicos no son evaluados rutinariamente por los médicos, los hallazgos pueden sugerir la necesidad de estudios futuros para desarrollar exámenes de detección más completos para la comorbilidad psiquiátrica en la epilepsia.

«Los síntomas de la agorafobia no se superponen completamente con los síntomas generalizados de ansiedad o depresión que a menudo se evalúan en la práctica habitual», dijo Munger Clary.

«Los proveedores podrían considerar métodos de detección de síntomas más sólidos para identificar y ayudar mejor a estos pacientes. Esto puede ser importante para mejorar la equidad en salud, dados otros hallazgos clave del estudio que muestran que aquellos con una educación más baja y una raza/etnia no blanca tenían mayores probabilidades de síntomas fóbicos/agorafóbicos significativos».

Fuente: Universidad de Wake Forest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *