Cómo encontrar un terapeuta que se adapte a tus necesidades

Cómo encontrar un terapeuta que se adapte a tus necesidades

Decidir ir a terapia es una gran decisión, una con la que a veces las personas luchan por una variedad de razones.

Pero ahora que te has dado cuenta de que la terapia sería útil para ti te preguntas, ¿cómo encontrar un terapeuta? Es importante saber qué resultado esperas y qué crees que necesitas de ayuda para lograrlo.

Hacer un poco de investigación y hacer las preguntas correctas puede ayudar para asegurarte de tener un terapeuta calificado que también sea adecuado para ti.

Conoce tus opciones

Si bien existen numerosos tipos de terapia, quizás la más conocida sea la terapia cognitiva conductual (TCC), que se utiliza para tratar una serie de problemas de salud mental, desde la ansiedad hasta los trastornos alimentarios.

Se enfoca en descubrir patrones de pensamiento poco saludables y explorar cómo los pensamientos, sentimientos y comportamientos de una persona se afectan entre sí, según la Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales (NAMI).

«La terapia conductual cognitiva será un enfoque de tratamiento que analice o intente comprender los problemas de funcionamiento actuales y aborde lo que los mantiene y cómo los comportamientos y las cogniciones actuales de una persona podrían estar contribuyendo a esos desafíos», dijo Lynn Bufka, psicóloga clínica en Maryland y jefe asociado de la Asociación Americana de Psicología para la transformación de la práctica.

Otro tipo es la psicoterapia relacional, a menudo centrada en las relaciones de pareja o familiares.

Encontrar un terapeuta

A veces, las recomendaciones de boca en boca son la mejor apuesta. Puedes pedirle una recomendación a un clérigo, un amigo o un miembro de la familia.

“Diré que puede ser mucho trabajo”, señaló Bufka. “Y eso es realmente desafortunado, particularmente porque cuando buscamos un terapeuta, generalmente lo buscamos cuando no nos sentimos bien”.

Ella sugiere que si tienes un familiar o un amigo cercano que podría estar dispuesto a ayudar, pídele que haga algunas de las llamadas de investigación necesarias.

Otras preguntas importantes que hacer

Algunos problemas de salud mental son bastante comunes, como la ansiedad y la depresión, pero otras condiciones pueden requerir hacer más preguntas al buscar el terapeuta adecuado para ti.

“Creo que es muy importante preguntar: ‘¿Tiene experiencia en el tratamiento de esto? Esto es lo que creo que me está pasando’”, dijo Bufka.

El tratamiento para el trastorno bipolar y el trastorno obsesivo-compulsivo puede ser más especializado. Y alguien que tiene antecedentes de trauma puede querer encontrar un proveedor que haya trabajado con otras personas que han experimentado problemas similares.

«Si algo que es realmente importante para ti es tu espiritualidad o tu orientación sexual o tu relación con X, Y o Z, y sabes que eso será parte de tu tratamiento, preguntate ‘¿Qué tan cómodo te sientes con esto?'», sugirió Bufka. .

También puedes preguntar: «¿Cuánto tiempo crees que podría pasar antes de que comiences a ver algún cambio?» y «¿Cuánto tiempo crees que podría estar en terapia en general?» ella añadió.

En línea versus local

Afortunadamente, la atención de salud mental brindada a través de Internet parece ser tan útil para muchas afecciones de salud mental como la brindada en persona, dijo Bufka.

Un área más gris es si un paciente puede obtener los mismos servicios de asesoramiento calificados y seguridad a través de una de las nuevas plataformas totalmente virtuales que con un proveedor local en línea o en persona.

“Si vas a algunas de estas plataformas más grandes donde puede haber cientos o miles de terapeutas, puede ser un poco más difícil verificar las credenciales de quién estás viendo y cuál es su experiencia”, advirtió Bufka. “Así que solo haz un poco más de diligencia debida en torno a eso”.

Verifica que el terapeuta que verás tenga cedula profesional, aconsejó Bufka. Eso te protege al garantizar que tu terapeuta haya cumplido con un estándar mínimo de educación, capacitación y otros requisitos de licencia.

Si encuentras un terapeuta y luego descubres que esa persona no es adecuada para ti, está bien hacer un cambio.

“Deberías sentirte cómodo diciendo: ‘No creo que esto funcione para mí. Necesito encontrar a alguien más’”, dijo Bufka. “Muchos terapeutas pueden ayudarte a encontrar a otra persona. Ellos también pueden estar pensando eso”.

FUENTE: Lynn Bufka, psicóloga clínica, Maryland y jefa asociada de transformación de la práctica, Asociación Estadounidense de Psicología

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *