¿En qué países la gente vive sola?

¿En qué países la gente vive sola?

En muchas naciones, vivir solo es tan común que parece corriente. Históricamente, sin embargo, es bastante notable cuán reciente es este fenómeno. Hace menos de un siglo, muy pocas personas vivían solas en cualquier parte del mundo (por lo general, menos del 10 por ciento de todos los hogares y, a menudo, mucho menos que eso).

Todavía hay algunos lugares donde vivir solo es raro, pero ahora hay naciones en las que cerca de la mitad de todos los hogares son hogares de una sola persona. La creciente importancia de la vida en solitario también es evidente en la forma en que ha eclipsado otros tipos de arreglos de vivienda. En los EE. UU., por ejemplo, hay más hogares compuestos por una persona que vive sola que por padres casados ​​y sus hijos; y los EE. UU. no están ni cerca de la cima del grupo en términos de popularidad de la vida en solitario.

¿Qué países tienen las proporciones más altas de personas que viven solas?

Los datos globales sobre vivir solo están disponibles en el sitio web «Nuestro mundo en datos» (“Our World in Data,”), en la sección sobre vivir solo. Del gráfico, «Porcentaje de hogares unipersonales, 1960 a 2018», Se hace clic en la pestaña «tabla» para encontrar los porcentajes específicos de cada nación para los datos más recientes disponibles (2018 o, a veces, antes).

Las naciones con el porcentaje más alto de hogares que son hogares unipersonales, 40 por ciento o más, son:

45,8 por ciento Noruega

44,1 por ciento Dinamarca

43,0 por ciento Finlandia

42,5 por ciento Suecia

41,7 por ciento Alemania

40,3 por ciento Estonia

Eso significa que, en Noruega, si tocaras puertas al azar, casi cada dos veces, te recibiría una persona que vive sola. En todos estos lugares, encontrarás una persona que vive sola al menos el 40 por ciento del tiempo.

Todas estas son naciones nórdicas, excepto Estonia (una nación báltica) y Alemania. Islandia, otro país nórdico, también tiene un alto porcentaje de hogares unipersonales: 31,0 por ciento.

Otros países en los que más del 30 % de los hogares son hogares unipersonales son (empezando por los porcentajes más altos) los Países Bajos, Suiza, Lituania, Austria, Francia, Letonia, Bélgica, Japón, Liechtenstein, Luxemburgo, Bulgaria, Hungría, Italia, y Sint Maarten (parte holandesa).

¿Qué países tienen las proporciones más bajas de personas que viven solas?

La nación donde es menos probable que las personas vivan solas es Afganistán, donde solo el 0,2 por ciento de todos los hogares son hogares unipersonales. En Pakistán, solo el 1,1 por ciento de los hogares son hogares unipersonales, y en Irak, solo el 1,2 por ciento (pero los datos más recientes no son muy recientes, 1997).

Otros países en los que menos del 5 por ciento de todos los hogares son hogares unipersonales son (empezando por los porcentajes más pequeños) Bangladesh, Yemen, Tayikistán, Níger, Malí, Camboya, Palestina, Sierra Leona, Guatemala, Sudán del Sur, Jordania, Guinea, Nicaragua, Comoras y Filipinas.

Una muestra de las tasas de personas que viven solas en otras naciones

En el Reino Unido, EE. UU., Canadá y Australia, entre uno de cada cuatro y uno de cada tres hogares son hogares unipersonales. Las tasas son similares en Sudáfrica y Corea del Sur. (Nuevamente, los datos son de 2018 o, a veces, antes).

29,9 por ciento Reino Unido

28,0 por ciento EE. UU.

27,6 por ciento Canadá

26,8 por ciento Sudáfrica

25,0 por ciento Australia

23,9 por ciento Corea del Sur

Vivir solo es mucho menos común en otros países, como:

10.0 por ciento México

8,6 por ciento China

7,7 por ciento India

La psicología y la economía de vivir solo: ¿Qué importa?

En una publicación anterior en Living Single, se describio algunos de los factores psicológicos, culturales y económicos que nos ayudan a comprender por qué las tasas de vivir solo son tan diferentes en diferentes países. Incluyen, por ejemplo, si es posible vivir solo (en las naciones más ricas, más personas pueden permitírselo) y si es deseable vivir solo (donde los lazos familiares son más valorados, más personas viven con la familia, incluso si pueden permitirse vivir solos).

En la misma publicación, también se mostró cómo varían las tasas de vivir solo en todo el mundo, según la edad, el sexo y el estado civil. En otra publicación de Living Single, se centró específicamente en las personas que viven solas en la mediana edad.

Una tendencia es evidente para la gran mayoría de las naciones: el porcentaje de personas que viven solas está creciendo. Tendrán que cambiar muchas cosas para adaptarse a este aumento demográfico, desde cuestiones prácticas hasta factores más psicológicos, como nuestra comprensión de las vulnerabilidades y fortalezas de los que viven solos, como se ha discutido en otras ocasiones.

Fuente: Psychology Today

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *