¿Puede el estrés hacernos más egoístas?

¿Puede el estrés hacernos más egoístas?

Un aspecto importante de ser humano es el comportamiento altruista. El altruismo se define como hacer algo por otra persona a un costo para usted. La pregunta, entonces, es: ¿Los niveles elevados de estrés han alterado el altruismo, la generosidad, la empatía y la compasión hacia los demás?

Un estudio que investigó cómo el estrés afecta la generosidad puede tener hallazgos alarmantes y consecuentes. Treinta y cinco participantes fueron asignados al azar a condiciones de estrés o control. En la condición de estrés, los participantes completaron la Prueba de Estrés Social de Tréveris (TSST). Tuvieron que pronunciar un discurso para explicar por qué son el candidato ideal para un trabajo frente a evaluadores fríos mientras eran grabados en video. La tarea aumentó su presión arterial y los niveles de cortisol, como era de esperar.

Antes de participar en esta tarea estresante, se recopilaron medidas de referencia de los niveles de mentalización de los participantes. Las habilidades de mentalización nos permiten comprender los estados mentales internos de los demás (sus creencias, necesidades y pensamientos). En este estudio, la mentalización se correlacionó positivamente con la generosidad. En otras palabras, aquellos con mayores habilidades de mentalización tendían a ser más generosos en comparación con aquellos con habilidades más bajas.

Los participantes completaron una tarea de donación mientras eran escaneados en una resonancia magnética en dos momentos diferentes: antes de la tarea de estrés social y después. La tarea implicaba decidir si donar o no a una organización benéfica mientras estaba en la resonancia magnética.

Los participantes recibieron 20 euros y pudieron quedarse con un porcentaje del dinero que decidieran no donar. La decisión altruista de donar le costaría directamente a la persona en el escáner, ya que terminaría con menos dinero para sí mismo.

Resultó que el estrés tendía a hacer que los participantes fueran más egoístas. Fueron, en promedio, menos generosos después de estar expuestos al estrés social (TSST). Las medidas fisiológicas del estrés como el cortisol recogido de la saliva también fueron predictivas de la generosidad. Por ejemplo, los aumentos en el cortisol se asociaron con menos donaciones, y cuanto más fuertes eran las reacciones fisiológicas de estrés a la tarea de estrés, más egoístas se volvían.

La relación entre el estrés y el altruismo no era la misma para todos. El cortisol no disminuyó la generosidad para todos. El estrés redujo la generosidad solo en participantes con alta capacidad de mentalización, pero no en mentalizadores bajos. En otras palabras, cuanto más puedas ponerte en la mente de la otra persona, más egoísta puedes llegar a ser bajo la influencia del estrés.

Un área del cerebro que es crítica en la toma de decisiones altruistas es la corteza prefrontal dorsolateral (DLPFC). El DLPFC correcto está involucrado en el cambio controlado de una perspectiva egocéntrica a una perspectiva centrada en el otro.

Esta área del cerebro puede ayudar a explicar cómo el estrés agudo hizo que las personas fueran más egoístas. El DLPFC juega un papel en el cambio de los demás a volverse egocéntrico bajo la influencia de la hormona del estrés cortisol. En este punto, no está claro cómo exactamente DLPFC medió la asociación entre el estrés y el altruismo.

La pandemia ha sido estresante para muchas personas, y la dinámica de muchos equipos y comunidades se ha visto afectada por estos tiempos estresantes. Una consecuencia de este estrés, sugiere esta investigación, es que algunas personas se volverán más egoístas.

El altruismo es un ingrediente clave en la construcción de comunidades saludables; por lo tanto, crear conciencia sobre los efectos del estrés pandémico podría ofrecer beneficios a la sociedad en su conjunto. Además, las técnicas de manejo del estrés se pueden enseñar en el trabajo, las escuelas y los lugares comunitarios. Tal vez los «mentalizadores» se pueden pescar para la capacitación concentrada o inmediata en el manejo del estrés, y puede ser prudente comenzar con aquellos que experimentaron niveles inusualmente altos de estrés durante la pandemia, como los trabajadores de primera línea y de atención médica.

Fuente: Psychology Today

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.